Está saliendo con un negro

'Fortnite está tratando de romper el récord de la cantidad de personas que miran una pantalla en negro', bromeó por su parte King Ye, también a través de Twitter. Otros elogiaron el brillante movimiento de marketing de Epic Games, que convirtió el lanzamiento de esta nueva temporada en un evento global más allá de la comunidad de jugadores. En septiembre de 2019, Raúl ‘El Negro’ Araiza anunció en el programa Hoy que meses atrás y luego de 24 años de matrimonio con Fernanda Rodríguez habían decidido separarse bajo los mejores términos. Cinco meses después, el conductor acepta que ya dejó la soltería y que se está dando una nueva oportunidad en el amor con una compañera del programa Hoy. Pero a medida que la astronomía de ondas gravitacionales madure, nos permitirá explorar la naturaleza misma del espacio y el tiempo. Si bien ese día está muy lejos, no ha impedido que la gente de la teoría sueñe con nuevos descubrimientos. Por ejemplo, cómo se vería si un agujero negro y un agujero de gusano interactúan. El gas ionizado caliente está saliendo del disco de acreción de un agujero negro supermasivo y colisionando contra sus alrededores a una fracción significativa de la velocidad de la luz. Y este tipo de «ultra-fast outflow» (UFO) o «salida ultrarrápida» podría explicar la oscuridad casi vacía que rodea el centro de muchas galaxias, dicen ahora los astrónomos. Que hacias tu saliendo de la ducha con un negro?. Una de las preguntas que más recibo a diario de lectoras como tú es si se puede o no recuperar a un ex si él está saliendo con otra mujer. Y la respuesta es: Sí. PERO Como nada en esta vida es BLANCO o NEGRO, más bien, como dice el dicho, existen “distintos tonos de grises”, no todas ... Mi Hermana Esta Saliendo Con Un Chico Negro. 8/27/2018 ... hermana tiene algo que decirte –empezó a decir el –Lo que mi hermana intenta decir –intervino Jeremy– es que está saliendo con un rodeados de unas pestañas que parecían de encaje negro, sintió mariposas.

Madre

2020.09.23 16:21 Dantam93 Madre

*TAC*TAC*TAC*TAC*, con movimiento preciso de sus dedos, una esbelta figura negra se dibujaba como por arte de magia en el papel. *TAC*TAC*TAC* sus dedos eran ágiles, se movían por el teclado a una velocidad alarmante, siempre llegando a su objetivo con una precisión fría.
"Señor Bustamante, me podría repetir eso último, ¿por favor?"
"Claro, claro." Bustamante se arregla su corbata, dando un poco de aire a su tráquea, que es aplastada por una corbata barata comprada únicamente para aparentar. "El registro de los últimos clientes ha sido todo un éxito, punto, siguiente párrafo. Espero poder reunirnos pronto, coma, y así solucionar los problemas asociados con la plantación, punto final."
"¿Le releo la carta señor?"
"No María, gracias, tengo un poco de afán."
"Como usted desee. Iré a la oficina de correos lo más pronto posible. ¿Necesita alguna otra cosa?"
"Gracias, gracias nos veremos después"
"Hasta mañana señor Bustamante"
María arrancó la hoja de la máquina de escribir, la guardó en un sobre marcado con el nombre de Bustamante y la selló con cera dorada.
Tomó entre sus cosas una chaqueta larga y café un poco grande para su delgado cuerpo, pero le gustaba el espacio. Además, así nadie notaba cuando se robaba algún par de panes o golosinas que Bustamante tenía para la visita.
Salió a la calle y se encaminó a la oficina de correo. Con la mirada siempre adelante, María caminaba determinada. Esta tarde había salido algo más temprano de lo usual, podría llegar a su casa a leer un poco y hacer una comida especial. Después de todo, era su cumpleaños. Mientras sus tacones chocaban con las piedras irregulares del empedrado del centro de la ciudad, pensaba que hubiera podido coger un bus o un taxi, pero el día era soleado y quería disfrutarlo. Por el camino pudo ver muchas personas. Le gustaba mirar a la gente, sus facciones, sus caras, se imaginaba su día, su profesión y la vida que llevaban. Los fines de semana se dedicaba a esta actividad con su hermana. Sonrió, su hermana, no era el más brillante de todos los focos, pero sabía divertirse con ella. Antes podía salir al parque con su hermana casi a diario pero, desde que su madre se enfermó, no había tenido tiempo alguno. Su vida era trabajar y luego llegar a la casa a cuidar de ella. Hacía unos dos años que le habían hecho el diagnóstico: cáncer de seno.
Había sido un arduo proceso, con aproximadamente mil quinientas citas médicas. Todo había comenzado cuando su madre había sentido un pequeño bulto en su seno izquierdo. Al comienzo lo ignoró, sin embargo, con el tiempo su seno había cambiado y se había vuelto como el cuero, o como una naranja. Cuando pudieron conseguir que la viera un médico, ya era un poco tarde, además su madre no quería que le hicieran mucho más. Desde hacía unos años hablaba de encontrarse nuevamente su marido, que había muerto 10 años atrás. Por esta razón decidió irse del consultorio donde la estaban atendiendo, dejando a María pidiendo perdón, roja de la pena y la ira. Desde entonces todo había cambiado: su mamá se había enfermado, cada vez era más delgada y casi no se podía parar de la cama, lo que hacía que se le formarán costras en la espalda. Sin embargo, María tenía amigas que habían sido enfermeras y le habían dado consejos para manejar esta situación. María debía llegar en las tardes después del trabajo, parar a su mama de la cama, darle un baño con agua tibia y mover cada uno de los miembros de su cuerpo.
Esta era la rutina que tenía a María al borde de las lágrimas en las noches, pues se había convertido en madre de dos. Su hermana Cleo era otro trabajo, pues, aunque no era tan dependiente de ella como su madre, tenía algunas cosas difíciles de manejar. Por ejemplo, no sabía distinguir entre su zapato izquierdo o derecho, por lo que todas las mañanas era tarea de María ponerle los zapatos al derecho.
Llegó a la oficina de correo, saludó al encargado de envíos y entregó la carta de Bustamante. Salió nuevamente. No era pico todavía y podría coger un taxi para llegar cómodamente a su casa.
"TAXI" gritó por la calle hasta que el vehículo amarillo paró al frente de ella.
"¿A dónde?" le preguntó el conductor, parecía de 40 o 50 años, con un bigote negro y grueso sobre el labio.
"La carrera octava con veintiuna por favor"
"Claro"
Al subir al taxi sintió una ola de acidez en sus fosas nasales, pensó que todos los pelos de su nariz se habían quemado e inclusive llegó a pensar que su nariz se había perforado. "¿Podría bajar las ventanas? ¡Huele a muerto en este taxi!"
"Sí, lo siento señorita" el conductor bajó todas las ventanas, parecía un poco apenado, María se preguntó si acaso dormía en el taxi, pues vio un cambio de prendas en el puesto de copiloto. De cualquier forma, apestaba por lo que María sacó su larga nariz por fuera de la ventana, intentando huir del desagradable hedor. Fueron 20 minutos de viaje en los que María pensó que se iba a desmayar unas 30 veces. El conductor intentó charlar con ella, pero no podía alejar su nariz del aire fresco, o juraba que iba a morir en ese infernal vehículo de 4 ruedas. Por fin, vislumbró el parque al frente de su casa, pagó rápidamente y se bajó corriendo.
Abrió la puerta de la casa. "¡Hola! ¡Ya estoy en casa!" grito. En el cuarto de arriba se oyeron los pasos de Cleo, pesados, ansiosos, rápidos, como un niño gordo que bajaba a saludar a sus padres, pensando que estos traían dulces para él. "¡Cleotilde, necesito tu ayuda!" Entró a la cocina y buscó el dinero que guardaba en el tarro del arroz.
"Mari, Mari, mamá no está bien" Cleo hablaba asustada.
"¿Qué pasó ahora?"
"No sé, le duele la teta"
"Seno, Cleotilde, ¿qué te he dicho de esas groserías?"
"Perdón Mari, es que le duele mucho, tengo susto"
"¿Es el mismo seno que siempre le duele?"
"Si, pero esta vez es peor"
"Tranquila Cleo, ya subo y la reviso". Como siempre, su placer tendría que esperar, después pediría a Cleo que fuera a la tienda por un ponqué, para que celebraran sus 60 años, ahora tenía que revisar que su madre no estuviera muriendo o peor aún que tuviera que llevarla al hospital.
Subió por las escaleras de madera, que cedían un poco a cada paso que daba. Algunas crujían y otras parecían que se iban a zafar, pero María conocía su casa muy bien y sabía que esto no iba a pasar. Caminó por el corredor del segundo piso hasta la primera puerta. Tocó dos veces con los nudillos y abrió.
"Madre, Cleo me ha dicho que te duele el seno."
"Mija, acércate, quiero decirte algo" María cerró la puerta y se acercó lentamente a su madre. El cuarto en el que estaban era grande, con una cama para dos personas de un buen tamaño en donde, en el medio, reposaba su madre, una pequeña figura encorvada con el pelo plateado y una arruga por cada segundo que había vivido. Su madre debía que tener unos 80 años, nunca había estudiado y había quedado embarazada recién casada. Sin embargo, había tenido una vida feliz. Su esposo, el padre de María había sido el dueño de una pequeña tienda de zapatos y nunca faltó comida en la mesa. María estaba cerca a su madre y de repente sintió una bofetada en la cara. Tuvo que retroceder dos pasos. Su madre apestaba, no era posible, ella misma la había bañado la noche anterior.
"¿Madre qué hiciste? Apestas"
"Mija, creo que ahora si me muero"
"No digas estupideces"
"Se me abrió la teta. Mira" se quitó el camisón que tenía puesto. María ahogó un grito. En donde estaba el seno izquierdo de su madre ahora había un líquido verde claro, espeso, con algunos puntos negros, o rojos, no estaba segura.
"¿Qué te hiciste?"
"María me rascaba y de repente me exploté la teta. Me duele, me duele mucho"
"Espérate, voy a traer algo para limpiarte." Abrió el closet que se encontraba detrás de ella. Sus amigas, las enfermeras, le habían recomendado comprar gasas y guantes, por si acaso tenía que limpiar las heridas de la espalda. Sacó un paquete y se puso los guantes. Cogió una de las gasas y comenzó a limpiar a su mamá. El olor era insoportable, había tenido que retirarse al menos 3 veces mientras limpiaba, solo para poder aguantar un poco. Su madre gritaba, intentaba quitarla con la mano, pero no tenía suficientes fuerzas. Al final logró limpiarlo todo, solo era un pequeño hueco en el costado del seno. Decidió taparlo con algunas de las gasas limpias, lo aseguró con esparadrapo y se quitó los guantes, satisfecha con su trabajo. No había más pus a la vista.
"¿Quieres algo para el dolor?
"Por favor mija, me duele mucho" del mismo closet sacó unas gotas que le habían dado las enfermeras, morfina, esto la calmaría, pero debía tener cuidado de no darle mucho o podría morir ahogada.
"Abre la boca mamá" su madre obediente abrió de par en par los labios, sacó la lengua y esperó por el alivio del frío líquido. María le dio 5 gotas. Guardó el frasco en el clóset y se sentó al lado de su madre. "Ahora si me va a tocar bañarte toda mamá, no te puede dar pena con tus senos, mira lo que pasa por tus bobadas". Su madre parecía atontada, no sabía si era por el dolor o si era por la morfina, pero ahora no le respondería.
Bajó al primer piso, le dio las instrucciones a su hermana para comprar un ponqué de zanahoria, su favorito, y unas velas para celebrar su cumpleaños. Cleo la abrazó y salió corriendo. Mientras tanto María se bañaría. Subió a su cuarto y cerró la puerta. Entró al baño, prendió la ducha, se quitó su ropa y entró. El agua estaba caliente, deliciosa, lo necesitaba después de este día. Cogió su jabón con olor a rosas y se limpió. El olor era delicioso… ¿Lo era? María olió sus manos y solo pudo oler el líquido verde. Nuevamente cogió el jabón y volvió a lavarse de pies a cabeza. Volvió a oler sus manos esperando oler a rosas, pero solo olía a su madre. Una tercera vez cogió el jabón y esta vez se lavó hasta quedar roja. Volvió a oler sus manos. Rosas, por fin. Se tranquilizó. Se lavó el pelo y terminó su baño. Oyó que en el piso de abajo su hermana estaba preparando el ponqué con las velas. María estaba emocionada, hacía un tiempo nadie hacía nada para ella. Se arregló y bajo.
“¡Mari! No tenían ponqué de zanahoria, pero compre de naranja con arequipe. Espero te guste mucho. Eres la mejor hermana mayor de todas. Te quiero.”
“Cleo no te preocupes, la naranja también me gusta. Yo te quiero a ti hermanita” la verdad era que María odiaba la naranja y el arequipe, pero no podía culpar a su hermana. Cleo tenía 20 años menos que ella, sus padres habían tenido un “feliz accidente”. Desde pequeña sabía que Cleo era diferente al resto. Tuvieron que sacarla del colegio porque los profesores decían que era retrasada, pero era la mejor hermana que hubiera podido pedir, siempre alegre, siempre dispuesta a darle un abrazo. Sopló las velas del ponqué y se sirvió un pedazo pequeño, Cleo casi se come la mitad del ponqué, pero María le dio un pedazo un poco más moderado. Después de comer era hora de revisar a mamá. María entró en el cuarto.
“Mamá hay ponqué si quieres. Es mi cumpleaños, no se si te acuerdas” no hubo respuesta. “¿Mamá?” se acercó a la cama de su madre. Por un momento pensó que se había pasado con la morfina, pero el movimiento del pecho de su madre la calmó, aún respiraba. Se acercó un poco más. Nuevamente le tocó retroceder, el hedor de su madre no había mejorado, sintió como penetraba cada uno de los poros de su cuerpo. El olor se mezcló con el sabor del arequipe en su boca, María buscó una caneca para vomitar. Decidió revisar el vendaje improvisado que había hecho, el cual estaba mojado por el líquido verde. Por el momento lo dejaría así y en la mañana llevaría a su madre al hospital. Llamaría a Bustamante y le pediría el permiso.
Salió del cuarto de su madre y llamó a Cleo para dormir. Se despidió con un beso en la frente y se encerró en su cuarto. Se sentía sucia nuevamente, por lo que se metió en la ducha. Sacó un nuevo jabón, este con olor a naranja. Se restregó fuertemente el cuerpo completo, esta vez no olería a su madre. Se olió las manos. Mamá. No era posible. Volvió a lavarse una y otra vez, pero no lograba quitarse el olor de encima, siempre que volvía a llevarse las manos a la cara, olía a su madre. La imagen del seno lleno de pus entraba y salía de su cabeza. Se lavó con fuerza, seguía oliendo. Pensó que tal vez era su madre que estaba apestando toda la casa, después de llevarla al hospital todo mejoraría.
Se acostó. Entre más rápido durmiera, más rápido llegaría al hospital. Cerró los ojos e intentó dormir. Pero el olor penetraba su todo su cuerpo, sentía la suciedad, sentía como si el líquido verde estuviera encima de ella. Abrió los ojos, y no había nada. Se puso dos pedazos de papel en la nariz, pero el olor estaba adentro de ella. No había escapatoria. Abrió las ventanas de su cuarto y prendió las velas de su mesa de noche. Seguía ahí. Pasaron horas y María no había podido conciliar el sueño, cada vez que cerraba los ojos sentía como si de su cuerpo saliera pus y la arropara. Se metió a bañar dos, tres, cuatro veces más, sin éxito alguno. Ya era suficiente. Iba a limpiar a su madre.
Entró en la habitación y prendió la luz. Su madre seguía durmiendo. Quitó las vendas del seno, intentando no despertarla. Estaban húmedas y las botó de inmediato a la basura. Un hilo de líquido verdoso salía del seno de su madre. Cogió un nuevo paquete de gasas y lo tapó. Rápidamente, la gasa se humedeció, por lo que tuvo que poner una nueva, una y otra vez, hasta que se acabaron las gasas del nuevo paquete. Desesperada sacó más gasas, sin embargo, se acabaron otros dos paquetes. No sabía qué hacer, no aguantaba más ese hedor, penetrando su nariz, entrando por su boca, lo saboreaba cada vez que respiraba. Su madre dormía profundamente, parecía que estaba respirando más lento de lo usual, pero María no le puso mucha atención. Toda su atención estaba enfocada en el olor. En un momento de rabia decidió apretar el seno de su madre, lo que hizo que saliera más pus, María maldijo entre dientes, lo limpió nuevamente y para su sorpresa se dio cuenta que ahora salía menos líquido que antes. Volvió a presionar, esta vez con más fuerza el seno de su madre. Una explosión verdosa salió disparada de su madre. María sentía como si hubiera ganado. Lo limpió, pensando que sería la última vez, pero cuando terminó, se dio cuenta que había un resto que seguía saliendo. Apretó con fuerza el seno de su madre una y otra vez, pero seguía saliendo pus. María estaba al borde de las lágrimas, no sabía qué más podría hacer, pero sabía que no podía seguir así.
Entonces tuvo una idea. Se acercó al closet y abrió uno de los cajones. Sus amigas le habían recomendado tener cuchillas, por si debía quitar las costras de la espalda de su madre. Cogió una cuchilla y la admiró, el frío metal brillaba con la luz del cuarto, sin una mancha, perfectamente conservado para los procedimientos médicos. Se acercó a su madre, que no había despertado y acercó su herramienta al seno, al lugar donde el pus la invadía. Sin titubear cortó el seno de su madre, primero un poco, y luego llena de felicidad hizo un trazo tan grande como su puño. Botó la cuchilla lejos y empezó a apretar el seno con fuerza, para sacar cada gota de pus, ya no la molestaría más.
“¿Mari qué haces?” Cleo se encontraba en pijama en la puerta del cuarto.
“¡Cleo! Vete a dormir, estoy ayudando a mamá”
“¿Mari no le ofreciste ponqué a mamá?”
“Si le ofrecí Cleo, pero ahora está dormida, vete a tu cuarto y duerme”
“¿Por qué estás encima de mamá?”
“La estoy ayudando, por favor ve a dormir”
“Déjame despedirme, no pude darle las buenas noches”
“Vete a dormir, mamá está muy cansada”
“Quiero despedirme Mari”
“Cleotilde vete a tu cuarto en este instante, no lo voy a repetir otra vez” Cleo se acercó a María desafiante. Cuando estuvo suficientemente cerca palideció.
“¿A qué huele? ¿Qué es eso rojo en la cama de mamá?”
“¡Vete a dormir!”
“¿Mari que le hiciste a mamá?”
“La estoy ayudando” María se paró de la cama e intentó alejar a Cleo de su madre, pero su hermana era mucho más grande que ella. Se lanzó encima de María intentando llegar a su madre.
“¿Mamá? ¿Estás bien?”
“¡CLEOTILDE VETE A DORMIR YA!”
“Mari quítate que quiero estar con mi mamá” Cleo lanzó a María a un lado, como una muñeca de trapo. Cleo cogió a su mamá, gritando para que reaccionara, pero esta seguía en un sueño profundo. María estaba asustada, no sabía que Cleo la podía tratar así. Mas aún, no sabía que Cleo olía a pus, ahora que estaba cubierta de él. María vio como Cleo comenzaba a supurar por los oídos, la nariz y la boca. No podía ser cierto, parpadeo y seguía viéndolo. Solo había una solución.
“Cleo, tengo que ayudarte a ti también” con un rápido movimiento María cogió la cuchilla del piso, se trepó en la espalda de Cleo y comenzó a apuñalar a Cleo en la cara, en la espalda, en el pecho. Chorros de pus comenzaron a salir de Cleo, como una fuente de líquido verde que nunca acababa. Su hermana peleó por unos minutos, pero se cansó y dejó de pelear. Ahora ambas dormían, y por fin María podría limpiar el desastre que habían hecho.
“Cleo mira lo que hiciste, y ahora adivina a quién le va a tocar limpiar todo esto”.
Se había demorado toda la noche, pero su madre y su hermana estaban impecables. No había pus en ningún lugar de la casa y al fin podría descansar. María salió de su casa. En la entrada los vecinos y un grupo de policías habían salido a visitarla, al fin tendría invitados en su cumpleaños. Los policías decidieron llevarla de paseo en su carro. Mientras unos hombres con batas blancas subieron y llevaron a su mamá y su hermana en otro carro, este más grande y blanco. María estaba tranquila, al fin olía a rosas.
submitted by Dantam93 to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.08.01 05:57 vicvegajuas_36 Aquellas veces que vi a la muerte.

Supongo que para estar al borde de llegar al 20% de mi vida (suponiendo que no muera antes de los 80) la muerte ha estado muy presente en mi corta vida. Tengo 5 "historias" que creo que valen la pena contar. En cada una el miedo estaba presente, y más que nada en la última. Pero empecemos por el principio.
Si no mal recuerdo, la primera experiencia que tuve fue con algún pez. Siempre he sido un fan de la acuariofilia. Obviamente que a mi temprana edad de 3 o 4 años no podía meter mano en la pecera, ese era un asunto más de mis padres. Pero era el que más la miraba. Vaya, que mi vista estaba perdida en ese tanque lleno de peces coloridos y hermosos. Y sin venir a cuento, miro por donde la vista usualmente no llega, y ahí está... Un pez que le han arrancado la cabeza mientras es devorado por los demás. Por aquellos compañeros con los que compartió su vida. No sabía muy bien qué pasaba, así que lo trataba de ignorar, aun cuando me daba cierto disgusto.
Pero eso solo fue el principio. Me gustaría que, en beneficio de la narrativa pudiera ir subiendo las cosas poco a poco, pero la vida no me dejó. Mi siguiente experiencia fue no un peldaño más arriba, sino un piso.
Vacaciones, en algún punto entre 2009 y 2011. Un pariente lejano fue asesinado a tiros. Yo no sabía quién era, ni siquiera a que familiares debería apuntar la mirada para medianamente comprender a quienes estábamos yendo a visitar al otro lado de país. Un viaje en carretera sorprendentemente divertido de unas 7 horas fue lo primero que me tocó. Hasta hubo una "canción de viaje" (Vuela Vuela, de Magneto. Aunque estoy seguro que realmente me estoy equivocando). Vamos, que por al menos un rato, todo parecía un viaje de vacaciones. Hasta que llegamos a una parte donde un cartel verde enorme anunciaba en una forma medio tenebrosa el nombre de aquel pueblo. Recuerdo que, casi de forma automática, apagaron la música. Pregunté el por qué, y la respuesta fue "Respeto al muerto"
No creo que pueda entender, incluso aun hoy en día el porqué de eso. No creo que ningún muerto pierda el tiempo en ir a regañarte, gritando "¡Apaga tu puta música, o no me muero!" Da igual.
Y la duda en mí no paró. Llegamos a la casa de esas personas una hora después. Me quedé pensando si el muerto me estaba oyendo. Y en el momento que una nota saliera del auto, reviviría o algo. Llegamos a la casa de la madre de este chico, todo era lúgubre. En este hermoso país (México), la muerte es diferente en cada lugar. Hay algunos que celebran casi de forma literal, va medio pueblo, tiran cohetes, sirven comida... y en otros es más ligero. Entierra y vámonos. Esa vez, era lo primero. Dios, pero vaya que era raro. Medio mundo estaba pálido. La madre del chico no la recuerdo mucho, pero era la que mejor se lo tomaba por lo que podía ver. Y ahí estuve, preguntándome si debía estar triste, o normal por una persona que ni siquiera sabía cómo era su cara, pero cuyo cuerpo en medio de la casa, guardado en una caja blanca. (y la vida me enseñaría, casi una década después de lo mal que estaba en sentirme "normal" ante la muerte de un desconocido, pero en un momento vamos a eso)
Siguiente día. Toda la familia está con mejor "ánimo". Era hora de llevar el cuerpo. Llegamos al cementerio, y nosotros nos mantenemos alejados del lugar de la familia. Y la madre, abrió el cajón, miró el cadáver, lloró, y lo cerró. Fue algo corto. Pero mi mente me ponía esa morbosidad de querer ver el cuerpo. Pensaba que aún tenía agujeros, o que estaría sangrando. Cierran finalmente ese cajón, y con una grúa, en un hoyo probablemente hecho en la madrugada, metieron el cajón. Ahí pasaron muchas cosas que pude comprender a medias. Alguien se tira a ese hoyo, lleva una especie de jícara con lo que creo que eran gusanos, y los coloca dentro del ataúd, abriéndolo lo justo para meter eso. Después, a todos nos dan una rosa. Aun me pregunto qué estaba pasando por mi cabeza, pero sentía que era un juego. Quien pudiera tirarla en el mero centro del cajón, ganaba. ¿Por? No lo sé, ideas retorcidas de un niño. Y se acabó. Cuando nos largamos de ahí, ya en la noche, me puse un poco feliz.
Al fin podía escuchar música de nuevo.
El tiempo pasó, e ignorando a la muerte de un perro que convivió con nosotros menos de una semana, y uno que otro pez... todo estaba tranquilo.
Lo más cercano que llegué a ver a eso, fueron mis propios intentos de matarme. No, nunca fue nada peligroso, pero supongo que estuve cerca. Lo peor que me pasó es que me drogué con unas pastillas que ni siquiera sabía para qué eran. Y, ahora que lo pienso, diablos. Tenía unos 9 años cuando eso pasó. En ese momento estaba mal, pero no sé qué me llevó a pensar a hacer eso. Supongo que la idea de que jodería a todos haciendo que no pudieran escuchar música por semanas jeje. Y lo peor no me llegaría, eso sería para la secundaria. Pero eso ya es harina de otro costal, otro costal feo y enorme.
Mi abuela falleció a la mitad de la secundaria. No te engañaré, era una persona que amaba mucho. No solo por la gran persona que era, si no por su relación conmigo. Vamos, que era el nieto preferido (de entre unos 15) y era un honor. Más que nada creo que porque éramos amigos. Buenos amigos...
Todo fue repentino. Esteba en el cine junto a mi papá en una noche de jueves, viendo el estreno de "Star wars: Los ultimos jedi", y mi madre le habla a mi padre. Me dice con cierta tranquilidad que mi abuela está mal, y si deberíamos salirnos e ir a verla. Pero su tono de voz era muy casual. Demasiado... No era la primera vez que ella se ponía mal. Venga, que ya llevaba 85 primaveras. Así que le dije que mejor la buscaríamos mañana.
Viernes. Es un día espectacularmente feliz. Tenía mi clase favorita, a mis amigos, y simplemente era el hecho de ser viernes. Pero a la salida veo a mi madre, vestida de negro. La saludo, y la noto muy seria. Mi primera pregunta, era como estaba mi abuela. No hay respuesta. Insisto. No hay respuesta. Me enojo un poco, y tratando de dejar de lado ese pensamiento que estaba dominando mi cerebro le pregunto una vez más. Todos los hijos conocemos a ese lado inusual de nuestros padres, aquel lado frio e incómodo. Y ese lado se manifestó al decirme que me diría en el auto.
Y sentado, un poco mareado y con mi corazón desbocándose fue como me enteré que mi abuela había muerto. Trataron de decirme de una forma dulce, pero creo que fue para peor. La verdad, fue todo muy triste al principio. Y fue por un par de años la vez que más miedo pasé. Llegar a una funeraria, y entrar a aquella sala privada, con mis familiares llorando y vestidos de nuevo de negro.
Pero cuando el miedo llegó sin avisar, fue cuando mi madre me obligó a ver al cadáver de mi abuela. Me resistí. No quería. Definitivamente no. Pero, una cuestión de religión, o, quizás la necesidad de que yo también sufriera lo que todos pasaban, tuve que verla tras ese cristal. Y ahí estaba. No sé qué decir realmente sobre esto. Se veía en paz al fin. Y eso era un poco reconfortante.
Las horas pasaron, y más gente llegaba. Hubo un rezo, en la última noche. No aguante. No, no podía soportar estar por media hora rogando porque el alma de mi abuela no fuera al purgatorio. Era algo horrible. Y, con todo respeto a la gente que cree en dios, todo aquello fue una de las razones por las que hoy en día me considero agnóstico. Ese tiempo durante el largo rezo fue horrible. No me sentía "agarrado" por dios. Me sentía simplemente abandonado, rezándole al aire por el alma de una persona que en vida fue un pan de... dios.
Pero llegó el siguiente día. Al entierro llegaron, al menos creo yo, más de 70 personas. Ahí me di cuenta de una cosa. Por más triste que fuera la cosa, mi abuela tuvo 85 años para hacer lo que quisiera con su vida. Y se veía reflejado en la cara de los demás. Más de 70 personas, deprimidas por la partida de una persona así. Y ahí... ahí más que nada empecé a sentir respeto. Su tiempo en esta tierra había terminado, pero la había usado para ser una gran persona. Y para sacar a adelante a los demás. Y, cuando la enterraron encima de mi abuelo, quien se había adelantado hacía más de 18 años, si, estaba llorando... pero al mismo tiempo no podía sentirme tan orgulloso y suertudo de haber compartido una buena parte de mi vida con alguien así.
Al menos yo sí... porque mis tíos... tremendos bastardos. Me reía de los chistes de los terrenos de la abuela, pero santo dios. No creía que en menos de 72 horas tras estar bajo el suelo, mis familiares mostrarían su verdadera... saña.
Cuando la navidad llegó, la familia estaba destrozada. Y no tenía miedo de que jamás nos veríamos de nuevo. De hecho... me sentía tranquilo al entender lo pendejos y roñosos que eran.
La muerte quiso divertirse una vez más. Y, en menos de un año, se llevó al tío más veterano. No habría pasado un mes de la muerte de mi abuela cuando el cáncer llegó.
Él fue una buena persona durante 60 de sus 61 años vividos. Pero cambió. No sé si culpar a algo en específico. Pero simplemente, algo salió de él. La verdad es que no me daría miedo decir que fue un poco cabrón un par de meses antes de la tragedia. Pero es lo que hay con la muerte. Y mi tío, mi tío sabía cuándo moriría. No creo que estuviera listo para ver a la muerte de frente los primeros meses (de ahí porque se convirtió en un cabrón), pero al final, él y su familia lo aceptaron. Y, la vida, como queriendo jugar con nosotros, de nuevo nos informó con una llamada mientras que estábamos viendo una película, de que estaba grave. Pero al menos esta vez, estábamos seguros de que "eso" pasaría.
Supongo que la historia se repite en gran parte. De nuevo entre a una funeraria llena de gente llorando, y de nuevo me obligaron a ver su cadáver. Si, se veía muy diferente a aquel tío que conocí en las reuniones familiares, fiestas y quien había sido la primera persona en darme dinero por trabajar.
No me sentía tan mal. De hecho, me sentía mal por no sentirme mal. Y peor aún me sentía porque me reí en su funeral. Estaba con una buena amiga, y la verdad, solo tratamos de animarnos un poco. No, no me burlaba de él. Si no, solo trataba de buscarle la irreverencia a todo esto. Además, si no lo hacía, mi ansiedad me mataría. No soporto los funerales. Es un NO para mí. Ese rollo de tener un cadáver rodeado de gente me parece medio diabólico. Más para ser algo usual en la religión. Aquí solo puedo decir que me sentí... triste de nuevo. Pero, también un poco... ¿agradecido? Por el hecho de que dejó de sufrir. Y, eso siempre es bueno.
Pero nada me prepararía para ver la transformación de la muerte en carne propia.
Pasaron 2 años. Y finalmente estaba en la preparatoria. No me iba mal. Me sentía en un lugar donde, aunque aún estaba la inmadurez clásica de adolescente, no todos eran unos sínicos de morondanga. Las personas que odiaba se habían ido, y aquellos que no, pareció que el hecho de que los "malotes" dejarán el colegio, les había dado la libertad para actuar como eran realmente.
Llega el día. Viernes, última clase. Aquel maestro de Física que era apodado de forma cariñosa como "Frozono" por su aspecto ridículamente parecido al personaje de Pixar dejó un proyecto:
Ir a un parque de atracciones y hacer los cálculos para medir cuanta velocidad hace un juego.
¿Sencillo, no?
Además, iría con mi equipo de física. Sería la primera vez que saldría con mis amigos un día entero por decisión propia (bueno, obligada por un maestro solo un poco).
Sentí un poco como si creciera. Que ya estaba haciéndome el "adulto" (con 14 años...)
Y llegó el sábado. Inclusive me levanté temprano ese día. Salí con mi madre y llegué al lugar donde debíamos ir. Y los encontré en la mera entrada. Nos saludamos, reímos y entramos... sin saber que habíamos entrado en una ruleta rusa de 20 personas.
Hicimos esa madre de experimento. Y, algo que noté desde el principio era que todo era viejo. Pero suponía que era normal, con la "historia" tan larga de ese lugar. Tras subirnos a ese juego, y tomar el tiempo, suponíamos que era todo. Pero, la única adulta que estaba en ese momento con nosotros, decidió que nos compraría un pase para todo el día. Su hijo es una persona solitaria, y se sentía feliz de vernos juntos como amigos.
Y el revólver con veinte balas comenzó a girar. Con las balas yendo y viniendo. Sin saber si dispararía las veinte, o si se atascaría...
Mi amigo estaba aterrado de mi propuesta de subirnos a todas las montañas rusas. Y yo quería empezar con la más vieja. Una bella montaña de madera blanca. Pero a él le aterraba. Y no lo negaré, a mí también. Pero yo estaba convencido que debía perderles el miedo. Por lo que di la idea de finalmente ir primero a la más nueva. Una de metal que parecía no tener más de 5 años ahí.
Vamos, y la fila es sorprendentemente corta. No más de 30 personas. Llegamos. Va la primera vuelta. Seguimos siendo treinta. Hablamos de cosas banales. Segunda vuelta. La fila preferencial nos mantiene con 25 personas. Ahora nos quedamos sin temas de conversación. Tercera vuelta. No había muchos en esa fila preferencial, por lo que ahora somos 16. Bromeo con la película de Destino Final 3 al ver bien el juego, que estaba en terrible estado. Risas. Silencio. Cuarta vuelta. Parece ser nuestro turno. Pero esa fila preferencial... esa cosa salvó a aquellos que pagaron un poco más. El número se queda así y seguimos de pie... Quinta vuelta. Durante esta, llega un par de parejas. Jóvenes. Nunca me dirigieron la palabra, pero automáticamente me cayeron bien. No llega nadie por la fila preferencial. Al fin vamos todos. Estoy un poco nervioso, pero sorprendentemente feliz para lo que estaba a punto de hacer. Los tres queríamos ir en la parte de atrás. "¡Se siente mejor!" o "está con madre el jalón"
Pero, hubo algo en mí, que me dijo que deberíamos respetar la fila. Casi cuando mis amigos estaban por entrar en el vagón. Y nos metimos al penúltimo. Ahora estaba muy feliz. Y la máquina comenzó a andar justo cuando el dichoso último vagón estaba siendo asegurado. Ahí iban esas dos parejas. El juego comienza. Una enorme cuesta nos presenta el camino. Y sin saberlo, el revólver ya estaba listo, cargado y apuntando. Llegamos a la bajada. El juego para un poco sin detenerse.
Y caemos. Empiezo a gritar. Estoy gozando esto. Estoy feliz. Ya no le tenía miedo. Bajamos a más de 60 kilómetros por hora. Tomamos una curva y el juego vuelve a subir.
Y caemos. Pero esta vez llega mi mayor miedo. Los loops. 2. Los tomamos sin siquiera darnos cuenta de lo que pasaba. Volvemos a subir una vez más a por el último loop.
Y caemos. Tomamos el loop, estoy gritando a todo pulmón. Una fuerza gigantesca provoca que mi cuerpo vaya hacia abajo. Un fuerte golpe se escucha. Mi pierna. Mi pierna duele mucho de la nada. Subimos de nuevo.
Y caen. Una pequeña bajada es tomada con mucha fuerza, pero la subida ya no. El tren empieza a columpiarse al no tener fuerza. Puedo levantar al fin la mirada.
Mi primer pensamiento fue que había sucedido un error. Que pronto volvería a su normalidad y terminaríamos el recorrido. Mi siguiente pensamiento fue que estaban ya preparándose para Halloween desde septiembre, ya que había un vagón estrellado en el suelo. Simulando un accidente.
Tuvieron que pasar segundos para que mi mente se coordinara con mis ojos. Ese adorno tenía a dos personas. Y aquel vagón no era un adorno. Hace menos de cinco segundos estaba detrás de nosotros.
A algo se dirige mi vista. Como cuando la pecera. A ese lugar incómodo donde la vista no debía ir.
Ahí estaba el pez. Solo que era el joven simpático. Y al igual que ese pez, le faltaba una parte de la cabeza. Sentí una coordinación bizarra, ya que cuando comprendí lo que estaba pasando, y empecé a gritar, todos los demás se me unieron.
Miré a mi amigo. Tenía sangre en la cara. De nuevo voltee a mirar el juego. La sangre estaba hasta lo más alto de este. Y vuelvo a mirar a ese joven. Está aún vivo. Con un espacio en su cabeza donde hay un charco de sangre, más otro que hay en el suelo con restos de carne. Y ahí fue la vez que más miedo sentí en mi vida. Estaba viendo por primera vez a la muerte en todas sus fases. Ví como el chico, desorientado y con su playera blanca que revelaba la cantidad de sangre que perdía, tratando de mirar a su pareja. Tratando de abrazarla. Tratando de levantar su cabeza, ya que por la posición del carro literalmente se le estaba saliendo el cerebro. Y finalmente, se dejó de mover, en los brazos de su novia.
Casi dos minutos después alguien se asoma a ver que estaba pasando. Cuando esas personas que parecían no ser las que deberían salvarnos, hacían lo que podían por sacarnos de ahí me dí cuenta de algo. Faltaban los otros dos. Y le preguntaba a mi amigo que tenía la cara pálida, y la sangre cayendo por su mejilla donde estaban. Nada. No hay respuesta. Y sin saberlo, uno de ellos estaba tirado un poco adelante del vagón, sin que ninguno de nosotros lo viéramos. Muerto. Y la otra chica, estaba viva, pero aun así tirada.
Nos quitan la seguridad y nos ayudan a bajar. Sigo aterrado por ver como ese tipo esta palidecía más y más con una cara perdida. Y su novia solo lo abrazaba. Aún caía la sangre de su cabeza.
Cuando pude bajar sentí el dolor en mi pierna. Casi tropiezo. Doy una mirada al charco de sangre. Y escucho algo que me parte el corazón. Una niña. No debía de tener más de 10 años. Le llora a su papá por que pisó un pedazo de cerebro. Alguien comienza a vomitar. Una guardia nos abraza y nos dice que todo estará bien. Y, como una última broma de ese macabro juego, miro al suelo tratando de tranquilizarme. Como en una película veo gotas de sangre que cada vez se hacen más grandes hasta que llegan a un pedazo de cráneo con un poco de cerebro. Con una voz débil le pregunto a la guardia si eso es lo que creo, a lo que me dice que sí, y que siguiera.
Nos encerraron en una habitación.
No revisiones médicas, ni tranquilidad.
No escucho nada. Mi cabeza repite una y otra vez la escena.
Cuando recuperé un poco el sentido de todo, solo era caos y más caos. Gente llorando. Gente abrazando a sus familiares. Mi amigo peleando con un guardia y la madre de mi amigo abrazándolo entre lágrimas.
Y al fin, tras lo que pudieron ser 5 minutos, pero se sintieron horas, comprendí lo que pasó.
Vi a alguien morir.
No creo que sea necesario detallar que pasó después. Simplemente tuvimos que salir corriendo de ese lugar. Tuve que dejar la escuela por un mes. Y tuve que tomar hasta una medicación. Me hundí en una depresión y la ansiedad me asesinaba.
Lo pienso, y es irónico. Pero la muerte por la que más he sufrido fue de un completo extraño.
Reflexionado un poco sobre esto, ya a casi un puto año de eso, aquí me doy cuenta de que esa fue la vez que más miedo pasé. No solo por la impresión. Fue algo tan fuerte que hizo que un escritor de horror, que le gusta escribir y ver escenas gore estuviera perturbado por algo así.
No solo porque el tipo murió en manos de su novia.
No solo porque no debía tener más de 20 años.
No solo por la sangre.
Si no por el hecho de ver todo. A lujo de detalle. Y pensar que de alguna forma esa persona estaba viva. Y además, por el hecho de que por nada pude haber sido el que hubiera tenido la cabeza partida. Por un largo momento me culpé a mí mismo. Que yo los había asesinado. Y que era mi culpa. El miedo estuvo conmigo por más de 5 meses. Empecé a verlo. Con la cabeza abierta, sangrando y parado en la puerta de mi cuarto en la madrugada. Ese mismo miedo me perturbó el sueño. Cada que soñaba, era lo mismo. Sangre y montañas. (Inclusive ahora, me tiemblan un poco las manos y me cuesta tantito respirar al escribir esto)
Y, si lo de mi abuela no me había hecho completamente agnóstico, esto si.
Todo mundo le agradecía a dios que estaba vivo. Cosa que creo entender. Lo que ya no, es que me pidieran que yo hiciera lo mismo. ¿Qué le voy a agradecer a dios? ¿Qué me salvó por alguna razón a mí, mientras dejaba que otros dos murieran en mi cara? ¿No pudo evitar todo desde el principio?
Lo dejé en claro. Dios me ha abandonado. Desde hace mucho tiempo. Y yo no tengo ningún problema con eso. Es más, me siento más libre. Y no pienso en creer en algo así. Pero por favor. No me hagan creer en que debo de estar en deuda o algo.
Como dijo en su tiempo el Sr. Ricky Gervais: "Al final se morirán tus padres, tus amigos, y tú"
Y como dijo... (¿Era un filósofo o un científico?) Una persona más inteligente que yo hace mucho tiempo: "El orden de los factores no afecta a el producto"
Juro por dios (espera...) que no quiero terminar en una nota baja porque puedo. Así que tomen esto como una nota cruda, realista y atemorizante que puede que casualmente sea baja.
La muerte es inevitable. Eso es obvio. Y cada quien la verá sí o sí. Si tienes suerte de que de alguna forma nadie de tus cercanos muera, tú lo harás. Ella nos está acechando. Y debemos vivir con eso. Ya ni siquiera creo que debamos actuar como paranoicos. Digo, no te estoy pidiendo que seas imprudente. Matate tú, no a otros. Y si es mejor, deja que algo más allá que tus propias manos lo hagan. No vale la pena. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que funcione. Porque si no... Sigues vivo, y arruinado. Da igual. Solo hay dos formas de morir. Sabiendo que lo harás, o no. Vive la vida con prudencia. No te estanques en pensar que de algo hay que morir. Solo acéptalo y continua.
Estoy marcado por la muerte. Mi "corta" edad ya sirve para contar malas historias con ella. Y mi futuro estará ligado con ella. Me gusta el horror. Matar gente con solo el poder de los dedos. Y, además quisiera ser un paleontólogo. Básicamente investigar cosas que están tan muertas que son rocas. Rayos. Yo solo me metí el pie con esto. Mi mayor miedo, creo que no es que me muera, si no que los demás lo hagan. Y tremendas profesiones agarré para tener miedo.
Pero supongo que está bien. Al fin y al cabo la vida termina de un momento a otro. "Estás vivo" "¡Pues ya no, felicidades!"
Es, por más rudo que suene, es un 50% suerte y un 50% tu responsabilidad mantenerte vivo. Una ruleta rusa que te dará sí o sí. Creo que lo que quiero concluir es que por algo estamos vivos. Y también por algo nos morimos tan fácil. Al final eso no importa. Como dicen "Vales más por cómo viviste que por cómo moriste" Cuando estés en el suelo sangrando, en el hospital entubado, cayendo de un avión, o siendo prendido en llamas por un loco, al final solo valdrá la pregunta "¿Hice algo bueno con mi vida?
Y mirarás a la muerte directo a los ojos por primera y única vez, mientras todo se apaga lentamente y tu existencia termina...
submitted by vicvegajuas_36 to eldiario [link] [comments]


2020.07.28 07:43 Cl_z0mb1e Un miércoles

Era miércoles, el día del aniversario de mis padres. Ya no recuerdo bien el año. Era miércoles porque tocaban lentejas, pero pedimos pizza para comer. O eso creo recordar, en ocasiones es difícil mirar atrás a tiempos más turbulentos. No importa, lo que importa es que era su aniversario. Era el primero que mi hermano no pasaría con nosotros, por eso recuerdo que día fue, después de todo, el día no tiene mucho destacable. Fue un día calmo en general. El ánimo era más bajo de lo normal, al fin y al cabo, Mati era el hablador de los dos. Siempre que estaba en la casa se sentía, hablaba harto, fuerte y cuando se movía por la casa se notaba su presencia porque no podía pasar en silencio. Lo que en ocasiones era irritante, pero al menos sabías que andaba por allí. Así que es normal que en su ausencia las reuniones tuviesen un ánimo más bajo.
Como iba diciendo, fue un día tranquilo. Comimos la pizza, conversamos, jugamos a las cartas y bebimos café, té y galletas. Para después pasar a descansar, una siesta antes de la once con las sobras de la pizza. Esa tarde en vez de tirarme en la cama a dormir siesta, me vestí y salí camino a la casa de Carlos, un amigo, que me tenía guardado el regalo que había comprado a mis padres. No era muy grande, pero quería sorprenderlos de verdad, en general no soy de hacer esas cosas, pero Mati me convenció de hacerlo antes de irse, que les sorprendiera con eso, que él me ayudaba.
Bueno continúo, fui caminando. La casa de Carlos no quedaba muy lejos y me apetecía caminar, ya que el clima estaba agradable para pasear. Como estaba disfrutando del camino, se me ocurrió desviarme un poco y pasar por una plaza cercana a sentarme un rato y disfrutar del silencio, si es que tenía la suerte de encontrarla vacía. Después de todo nunca he sido de esas personas que les sale fácil comenzar una conversación con otros o, mejor dicho, seguirla. Empezar es fácil, para eso existen los saludos, pero nunca se cómo proseguir.
Cuando estaba llegando a la plaza, por la vereda justo enfrente de esta, en una casa con un portón blanco, había una señora con muletas y con notorios problemas para abrir la puerta. Pensé en que lo correcto sería ayudarle. Pero nunca he sido bueno acercándome a la gente, después de todo suele suceder que quieren charlar y eso, como dije, no va conmigo. Me desentendí del tema, aun con más ánimo, al ver que en la plaza había una pareja joven y un niño. Supuse que ellos podrían ayudarle, así que estaba decidido, pasaría de largo en dirección a mi otro destino.
Cuando iba pasando por la plaza miré en dirección de la pareja, al parecer aun no notaban a la señora. En ese momento desde atrás mío siento un llamado, una voz de abuelita “Joven, joven”. Hice como que no escuchaba y proseguí, después de todo podría estar llamando a la pareja. Pero la señora continuó llamando, así que la miré, como para ver si me llamaba a mí.
Creo que hay pocas cosas que se graben tan profundamente en nuestra memoria como las experiencias extrañas. Y debo decir que esa mirada es una de las cosas más extrañas que he visto. Me explico. Cuando giré sobre mis talones para responder el llamado de la señora. Lo primero que vi fue que estaba mirando en mi dirección. Mierda, tendré que hablarle, pensé. Y ahí me fijé en su rostro. Lo que llamó mi atención, aquello que se me grabó en la memoria, fueron sus ojos. Cuando mi mirada analizó a su rostro, lo primero que noté fueron sus ojos, eran más grandes de lo normal, y eran completamente negros. Como que estuviesen vacíos. Que extraño, pensé. Eso no es normal. Quizás es porque está lejos y no veo bien. Pero a pesar de eso, su mirada se sentía incómodamente profunda. Cuando dejé de estar tan impresionado por esa extrañeza, me fijé que eso no era lo único extraño. Su cuello o, mejor dicho, su cabeza entera, estaba muy fuera del eje de su cuerpo. Como que se hubiese fracturado el cuello. No, mejor, como que fuese una serpiente saliendo de un agujero. Ahí es cuando quedé inmóvil. En ese momento, otro llamado de la señora me sacó de mi ensimismamiento. Sonaba normal, a diferencia de lo que estaba viendo. Parpadeé varias veces, creyendo que era alguna ilusión, y así podría sacarla de mi visión. Pero la extraña imagen no se iba. Me quedé unos segundos ahí parado, incrédulo de lo que mis ojos veían. Creo que sentí temor, no sé, una sensación extraña recorrió mi ser. No entendía como explicarme lo que pasaba. Nunca he sido de creer en cosas sobrenaturales, pero tampoco quería admitir que estaba teniendo alguna alucinación. De todas formas, lo que si sabía es que esa visión me estaba produciendo una incomodidad que no había sentido, una que recorría mi cuerpo y a la vez me producía una fascinación casi patológica.
Cuando me espabilé, decidí que lo mejor era ignorar eso y seguir caminando. Después de todo, aun cuando eso no fuese real, significaba que algo pasaba en mi cabeza y no me iba a quedar ahí en la calle para averiguarlo. Así que giré y continué caminando en dirección a casa de mi amigo. La señora me sonrió una última vez, mostrándome sus deformes dientes. Esa mirada vacía fija en mí y su cabeza puesta extrañamente sobre su cuerpo. La escuché un par de veces más, pero decidí que no era buena idea mirar atrás y comencé a caminar más rápido.
Cuando llegué donde Carlos me lavé la cara e intenté olvidar lo sucedido. No tenía mucho sentido darle vueltas a tan extraña experiencia, ya que eso sólo me iba a llevar por uno de dos caminos. O me obsesionaba por ello y por ende actuaba como un loco. Lo que habría sido irritante, pues no podría descansar y ya me había saltado la siesta de ese día. Eso implicaba demasiado desgaste y eso claramente no es lo mío. Y el otro, era investigar el hecho, asumiendo entonces que ese tipo de cosas existían. Pero nunca le he encontrado el sentido a creer en ese tipo de temas, no hay muchas pruebas, si es que siquiera las hay. Prefiero los libros de ficción, son menos trabajosos. Y bueno, después de todo, no tenía mucho tiempo. Tenía un regalo que entregar antes de que mi hermano llamase y arruinase la sorpresa.
submitted by Cl_z0mb1e to CreaUnCuento [link] [comments]


2020.07.07 18:52 nomes678 RWBY: sin titulo fijo a un.

Una pequeña caja.
En la culmine de una antigua ciudad de Vacuo que fue tallada en la misma roca de una enorme montaña. Los locales cercanos la llaman Arganta, la ciudad más vieja, guardando sus misterios solo para aquellos capases desentrañarlos.
Y ahí estaban un pequeño grupo de personas excavando en la sima hurgando sus arcaicas paredes y pisos.
Entre tantos caminos artefactos y otras piezas había una pequeña cueva, alejada del campamento descubierta ase unos meses y dentro de ella iluminada como antaño, una fila de antorchas que culminaban con la presencia de un hombre de mediana edad que examinaba y limpiaba una estatua, una pieza de arte desgradada por el paso del tiempo.
Ese hombre era Michell y su curiosidad por aquella pieza que desentonaba con el resto de la arquitectura de la ciudad, era algo que resaltar en él, por sus años de experiencia cosas así siempre al saba su fascinación por los misterios. Entre los posibles orígenes que pensaba, era que podía ser de algunas antiguas regiones de Mytral una de las conclusiones que llego por las pequeñas líneas encontradas en las manos de la figura y algunos trozos de los adornos de la cabeza, eran muy orientales para este reino.
Pero lo que mas le llamaba la atención. Era las manos que sujetaban una pequeña caja negras con bordes dorados, era la cosa más curiosa de todas era como si la estuviera protegiendo, apretándola en su pecho.
Ligeras suaves cepilladas pasaron por esa zona para intentar revelar un poco más el artefacto era como si las eras apenas hubieran pasado sobre la pequeña figura geométrica en comparación con la estatua.
Pero una voz le sacudió sus pensamientos.
_ ¡Seño Michell, venga rápido! - dijo un hombre más joven, un fauno de 23 años, con el rasgo de tener orejas de conejo saliendo de su casco de minero.
Sucio por el polvo del desierto se inclina, posando en sus rodillas, recuperando algo de aliento.
_ Están de vueeelta- jadeo- Y lo están esperan en la tienda… y el jefe pare un poco molesto.
_Y hora que quiere ese ricachón- dijo rezongando las palabras desde su nariz con un gesto de malhumor - mal paso dale prisa, Frodo- dijo mientras se levantaba y estira su cuerpo de mediana edad.
Ambos salieron de la cueva, la luz del medio día segó fácilmente a Michell, algo que solo duro un par de segundos, cuando aclaro su mirada la dirigió hacía la pequeña carpa que era su oficina, seguía al joven Frodo, el cual parecía bastante nervioso.
Sin perder nada de tiempo se encamino asta llegar a la carpa de color beis. Donde a dentro se encontraba El Director de La Academia de ciencia e historia de Atlas, Raúl Septen.
_Joven señor Septen- pronuncio el veterano arqueólogo - que debemos a esta insólita visita.
El muchacho frente a él solo debe tener unos 27 años, ojos verde pelo negro vistiendo un elegante esmoquin de color azul marino.
_ Maestro, Roal quiero ser lo más rápido y conciso posible, no sé cómo usted puede aguantar tal calor, para poder salir de aquí- Pronuncio en seco el joven- Muy pronto se acerca el cumpleaños de la heredera de la familia Schnee, Mi padre pensó en regalare algo único y exótico, las piedras preciosas y joyería de Atlas están sobre valorada. Asi que…
_ ¡¡¡Así que piensas dale algo de la excavación para una niña mimada!!!- Frodo expresa sorprendido- eso es inaudito … es una locura esta cosa no son para vender, ho ho ho… regalar.
_ Puedes callar a este insolente fauno- dijo dirigiéndose sus palabras a Michell -esto asunto es entre nosotros…
El hombre de mediana edad suspiro, da una pequeña sonrisa forzada algo que molesta a Frodo.
_Frodo lo siento… -expresa- por aquí señor - con un pequeño ademan levanta la cortina de la carpa para indicar el camino.
_Jeje- se jacta el joven director del museo- algunos saben cual es su lugar. Y bien Señor Roal que es lo que me quiere mostrar.?
No paso mucho, cuando ambos llegaron a la cueva que solo estaba Iluminada por antorchas, eso fue algo curioso no avía ningún tendido eléctrico solo anti cuadas antorchas era algo que pensaba Raúl Septen, que guiaban el camino, hasta llegar a una arruinada y vieja estatua que sobresalía de la pared, vagamente iluminada.
Michell avía pasado días en pulir y limpiar la pequeña sección de los dedos de la estatua cuando lo encontró, una pequeña caja negra de bordes dorados, a diferencia del resto del grupo que paseaban por otra área y asiendo otros trabajos. Esto para Michell era un proyecto personal y lo que estaba por hacer le dolería.
_Esta pequeña pieza de aquí puede ser que sea de su interés -presento Michell. -solo necesito unos días para poder extraerla.
_ ¿lLa estatua? - Pregunto Septen.
_ No, lo que esta entre sus dedos, es algo simple y muy conservado a pesar del tiempo, un pequeño cubo de oro negro y hasta donde se ve bordeado con juntas doradas, simple, llamativo y perfecto para una familia que predomina el color blanco.
_ Y así me quieres vender esta pisa insípida- dijo escéptico -la estatua es mejor… es bastante más icónico e impresionante, un claro icono de Vacuo.
La inexperiencia, sea avía echo presente rápidamente, algo que parecía divertí al arqueólogo.
_ Real mente quieres explicar donde sacaste tal figura, sé muy bien que algunos comerciantes del reino se hacen presente en las fiestas se Schee. Como colegas del museo sé que la señorita Moana FaWay estará presente.
La mirada del director se ensancho bastante a escuchar aquel nombre.
_Está bien tienes 4 días para traerme esa joyita- dijo sin muchas palabras para luego ser el primero en salir de la caverna.
Un poco después los pasos de Michell lo siguieron, al salir da un pequeño suspiro de alivio.
El joven director no dijo ni una palabra más, no dirigió su mirada a nadie asta llegar a su aeronave un DYAV (Despegue Y Aterrizaje Vertical) común mente llamado cabeza de toro Bullhead en otras lenguas. Bastante elegante pintado un marrón y verde, los propulsores en las puntas de las alas. Septen se arregló la vestimenta y procede a subir a la maquina y con un último vistazo al campamento da la orden al piloto de comenzar a despegar.
Cuando todo se avía calmado. El joven fauno de orejas de conejo se acerca molesto.
_ ¡Señor Michell! - replico – ¿Por qué, izo tal cosa ?, acaso esto solo… piensas en el dinero
Michell solo lo miro con calma y dijo.
_ Ese hombre es el jefe del museo piensa que pasaría a nuestra expedición, esto tampoco me gusta, pero a veces hay que hacer sacrificios, para seguir descubriendo. Además, este viejo tiene muchos trucos y amigos en atlas, que me pueden dar una mano o dos - dijo con una sonrisa en su rostro, volviendo de vuelta a su trabajo.
El joven Frodo solo se quedó pensativo, frotando su cabeza, estaba claro había mucho que no conocía del señor Michell.
Quería saber que opinan. gracias por favor comentarios constructibo pero si binen a inchar las partes nobles vallen a la ___ censurado__ y su Viejas. gracias por su comprecion
submitted by nomes678 to RWBY [link] [comments]


2020.06.29 09:13 nenuFare Mi aportación al rincón del artista!

Post inicial.
Seguramente poca gente participe y esto a pocos le importe pero yo como persona que dijo de hacer esto voy a cumplir y mostrar lo que he hecho esta semana con el tema de los pecados capitales.
Me ha costado mucho porqué quise salir de mi zona de confort y hacer algo mucho las realista. Mi estilo de escritura es pomposo y casi idílico, por lo que lo que hice me da ganas de rellenarlo de metáforas, palabras rimbombantes y largas descripciones. Pero no se puede, este texto va sobre una carta de un chico asustado y encerrado por días así que no debería see ni coherente, ni estar adornado por bonitas palabras. En fin... No estoy orgulloso de esto pero igualmente lo enseñó.
[TRIGGER WARNING: tiene contenido explícito, si no soportas este tipo de materiales por favor no lo leas]
“Querida madre: No sé porqué me atrevo a escribir está carta pero, así lo hago, peor aún si es probable que no leas esto... ¿Sabes todo lo que ha pasado estos días?
Todo comenzó cuando llegué a la iglesia. El camino había sido frío y peligroso, lleno de lúgubres vegetaciones y rocas que muchas veces se entorpecían a las ruedas del carro donde yo iba. Casi como si esos pedruscos estuvieran avisándome de que debía dar media vuelta y jamás entrar en esta iglesia. Pero llegué y entre en la zona verjada, el sitio está abandonado por el exterior. Al inicio pensé que sería una mala broma pero no lo era. ¿Cómo se puede creer que un edificio con la cruz rota, las hiedras trepando y el césped tan alto como un gigante sea atractivo? Realmente el aspecto exterior de mi nueva residencia estas semanas iba ser horrorosa, una jungla que solo he explorado un par de veces y que está llena de pecados dolorosos que arañaran tu piel haciéndote sangrar.
Cuando pisé por primera vez este alocado jardín delantero, como ya te dije con hierba tan alta y espesa que no puedes ver lo que hay a tu alrededor cuando te adentras en ella, me perdí. El vago sendero que se marcaba por un césped mucho más marchito y sin ninguna hierba alta se fue de mi vista en algún mi momento y acabé asustado en medio de la marea verde salvaje que era la hierba. Camine a ciegas, intentando ver el cielo todo lo que podía en un intento fallido de no perderme, en orientarme. No funcionó. Acabe incluso más desorientado y cuando pensé que aquella marea de hierba podría incluso ser infinita vi un claro donde un hombre vestido con sotana estaba de espaldas a mi dirección. ¡Había encontrado a uno de los hermanos que vivirían conmigo! Madre, no sabes la felicidad que eso me provocó. Ya no estaba perdido, estaba con alguien que me ayudaría a salir de ese lugar.
El hermano que vi se llamaba Narciso, y convenientemente cultivaba narcisos en ese mismo instante, cuando agotado pero feliz de verle me acerqué con la respiración pesada. Recuerdo que la charla que inicialmente tuvimos, en la cúal me dijo su nombre, fue bastante superficial. Hablamos de la espesa hierba y sobre mi llegada mediante el salvaje camino, pero el hermano siempre terminaba alabando sus flores por lo que terminé esa conversaicón muy pronto. Era extraño pero lo deje pasar por la euforia de verme capaz de salir de ese laberinto asfixiante de hierba verde.
Me ayudó a salir, no dijo ninguna palabra en el momento y un camino perfectamente construido entre la hierba se dejó ver mientras él se dirigía a él. Me quedé impactado en ese momento. ¿Como había podido ignorar la presencia de tan bien acicalada ruta y haberme perdido en la marea alrededor? De verdad que me encontraba perplejo mientras seguía los pasos elegantes y lentos del otro hermano.
Me llevó dentro de la abadía y el sonido de nuestros zapatos rebotó por todas las paredes. El sitio estaba pulcramente limpio y estéril de mobiliario. Estaba cansado del viaje y desaproveche mi única oportunidad de ver el contenido de las zonas comunes de la casa. Le indique al hermano de mi necesidad de ir al baño, intenté hacer mis necesidades cuando había estado entre las hierbas pero el remordimiento de hacer mis heces en el patio frontal de mi futura vivienda me lo impidió. Narciso fue muy amable, conduciendome a través de un sombrío y estrecho pasillo hasta un pequeño baño donde solo habían un retrete, una pileta y una bañera con una cortina que me impedía ver si había agua dentro de ella. Él se marchó, diciendo que debía seguir cuidando de sus queridas flores y que yo podría rondar por el lugar mientras no fuera la hora de la comida. A esa hora todos se dirigieron afuera donde almorzarían juntos antes de retomar sus santas actividades. Se me helaron los pelos, por alguna extraña razón cuando la puerta se cerró y me dejó lo que aparentaba estar solo.
Estaba algo nervioso tras su marcha. No soy un hombre miedoso, eso lo sabes mamá, pero el paradigma de encontrarme solo en el desconocido y extraño lugar me aterro por unos segundos. Igualmente, aún con esos intensos sentimientos me atreví a levantar la tapa del baño y decidí hacer aquello por lo que venía. Me baje el pantalón y pude al fin sentirme más ligero. Deje que es estrés y angustia que aquel lugar y aquel hermano me provocaron desaparecieran por un instante antes de levantarme y limpiarme con el material que habían dejado al lado. Estaba de espaldas al retrete y enfocado en mi labor por lo que cuando termine con esta y me gire, una imagen horrenda apareció frente a mi.
Un hombre, parecía ser muy mayor y tener los rasgos sumamente marcados. Estaba de cuclillas frente al retrete, su cabeza completamente metida en el agujero y ruidos morbosos de estar alimentando salían de su boca. Aquel hombre estaba comiendo mis heces, las estaba engullendo como un completo festín que arañaba lo esquizofrénico y el movimiento compulsivo. No podía parar y no lo hizo hasta que de la porcelana blanca sucia solo quedaron lineas de materia marrón. Él se levantó y se giró, pude ver bien su cara. Sus ojos brillaban con fuerza, felices y alegres mientras una sonrisa casi agradecida aparecía en su demacrado y arrugado rostro. Uno en el que aún quedaban restos de su anterior alimento, los cuales quitaba con una larga lengua que dejaba marcas brillosas de saliva allá donde elimina residuos marrones.
Sentí ganas de vomitar y en un instinto casi natural salí corriendo, incapaz de seguir observando el perturbador rostro de ese hombre. Sobrelleve mis manos a la boca y ahogue el impulso de echar la verde bilis por mi fauce. Corrí tanto como mi pesada ropa y mochila, mis cansadas rodillas y mi angustioso y vomitivo estado me permitieron, buscando encontrar el lugar más alejado de aquella persona en la casa. Por un momento pensé en Narciso, un solo segundo que más próximamente me mataría. No sabes cuanto me arrepiento, madre, de haber pensado en ese desalmado con nombre de flor.
Era cuestión de tiempo que fuera hora de comer y yo aún seguía corriendo por la casa, atemorizado de ver al anciano perturbado. Supongo que fue el destino, o la maligna mano de Dios la que me llevó a las cocinas de la casa. Algo en mi estómago se removió por extraño que pareciera y termine por llenarme de coraje y entrar en aquel lugar. Estaba desierto, una olla grande de cobre estaba hasta arriba de lo que parecía ser un guiso mientras al lado yacía una tabla de cortar con pequeños pedazos de carne colocados al extremo contrario de donde estaba el cuchillo que seguramente los habría cortado. Recuerdo ese detalle a la perfección, un detalle que escondía un grave trasfondo siniestro.
Me aventure e incluso me acerque a la olla, cuando estaba por probar la comida una voz me sorprendió. En la sala había otra persona, por primera vez una mujer. Llevaba un traje de monja y su cara era rechoncha, se notaba bien que se alimentaba con suficiencia. A los segundos aprecio otra mujer, está era delgadas e incluso parecía estar en los huesos. Las dos eran monjas y pensé que quizas podrían explicarme algo de lo que me pasó en el baño pero antes siquiera de poder decirles algo, me vieron y me sujetaron de un brazo y me arrastraron fuera de la cocina, dirección a una sala anexa que no pude ver debido a que se encontraba a oscuras. Comenzaron a cuchichear fuera de donde yo estaba y en algún momento el ruido del filo de un cuchillo sonó. Me llene de terro y juro por ti, madre, que temí por mi vida. Las luces se encendieron y el lugar se dejo ver. Si antes temía por mi vida ahora de verdad que me planteé el hacer mi último rezo. Las estanterias, de lo que en un pasado fue la despensa, ahora estaban llenas de tarros con organos humanos en un extraño líquido que parecía simular a la salmuera. La mayoría de esos despieces que por el tamaño solo podian ser partes de cuerpos humanos, eran corazones. Las dos monjas se acercaron de la posición en la que estaban antes, en el marco de entrada al lugar. El cuchillo brillante y visiblemente bien afilado reposaba en la mano derecha de la mas gordita. Estaba lista para convertirme en trocitos y... Seguramente usarme como ingrediente para un hirviente guiso.
No sé si fue Dios que se apidió de mi o fue la mas misera suerte, pero el sonido de la tapa de la olla caerse sonó. Obviamente la comida dentro de la olla había comenzado a desbordarse debido a la temperatura superior a la necesaria para cocinar el plato. Ambas mujeres corrieron, incluso dejaron caer el cuchillo y yo me avalance a sujetarlo con mis manos. Me protegí y pude escuchar entonces como ambas se gritaban entre ellas y por primera vez entender algo nitdidamente en sus dialogos. Una se llamaba Jilito y la otra Pomme.
Estuve minutos pegado a una pared, con mis manos apretando tan fuerte el mango del cuchillo que comenzaron a doler. Ninguna de las dos vino, seguían en la cocina porque podía oírles mover cosas. Hubo un momento donde pensé que vendrían, escuche sus pasos muy cerca. Contuve el aliento y cuando pensé en que tendría que acabar con la vida de una persona una campana sonó segundos después de que los pasos pararan. Estaba en el lado contrario de la pared. Espere minutos de nuevo en mi lugar, la persona que había tocado la campana había vuelto a sus labores. Hubo un momento donde se escucho un carro moverse y cuberteria sacarse, supe de inmediato que estaba pasando. Era la hora de la comida. Podría volver con el único que parecia normal en este lugar que era Narciso. Algo en mi se tranquilizo y con una valentia desconocida salí de mi escondito y asome la cabeza. La gordita y la delgada estaban saliendo del sitio con lo que parecía ser comida para ochos. Les seguí, estoy seguro de que sabían que yo iba detras de ellas, aprovechando la mala y escasa iluminación de la construcción.
Salieron de la casa y aunque fue un sendero tormentoso para mi, puesto todo lo que había ocurrido, les imite y termine por salir de la casa. De nuevo estaba en el jardín frontal y grande fue mi sorpresa cuando toda la verde y gigantesca hierba estaba consumiendose en circulos de fuego que se entrecruzaban como foguera provocada ya casi muerta. Había una mesa y en ella estaban cinco personas, había caras conocida. Estaba Narciso, lo cúal me calmaba, pero también estaba el insano del baño.
Fue por la intensa mirada del primero nombrado que siquiera me atreví a seguir dando pasos y unirme junto a las dos monja a la mesa. Me quedé sentado entre dos completos desconocidos, estos dos también vestidos con sus trajes religiosos correspondientes. Una era monja de muy bellos atributos, y otro era monje de seria y recta cara, con la nariz ligeramente torcida.
En la mesa se presentaron dos platos, en uno de ellos había hostias consagradas (lo cúal me parecio de muy poco respeto por parte de personas creyentes como las que me rodeaban) y en el otro aquel guiso que Dios sabe que jamás metería la cuchara en él. Rezaron brevemente y comenzaron a comer, todos tenían un ritmo y un estilo diferente. La mujer gordita parecía desesperada por el alimento y se tomó casi tres platos llenos hasta arriba. Narciso parecio lleno con solo la mitad del plato, dejando el sobrante en el mismo. El hombre del baño, que ahora si llevaba un hábito puesto comió el plato entero, limpiando con la lengua los restos. La mujer delgada casi no probó bocado, solo tomando el líquido con una cuchara que no parecía relucir por su limpieza. Las otras tres personas que no conocía comían con calma, uno de ellos casi parecía llorar por cada bocado que tomaba.
En el momento en el que todo terminaron de comer, habrían pasado unos treinta minutos desde que habían comenzado, comenzaron a hablar en un idioma que no pude entender. Todos hablaban al mismo tiempo, tan confuso por la lengua y la rapidez con la que pronunciaban cada sonido que no me fije que la única persona que no hablaba era la monja a mi lado. Ella estaba asborta mirando al punto medio de mis pantalones de una forma que parecia una niña pequeña en el descubrimiento de aquello que se encuentra entre sus piernas. Unas manos aparecieron de los sobrantes de sus mangas y delicadas y femeninas rodearon mi pierna, tan provocativamente que me cuestioné que tipo de monja practicaba castidad de ese modo. Antes siquiera de que pudiera quejarme sus uñas, que hasta ese momento no había notado y eran sumamente largas, se clavaron en mi pierna y mis venas comenzarona chorrear con fuerza mientras mi mente parecia ser teletransportada a otro universo.
La mente se me volvió roja, mientras pequeñas flores de narcisos, corazones amputados y heces caían como si fueran pétalos de cerezo en la primavera japonesa. Mis oidos pitaron y luego el dulce sonido de una nana en el mismo idioma en el que las personas de la mesa hablaban comenzó a rondarme como mosca que vuela sobre carne muerta. Me sentí aturdido y volando, mientras que un calor abismal me rodeaba. Estaba tan confundido como cuando me perdí entre la hierba, tan asqueado como cuando ese hombre se comió mis heces y tan aterrado como cuando aquellas monjas quisieron descuartizarme vivo. Pero sobretodo, me estaba desangrandome y eso fue lo que me llevó de nuevo a la realidad.
Mis ojos volvieron a enfocar cuando un dolor mayor apareció. Cuando el espectaculo rojizo desapareció la imagen de una ensangrentada pierna se vió. La parte de mi pierna, de rodilla para abajo había sido amputada y eso es lo que le había devuelto a la realidad. Quise gritar de dolor pero, tal era ese dolor, que no pude. Me llevé mis manos a la boca pero inevitablemente vomité esta vez. Pasaron minutos mientras el dolor parecia adherirse y hacerse sencillo de sobrellevar, durante todo este tiempo mi sangre brotaba maligna de la zona cortada. Cuando al fin el dolor fue aguantable debido a la insistencia del mismo por quedarse y no desvanecerse pudo observar una grotesca imagen frente a mi.
El monje de cara seria deboraba mi pierna sobre la mesa, a cuatro patas y como un puro animal con rabia. Estaba colerico mientras la monja que le había clavado sus uñas trataba de arrancarle la parte arrancada. La monja gordita disfrutaba lamiendo los dedos de mi pie como si fuese un plato delicatesse y la delgada parecia muy intereseada en la pelea del monje serio y la monja de uñas largas. Narciso reía mientras usaba la sangre derramada por toda la extensa mesa como vino, algo en mi corazón se rompió mientras veía eso.
El resto pareció importarme poco al saber que no era libre, que nadie me apoyaría tras saber que Narciso no estaba interesado en ayudarme, sino al contrario que disfrutaba del morbido espectaculo que habían formado gracias a mi costa. Quise llorar y lo hice, sin saber que el monje frente a mi, ese que pareciera llorar por cada mordisco que dió mientras comían, respondió violentamente ante mi acción. Se volvió loco y saltó de su sitio, agarrando las hostias sagradas y cortando su piel tan rapido y tantas veces que solo pude perderme cuando un mar de sangre caía por sus antebrazos. Todo estaba rojo mientras el se cortaba con aquel pan seco, mientra el monje de cara seria devoraba una de mis extremidades inferiores, mientras la monja de uñas largas trataba de arrebatarsela y mientras el dúo de monjas sádicas disfrutaba de los despieces que los dos que peleaban dejaban. Sobretodo, todo se volvió rojo cuando Narciso lanzó su copa de vino llena de mi propia sangre en mi dirección y la oscuridad me abarcó, estallando en negro con tanta intensidad como la copa que me reventó en la frente, dejandome insconsciente.
No quiero preocuparte madre, pero desde ese incidente he estado encerrado por esas personas. Me desperté en la habitación en la que actualmente te escribo y hace unos minutos la mano de Narciso dejó estas hojas y esta pluma con tinta. Me mandó que escribiera todo lo ocurrido y luego dejará la carta al lado de la puerta. Dicen que te van a enviar esto, dudo de la veracidad de sus palabras pero, madre, estoy tan desesperado que ni la fé ni rezar sin parar todo el día pueden darme esperanzas de vida. Han curado mal la amputación y poco a poco se está volviendo verde algunas zonas. Me estoy muriendo y yo solo quiero decirte que te aprecio y que porfavor, jamas te acerques a está casa del infierno.
Con cariño, tu hijo Esaú."
submitted by nenuFare to jaimealtozano [link] [comments]


2020.06.28 21:41 nomes678 En cazeria, de una alma perdida

Un Momento por la mañana.
Son las 4:45 de la mañana, y soy el único que no puede dormir de los dos. Miro el techo y luego a mi compañera, pensando como paso todo, en medio de tal oscuridad, sigo pensando como llegue a esto.
La luz del farol apenas se filtraba por la ventana como si fuera unos pequeños espectros danzando en medio de un salón, y al mismo tiempo podía sentir como la casa resuena con el cambio de temperatura, pequeños detalles que noto en un vano intento de céntrame en dormir, en tanto me ajito un poco para acomodarme, si querer la despierto, puedo sentir como se acerca, caminando por mi antebrazo hasta llegar a mi rostro y luego a mi oído.
_ No puedes dormir? – me pregunta en un susurro, frio y calmado.
No pude evitar molestarme, ante tal pregunta tan obvia. Ella sabía que ase como tres días que no puedo dormir, eso puso una mueca de disgusto en mi rostro ante tal comentario y a un más por el hecho de que ella; la felina negra simple mente se acomodó en mi hombro como su nueva cama.
_si- mascullo entre las sabanas-… por cuarte vez sí…- dije molesto.
_Ya que estas despierto, suspiro, me podés traer un poco de leche. – me dice suavemente.
Lo medite un poco, pero al final a cate su orden, no tenía nada más que hacer a tales horas.
Ella se movió cuando empecé a levantarme, agité un poco la colcha algo que hizo que la pequeña gatita negra se moviera por la ovia inercia, para luego acomodarse en la esquina de la cama. El suelo estaba frio era como caminar por un tempano de hilo, prendí la luz de mi cuarto y me encamino rápido a la cocina, me quede mirando el refrigerador por un rato a pesar del frio. Tomé aire lo más profundo que pude para luego abrir y tomar el cartón de leche, como odio ese maldito olor, tanto rancio, como fresco; la leche da asco. No tenía otra opción sin más lo puse en un tazón y lo llevé a mi cuarto.
_ Bueno aquí tienes, pequeña- digo al dejar el tazón en el suelo.
Luego solo apague la luz y me salte a la cama. La gatita negra sin perder tiempo, se baja, a pesar de no poder verla podía oírla como lamia, tomando el líquido. De inmediato, de una formar natural una pequeña imagen se comenzó a forma en mi cabeza una un poco indecente y la palabra “Nya” saliendo de sus labios, o dios fue inevitable pensar de esa manera un poco obscena, de su forma humana.
_ ¿Qué tanto, miras? -dijo ella.
_Nada…- expresé dándome vuelta para no verla- dije ligeramente incomodo, para luego cubriéndome con la sabana como si fuera un crio de 9 años.
“¿Que tonto, puede ver ella en la oscuridad?”
_ Si, claro suspiro sabes, no sé exactamente lo que piensas, pero estamos conectado de cierto modo así que puedo sentir cosas. - me decía maullando en las últimas palabras.
Al instante de terminar, un gran peso aterrizo sobre mí, me congele un instante, por el impacto. Sus pasos se volvieron más ligeros y cuidadosos, acercándose al cabezal de la cama y procedió a excavar como hacen los gatos reales para entrar, mientras en mi mente la seguía viéndola en su forma humana, algo que no ayudaba nada en la situación. Ella en un momento a otro, paro y se alejó, después de un rato la volví a sentirse avía escabullido entre las sabanas y lentamente se acercaba a mi rostro.
_OY, ¿Qué haces? – dije, sobre saltado- eso, eso dios – con la cara roja con un tomate.
No puedo ser que este cayendo ante una bruja, fantasma, gato; Con suma facilidad.
_ Ejejeje … virgen- dice con un tono con elegancia- A un eres un novato con las chicas, jeje- se rio burlonamente.
Y todo esto me lo decía de freten, como si de alguna manera se sintiera superior a mí.
_ ¡Ben aquí! – dije, sin pensar mientras me abalanzaba ante la entidad. – que no tengo, experiencia dices … ¡En toces se mi maestra! – exclame.
De un momento a otro ella centello en un tono morado. El brillo que dejo fue lo suficiente para iluminar, la habitación por unos segundos, mostrando a su forma real una chica de pequeña estatura, pelo negro uno de sus mechones tapaba uno de sus ojos celestes. Pude notar en su pálida mirada un sutil sonrojo era ver un pequeño par de frutillas posadas en la nieve.
_Diablos…- dije con cara roja, ttu. Tu - no puedo hacer esto.
Di marcha atrás, porque siempre soy así, no podía concretar tal acto, abecés maldigo mi maldito sentido común, que solo funciona en estas ocasiones.
_ Te lo dije eres un virgen que no sabes que hacer…
La mire casi al borde de la furia y la frustración, saben que al diablo, sin pensarlo la jalo así a mi atrapándola entre mi brazo y envolviéndonos con las sabanas, mi pulso se aceleró de cero a cien al igual que ella podía sentir sus latidos casi al mismo ritmo que los míos, su pequeño pecho era suave, me puse como un tomate, Ya no había retroceso, no empezamos a mover mis mano libre recorrió su suave piel la cual hizo que mascullo un ligero gemido, un maullido eso éxito y sobre todo como un novato nervioso.
No sé cómo esto escalo tan rápido
_ Tonto … ¿qué haces? … Ya. suéltame… - decía mascullado entre pequeños gemidos – sabes que pagaras esto mañana ¿verdad?
_si y no me importa real mente … Mi pequeña compañera. – dije igual mente agitado.
_Erik… Erik …
_Lucy … Lucy …
_Erik … ¡NO TONTO! … - brillando de nuevo y dándome un zarpazo en la cara. - Uno de ellos está cerca… ¡apresúrate, idiota!
Me grito, mientras se dirigía a la ventana, la mire por un segundo, no savia como responderle o decirle algo para este incomodo momento, en si no tenía ni ida que podía hacer.
Soy un idiota. El suelo tembló sacándome de mis ideas
_ demonios, ¡¡a hora voy!!- dije saltado de la cama al armario.
Lo abrí, sacado la ropa para estos casos, un par de tenis negros, un pantalón azules una remera verde, busos de color azul por el frio y juntos con una campera de color rojo con el símbolo de un As de póker pitado en la espalda.
Cada vez que esto pasaba me sentía en un videojuego, podía sentir el bufo de poder adicional dado por las prendas por los símbolos rúnicos cosidos alrededor de la vestimenta. Simple pero útiles.
_ ¡Está cada vez más cerca! - replica mi compañera.
Esa palabra, fueron seguidas por un temblor mayor que sacudió la casa y asiendo que algunas alarmas sonaran de algunos autos estacionados en la calle, chirriaran en pánico como animales en asustados.
_ ¡Diablo!... ¿a qué mierda, tendré que enfrentar? - no puede evitar tragar saliva.
Toma todo lo que podía del armario 4 machetas, dos lanzas y las 9 granadas Luminosas que hicimos hace unos días atrás, y un pequeño escudo ligero de chapa cortado en circular que igualmente estaba reforzada con runas como el resto de elementos que poseo y por último el morral de las posiciones curativas, me siento en un maldito RPG.
Ya listo me estiro un poco, me palmeo la cara para despertarme y traerme a la realidad.
_ Bien, ya estas listo- dice Lucy mientras saltaba a mi hombro.
_ Listo para morir…- dije con una pequeña sonrisa.
_Esa es la actitud- decía serenamente- yo preparare, tu entierro la corona de flores serán lilas
Ese pequeño no daba nada de confianza. La casa tiembla por tercera vez junto con el eco de más autos a la extraña sinfonía. Si tiempo que perder me encamino a mi destino.
Abriendo la puerta principal, salgo a toda prisa. El suelo se sacudo moviendo todo a su paso. Incluyéndonos, salto al cuarto sacudón, alzado su mirada me apunta con su patita un camino.
_ ¡por aquí! - luego salir corriendo.
Yo la sigo, mi entorno calmado, casi oscuro iluminado solo por los faroles de las calles se comenzó a iluminar un poco más las luces de algunos edificios comenzaron a encenderse. Clara conmoción no pasaría desapercibida. Un sexo tembló sacudió más fuerte la calle y los edificios tambalearon con gelatina.
Casi besó el suelo, ese insignificante momento me distrajo perdiendo la pista a mi compañera.
_diablos porque tenía que ser una gata negra, ¿dónde se habrá metido? - sin perder tiempo grite su nombre- ¡¡Lu!!
La misma contesta.
_ ¡Ya lo encontré!
Ubico su voz y me dirijo al viejo callejo detrás de la cafetería Marsh, la tenue luz de la brecha la iluminaba ligeramente.
_ ¡Lucy! – dije con sorpresa- ¿porque no traes ropa?
_ eso no importa.
Como no importa, clara que importa, ella extendió su mano una invitación para pasar al otro lado tragando salivo, por más de una preocupación me acerco con cuidado y sujeto su pequeña mano con delicadeza. Ahora sí que parecía una muñeca de porcelana juntas con la idea de una aparición, fue inevitable pesar en eso y más por la luz de la brecha que ayudaba en ese pensamiento.
Ella, me guiaba como las otras veces pasando la brecha, la luz me cegó unos segundos para luego escuchar su vos.
_ ¡Ya estamos, bien sigamos…!
De inmediato mi compañera soltó mi mano y de brinco salto a mi hombro en su forma animal. A siendo que habrá rápido los ojos, no podía creer las imágenes que entraban a mi pupila, no me moví para nada por unos segundos, mi mente aun le costaba procesar el nuevo entorno.
Mis primeros pasos eran torpes, era como moverse por una pintura pintada por Van Gogh. La yerba, los árboles e incluso el suelo y las piedras todo era tan ondulante y colorido. Raro incluso el cantar de los pájaros, que se agitaban en las copas de los árboles, sus graznidos, graznidos. Eran de alerta.
El suelo tembló se sacudió más bruscamente y constante más que una simple onda, Lucy se sujetaba fuerte de mi hombro, clavando sus garras, llegado hasta mi piel. Me queje del dolor la mueca se dibuja en mi rostro para luego ser remplazada por un a sombro y estupor, al ver que una montaña de humo negro dirigiéndose así nosotros, llevándose todo de frente árboles y rocas.
_ ¿Es esa cosa?
_ Si ninguna duda.
Tan solo comencé a correr, portándome de su camino. Sujeté a Lucy entre mis brazos protegiéndola de los escombros que caían sobre nosotros, alcé la vista y la criatura negra se avía detenido, Lucy se encrespo rápido volvió a mi hombro.
_ mientras más rápido mejor, es un buen día para morir.
El escenario se presentaba, desfunde mis machetes, trague saliva y presione las puntas de mis pies, para tomar impulso como todo un atleta olímpico y salgo disparado como una bala mi paso era raudo y veloces, lo primer tenía que saber a qué me enfrentaba.
_ ¡Lucy, una granada! -
La misma me obedece y tan rápido una pequeña esfera morada, trae consigo un cristal, repleto de cinta adhesiva, cables verdes y azules conectado a un simple boto rojo. cual es preciando por el aura simétrica morada de Lucy, lazándola. Me detengo y sonrió tapándome los ojos la luz consecuente.
Y escucho el chillar de dolor de la criatura. Miro, la luz se desvanece, la figura se hizo clara, las ondulaciones del ambiente y los árboles remarcaban su forma como la nuestra, eremos solo huéspedes pasajeros en este extraño mundo.
Sus ojos negros rápidos posan sobre nosotros, reafirmo mi agarran en las empuñaduras de mis machetes, lito para cualquier en vestida, la cual llego al instante fue rápido no tuve tiempo de reaccionar, en un abrir de ojos un muro violeta me protegió del ataque. Es bueno tener una compañera, sonrío, Lucy me había protegido del ataque.
_ten más cuidado, tonto- me reprocha Lucy.
El tentáculo gris seguía preciando contra el muro violeta. Que poco a poco comenzó a ceder, rajaduras, pequeños quiebres y el sonido del cristal rompiéndose, me da la apertura de un momento, preparo el mache. Exclamo.
_ ¡abre camino!
Lucy, ella entendió en un rápido movimiento esquive el ataque y al mismo tiempo, ejecute el golpe, la criatura grito al momento que cortar un poco de su apéndice, algunos centímetros un pequeño gajo que ajito con dolor, la sangre o lo que sea la sustancia negra grisácea salpico mi rostro, asqueado me quito aquel fluido, fijado mi mirada de nuevo a la quimera.
Sus ojos negros como el carbón, podrían helar el corazón y paralizar el latido de una persona normal, eso solo me hizo temblar. Pero nada que no pueda superar este no es primer rodeo, sonrió y rio entre diente.
Pare ser inteligente y no un simple animal, de alguna manera nota mi sonrisa y grita de coraje o euforia, que sacudió mis entrañas era como oír el triar de mil aves hambrientas. Y da su primer, firmes y pesados paso lento, sin otro tapujo comenzó a venir a si nosotros.
_ ¿tienes algún plan? - me dice Lucy.
_ por el momento … ¡correr! - cual hago y comienzo.
Tenía que estudiarla, entenderla para luego acabarla. Todos esos años jugando Dark Soul, valió la pena. Con tal acto la comenzó a seguirnos, no que era mas lento cada paso que daba. Pero sus tentáculos eran otra historia, fui rápido los escudos de Lucy lograban debías o ralentizar los golpes, y me dirigir directamente a las arboledas, pintadas.
Rápido como flechas, caían sombre nosotros ochos pedazos de carne viva golpeado con fuerza, a los troncos de los árboles resonado como tambores y algunos quebrándose por los impactos cayendo en seco en suelo intentando tapar nuestro camino. Como buldócer en aplastaba todo lo que podía a su paso,
_Lucy pasa una granada… - mientras fren va antes de chocar con un tronco caído.
Rapando el suelo, cambiando dirección rápidamente.
_ ¿Qué haces?
_Hasta el momento, no tengo ni una maldita- le respondo mientras la granda.
La granada estalla el bosque se ilumina, con mayor fulgor. Y con ello la criatura también grita.
_ Creo que tengo una idea.
Apretó con fuerza sus uñas en mí. Lucy no le gusto lo que acaba de decir. Me detengo un brevemente del costado de la mochila saca una de las lazas. Y en la otra mana una granada.
_ espero que todo salga bien – digo casi rezando.
Improviso rápido una laza explosiva, con algo de la cinta de la propia granada. Ya listo con el arma solo un momento cuando la quimera por fin se centró o través en nosotros. Su paso no cedió y como en nuestro primer encuentro a taco con sus apéndices.
Los tentáculos igual que alguna de mis lanzas eran bloqueadas por los campos de fuerza de Lucy, si no puede pararlo desvíalos, y así me podía ha cercarme más a la criatura. Deicidio atener los a unos metros, respiro onda y me centro en los simboles de la lanza.
_ ¡BIEN! … ¡ESPERO QUE TE GUSTE ESTO! - grite. Mientras lasaba el proyectil que se tiño, no solo con mi voluntad, de un azul fluorescente.
Tome Lucy entre mis brazos y me arroje al suelo.
_¿¡QueeeE Haces!?.
_Algo estúpido, jeje.
Al terminar la frase, es cuchamos una gran explosión a una mayor que las anteriores alzamos la vista entre gran nube de polvo y humo la silueta se tambaleaba mi entras todo se despejaba y con sorpresa la bestia de alguna manera había resistido al impacto, sonrió, si había resistido, pero no salió total mente ileso la imagen visceral de su cráneo, cubierto de un líquido negro que choreaba, sus ojo izquierdo colgaba de la cuenca, y tres tentáculos quemados al borde del desprendimiento, solo me hiso sonreír. Era la primera vez que no salía lastimado después del primer encuentro. Con estas cosas.
No tenía tiempo celebrar, aunque desorientado y algo débil eso cosa seguía en pie. Pero eso no duraría mucho.
_ Bien por las piernas…. – dije levantándome rápido y tomado mis machetes.
_ Erik … esto debe acabar a hora- hablo Lucy con un tono preocupado.
_Lose, no tengas gramas.
Sin más que otra palabra en mi boca, envestí a la gran quimera, no tenia que sentir duda debería estar decidido, nuestras miradas se cruzaron solo unos imple segundos casi reflejado mi propia determinación en su única pupila negra. Di un poso y comencé a franquearla por el lado de su falta de visión su movimiento era más lento ahora más fáciles de evadir, sus lanzas ahora eran pedazos de troncos, en camino logré cortar algunos de ellos causándole más dolor.
Sus arremetidas eran torpes. Fácil de sorprender Lucy saco una granada de la mochila y la lanzo explotando en el aire segándolo, en su confusión logre arremeter contra una de mis objetivos, las dos hojas de mis machetes se deslizado pesadamente a través del tendón, asta en un solo arrebato de fuerza lo corto completamente.
La bestia cae al suelo, al igual que un tronco seco, agitado y manchado de la sangre de esa cosa, solo comienzo a caminar solo tenia que dar el golpe final. Pero aun con esa idea en la mente algo me elba la sangre un escalofrió recorría mi espalda mi entras me cercaba a la bestia, real mente no quería apartar la vista de escosa porque, si lo así me enfrentaría a algo peor, la manchada y molesta cara de Lucy.
Sin mas con calma extendido mi mano, señalando un pedio, que la pequeña gata respondió entregándome la última lanza, me concentro y comienza a brillar, sin pena ni gloria lo inserto lo profundo en ese despojo de monstruo. La criatura se retorcía incluso dio un poco mas de pelea. Sus manos garras interna con desesperación romper el escudo que Lucy formo a nuestro alrededor los centollos morados iluminaba los últimos movimientos astas que dejo de luchar.
_ Sé a acabado- sentencio Lucy.
_ Espero que los que queden serán un poco más fáciles – desplomándome en el suelo.
_bien, vámonos- dijo saltado y tomado forma humano
Extendió sus manos una para mi y otra frete a la criatura que se desasió. Creado un portal.
"""" me gustaría saber su opinión"""""""
submitted by nomes678 to espanol [link] [comments]


2020.06.21 13:58 alanimp Autocultivo

Buen día quería saber si alguien me puede dar una mano con esto que le está saliendo a las plantas?? Le estoy poniendo oro negro de Namasté, una vez cada diez días diluido, me recomendaron un lavado de raíz pero nada ni idea, muchas gracias y saludos.
https://imgur.com/a/9wktCWt
submitted by alanimp to ArgEntos [link] [comments]


2020.05.17 19:27 QuejumbrosoRoy No soy plato de segunda mesa

Está historia es larga y la tuve que traductor desde Green text así que espero sea de su agrado, perdón por las faltas gramaticales que pueda haber
Está historia empieza en la universidad, estaba en mis 20"s y recuerda en había terminado una relación muy larga y necesitaba despejar mi mente, como no quería que mi promedio se fuera al demonio, me uno a un grupo de estudio donde conocí a esta chica llamemosle "Candy", el grupo estaba conformado por 3 chicos y 3 chicas, Candy era la chica más ardiente del grupo un pelo negro hasta la cintura y usaba gafas de armazón tan ligero que me enamoré casi de inmediato, el grupo era moderado pero en una ocasión nos pusimos de acuerdo para ir a beber a un bar cercano, todos aceptamos y acto seguido estábamos bebiendo la.misma tarde, no había musica demasiado fuerte por lo que podíamos platicar con normalidad y ese día mi equipo de fútbol había perdido un partido muy importante, solo se lo mencioné al sujeto de que estaba a mi lado está chica Candy lo escucho y dijo que también estaba triste por el resultado, empezamos a tener una conversación bastante genial y amena durante toda la noche, cuando el bar cerro ella estaba demasiado ebria para ir sola a su departamento, claro que yo era un perfecto desconocido pero tengo algunos valores de la vieja escuela, una de las chicas del grupo me dijo donde vivía (puede ser que por el alcohol) y acto seguido la estaba cargando hacia su departamento que no estaba demasiado lejos del lugar, la acosté en su cama y ella empezó a jalarme hacía ella, soy débil pero jamás abusaría de una chica ebria y solo me quedé cerca hasta que me soltó, cuando ya me iba a mi departamento ella se despertó y me volvió a jalar a su cama me empezó a besar y a bajar los pantalones, estaba tratando de detenerla pero no quería lastimarla, me bajo los pantalones intento hacerme una felación, pero estaba tan ebria que no podía solo la volví a meter a su cama y ella entre sueños dijo un nombre (que obviamente no era el mío) salí de ese lugar y por dios estaba tan excitado que mi borrachera se había ido, al día siguiente en la universidad ella me busca y primero intenta disculparse conmigo por los inconveniente que me hizo pasar, solo le solté una leve sonrisa y le dije que no había problema es lo mínimo que alguien tan linda merece ser tratada, esto ulimo lo dije sin pensar y ella solo se sonrojo y se fue, avance rápido un par de semanas después ya tenía un poco más de trato con ella pues el grupo se reunía 3 veces a la semana y entre juego y juego me confesó que esa noche había terminado con su novio y que por voz de otra de las chicas del grupo ella sabe que la lleve a su departamento, no tenía problema con eso, pero ella insistió que debía recompensarme por mi buena acción y le dije en forma de broma que si podiamos volver a beber con eso me daría por recompensado, ella se tomó un momento y me dijo que el sábado en el mismo bar a las 8, estaba facinado y confirme, llegó el sábado y estábamos bebiendo y charlando ya entrados en copas ella me preguntó si habíamos hecho algo más esa noche yo aun no estaba tan ebrio como ella y le dije calmadamente que no, ella se notó un poco triste y señale eso, ella me dijo que estaba un poco decepcionada, solo le dije que ella no merecía ser tratada de esa forma y si es que tengo alguna oportunidad con ella, lo podríamos repetir estando sobrios, ella dejó de beber y se escudo para ir al baño, en este punto pensaba "carajo que dije!"y francamente pensé que ella no volvería , pero ella volvió y me empezó a hablar de su exnovio, como era malo con ella todo el tiempo y mierdas así, eso fue muy extraño pero seguimos charlando, cuando el bar cerro, la acompañe a su departamento y ella me invitó a entrar, las cosas empezaron a escalar pero cuando estábamos apunto de hacerlo ella le dijo que si no tenía un condón (mierda no, estaba demasiado caliente pero soy un jodido caballero) le dije que no y solo le pregunté si podiamos hacerlo sin uno, pero ella me dijo que no era un día seguro, tristemente acepte mi destino pero me quedé abrazado a ella, ella le dijo que yo era un gran tipo que apreciaba que fuera tan amable con ella y la comprendiera, estaba triste pero no había problema, para este punto ya casi eran las 7 de la mañana y tenía que ir a mis clases, fui al baño para lavarme la cara y oh sorpresa su ex aparece en su departamento, ella me había dicho que el la había engañado muchas veces y mierdas así pero me soprendi, el tipo entro a la fuerza ella estaba gritándole que se fuera y la tumbó en la cama empezó a desvestirla mientras ella gritaba que no, me congelé por unos instantes pero cuando el estaba listo para hacerlo, salí del baño y le di un golpe en la cara, peleamos un poco y termino huyendo, ella llorando me agradeció y pues no podía dejarla sola sus clases empezaban hasta las 9 y me ofrecí a llevarla a la universidad y traerla en la tarde, solo para asegurarme que ese idiota no apareciera de nuevo, ella estaba muy feliz con eso, pasaron las semanas y ella empezó a ser más distante conmigo, pensé que era solo por vergüenza, pero cuando empezó a evitarme en los pasillos empezó a sospechar, la confronte directamente y ella no me dio una razón solo huyó del lugar, pasaron los días y mientras estaba saliendo de una clase muy tarde la vi con su ex, ella me volteo a ver y solo se quedó en silencio el tipo no me vio pero dije, "al demonio" empezar a dejar ese grupo de estudios hasta que perdí contacto con ellos, ella me llama y dejaba mensajes en mis redes sociales y teléfono, pero saben que no le voy a prestar a esos juegos, la ignore por semanas hasta que ella me cito en el bar,el próximo sábado, me dijo que me contaría todo y acepte, solo para dar carpetazo a esto, el viernes de camino a mi departamento vi al "novio" con otra chica, lo seguí solo para verlos entrar en un motel (le tome una foto solo por si acaso), llegó el sábado y ella le dijo que el había cambiado y muchas mierdas más, me dijo que entendia si la odiaba o algo así, solo tome una cerveza y le dije, si te odio, no puedo obligarte a quererme pero que jugaras conmigo así, si no me querías pudiste decírmelo y son problemas te daba tu espacio, pero optaste por usaré para desahogarte y después me tiraste a un lado, no vuelvas a buscarme ah, pero te tengo un último regalo, el es el hombre por el que perdiste a un buen sujeto que te respeto le enseñe la foto, ella empezó a llorar y pese a que soy un caballero no puedo permitir que jueguen así conmigo, solo deje un billete de 50 dólares en la mesa y le dije ,suerte con tu querido novio, las semanas pasaron y todos los días ella trataba de hablar conmigo, pero sin éxito alguno,, un día apareció en mi clase y frente a todo el salón me dijo que lo sentía que yo era el hombre de su vida y que no quería perderme solo le dije casi gritándole eso debiste pensar antes de ser una perra mentirosa conmigo, me levanté y me fui (al parecer eso me dio un poco de notariedad) ella trataba de establecer contacto conmigo, pero ya estaba demasiado decepcionado de ella en ese punto, empezar una relación unos meses después y soy feliz, lo último que supe fue que ella dejó la universidad (desconozco el motivo)
submitted by QuejumbrosoRoy to espanol [link] [comments]


2020.05.13 20:13 junco1996 Estoy escribiendo un libro. Y me gustaría que me dieran su opiniones para poder mejorar

Este es una parte del capitulo 1
Caminos de un futuro la historia de
dominic
El poema de lo desconocido
Como olvidar el camino a donde estoy hoy en día, Es impresionante cuando me veo al espejo con traje y corbata todo elegante, a punto de recibir el mayor de los honores para un escritor como lo es el NOBEL.
Por un momento llore en silencio ya que no fue un camino fácil, no todo sobreviven, no todos salen de la depresión y lograr superarse en el camino aprendiendo a sobrevivir y salir de la miseria. ya que muchos se rinden o mueren en el camino.
Pero aquí estoy, escuchando como el presentador da una breve descripción de mí y escucho al publico aplaudir, como si recibieran a un héroe de guerra. que a pesar de haberlo perdido todo sigue luchando por sobrevivir, En mi corazón llevo la esperanza por vivir y la fe que me une a mi Dios y a lo imposible y por último en mi mente llevo el conocimiento para guiar otros por el camino correcto y puedan encontrar su inspiración.
Ya es momento de subir al auditorio y saludar al presentador y dar una breve charla para al final poder recibir el premio el cual será el símbolo de una gran obra nacida de mi corazón que surgió como poema para toda una nueva generación, Mientras camino por mi mente de repente aparecen imágenes de mi pasado, En mi mano derecha llevo una carta que conservo desde niño y anhelo fresco que recorre todo mi ser y una voz como poema que dice TE AMO Y SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO, Mientras una lagrima recorre mi mejilla, En ese momento pienso que no cambio mi vida por nada sin importar todo lo que haya pasado pues eso me llevo a donde estoy hoy en día, dándome la posibilidad de redimir mi camino al lado de esas personas que me han amado desde siempre y mi Dios que ha estado conmigo cuidándome como un niño,
Es poético todo, el significado de la vida y la muerte, como un pensamiento de lo imposible y deseable un valiente contra todo desgarrando su alma, al limpiar mis lagrimas me dirijo por una pequeña escalera hacia el auditorio.
Y ciento que estoy caminando en cámara lenta y comienzo a recordar como inicio todo.
De mi madre no tenia muchos recuerdos, ya que nos había abandonado cuando yo era de unos 4 años y mi hermana de 9 años, De mi padre recuerdo que era una persona agresiva y tosca aparte el alcohol lo estaba consumiendo eso después que mi madre se fue y nos comenzó a culpar por todo y su trágica vida.
Con el tiempo consiguió una nueva pareja la cual tenía un hijo, ella era una mujer de tes blanca y cabello oscuro y ojos café claros, Su nombre era Mariand Leblanc y su hijo era trigueño de ojos café oscuro su nombre era Thomas Leblanc, Contrastaba con mi padre quien era de tes oscura ojos café negros y cabello negro y su nombre era charles Rossi en ese momento él tenía alrededor de 30 años. Ella me pareció una persona amable y su hijo nos miró con odio desde el primer día,
Me acuerdo de que mi padre nos presentó,
-Estos son mis hijos Sara y Dominic- (charles)
-no se parecen mucho a ti su color de tes de diferente jeje- miriand
Mi padre se echó a reír de una forma intranquila, en ese momento mi hermana me abraza y se presenta adecuadamente.
-Cuanto año tienes pequeña- Mariand
-Tengo 13 años- sara
Me acuerdo de que, Mi hermana siempre se mostró muy segura de sí misma y que miriand me había preguntado la edad y yo me oculte detrás de mi hermana y ella le dice que tenía 8 años, después de eso nos fuimos a comer un helado. Mi hermanastro me metió la pata tropecé y me caí al piso derramando mi helado, y mi padre me miro mal y Mariand me ayuda serie y me limpia y seguimos caminando mi hermana se quedó con mala cara hacia Thomas. mi padre se casaría con el tiempo
Al pasar los días no mudamos a una zona rural del país y con el tiempo mostró su verdadera cara, todo el tiempo se iba a tomar y regresaba tarde en la noche pero una noche en especial llego demasiado borracho.
Thomas estaba dormido y escucho una discusión y me dirijo a la sala y miriand le grita, y veo cuando charles le pega una cachetada fuerte que la tira al piso
-Eres una desgraciada, mal agradecida después de todo lo que echo por ti me respondes de esa manera – le dice charles mientras le agarra el rostro
-Se te caerá la mano por lo que acabas de hacer charles no se te olvide donde estas malnacido- miriand
-Quiere que te de pegue de nuevo dime si eres capaz de hacer algo eres una cobarde y te aprovechas de tu lastima para conseguir lo que deseas-charles
Me preguntaba por qué estaban discutiendo y si se iría como lo hizo mi mama cuando de repente mi hermana me jala del brazo
-No veas, no dañes tus ojos con la violencia de los adultos –sara
Nos fuimos de ese lugar a nuestra habitación y mientras mi hermana me abrazaba se escuchaba el ruido al fondo, no alcanzaba a comprender todo lo que pasaba solo sentía la presión en mi pecho como si quisiera llorar, pero no me salía las lagrimas.
-eres un perro desgraciado ni a ti ni a tus hijas le alcanzara la vida para poder pagarme todo lo que me has hecho- le dice miriand desde la cama del hospital
Lo que paso esa noche cambiaría más las cosas ya que a consecuencia de los golpes miriand perdería a su hija no nato de tres meses.
Los días posteriores fueron de incertidumbre y un silencio escalofriante estaba en el ambiente, mi padre caería aún mas en las drogas y el alcohol y esta vez seria para siempre ya no se veía su rostro en la casa y si lo veía era en un estado deplorable
Una ves que mi madrastra regreso del hospital, llegaron dos primos políticos, uno era delgado de tes blanca y ojos café y cabello negro, tenía 14 años y se llamaba Paul Leblanc, y este traía las maletas mientras su hermano mayor era grueso de tes blanca y cabello negro y ojos de diferentes colores, Tenia heterocromia su nombre era Nicolas Leblanc.
daba un aire de incomodidad la verdad no me agradaba me daba miedo los dos y más Nicolas.
Después de que acomodáramos a Mariand en la habitación mi hermana fue a ayudar pues la estaban mirando mal.
Y cuando regresa tiene un morado que sobresale del brazo debajo de su manga derecha
-que tienes en el brazo- Dominic
-Nada-sara
-¿Y ese morado que sobresale de tu brazo? - Dominic
-No es nada deberías ir a estudiar antes de que llegue papa-sara
Mi hermana serie y pensé en que siempre la veía así y me hacía sentir feliz, mientras estudiaba entro Thomas a mi habitación me quita la libreta y arranca lo que había echo y tira todo al piso
-Eres un idiota ignorante igual que tu padre no se para que gastas tu tiempo estudiando por que ni tu ni tu hermana llegaran a nada en la vida y eso lo sabes – Thomas
Mi hermana entra a la habitación y me ve llorando recoge los papeles me mira y limpia mis lagrima con esa sonrisa en su cara y me dice
-Mientras el mundo este en tu contra debes enfrentarlo con una sonrisa, así que no llores porque el mundo tiene gente que está triste todo el tiempo y necita gente que sepa sonreír – sara
Y yo al escuchar sus palabras me puse feliz pues sabía que era muy afortunado de que ella estuviera a mi lado.
Mi padre llega poco después tomado y tambaleante, y en su cara se notaba marcado por la tristeza no parecía tener sentido. al dirigirse a su habitación se tropieza con migo y al yo caerme el me mira con desprecio pues tenia el rostro de mi madre, al igual que mi hermana no me dirigió una sola palabra y retomo su camino, sabia que pasaba algo entre el y mi madrastra, ya que estando en mi habitación se escuchaba el ruido de sus discusiones y cosas que se rompían en la pared, era tonto me pregunte por que los adultos se comportan como animales sin corazón aparente, esa noche, me dormí con mi hermana.
Todos los días nos levantábamos a las cuatro de la mañana pues había mucho por hacer antes de ir al colegio, como ir a recoger el ganado y ordeñar las vacas, yo no sabía pero veía y me parecía increíble yo jugaba con esos animales y era feliz y no lo sabía, mi hermana preparaba el desayuno mientras Mariand y mi padre se iban a trabajar al maizal, Thomas y Paul con Nicolás se iban a una finca vecina a trabajar
A las seis de la mañana salíamos para ir a el colegio, los profesores eran muy buenos conmigo, yo no prestaba atención y me preguntaban que me pasaba por que no estaba atento a lo que ellos me decían, les Conté lo que había pasado la noche anterior, con mi madrastra y mi padre, les dije que me sentía mal por verlos de esa manera.
Ese día le preguntaron a mi hermana que estaba pasando, por que estaban nuestros padres discutiendo, pero ella no dijo nada, la maestra dijo que no nos preocupáramos que si pasaba algo se buscarían otros familiares para que intervengan por nosotros, y llamaron ala casa para una reunión, solo me acuerdo que Mariand llego con mala cara y miro feo a mi hermana y yo me adelanto a la casa, y como algo y veo a Thomas saliendo del cuarto de Mariand.
-No has visto nada Dominic, no quieres que se enojen contigo, no dirás nada- Thomas
-No me interesa lo que hagas- Dominic
Y me retire a mi habitación, cuando de repente entra mi hermana llorando de tal manera que nunca lo había visto así, al verme se limpio la cara y sonrió al decirme que no pasaba nada, la abrace sin pensarlo, luego de un minuto abrazados me toma de la manos y salimos de la casa y nos dirigimos caminando por el maizal, al verla sabia que no era consciente de lo que le pasaba, solo sentía una presión en el pecho que no se iba, llegamos a un árbol grande y nos subimos en sus ramas y nos quedamos viendo el paisaje que tenia un hermoso atardecer de fondo, ella me mira fijamente.
- Sabes más allá de lo que puedes ver hay un mundo de posibilidades que me gustaría que vieras desde principio a fin y así salir de este lugar, pero no creas que será fácil. Habrá personas que aran lo posible por derrumbarte y hacer que te rindas, pero no importa lo que pase estaré contigo- sara
-por qué me dices eso, sabes no entiendo todo, pero me gustaría hacerlo entender el mundo en el que viven los mayores y ayudarlos a que sean felices - Dominic
Mi hermana sonríe en ese momento y pone su mano a través de mi espalda y nos quedamos viendo el horizonte, al regresar a casa, Mariand y los demás estaban sentados en la mesa de la sala esperando a que regresáramos, cuando de repente un aire frió como el hielo cruzo mi cuerpo y mi hermana aprieta mi mano y la de ella estaba igual de fría, al sentarnos apenas me había dado cuenta de que Mariand fumaba era raro verla así, se notaba segura y con un rostro de malicia.
-tengo algo que decirles a los dos, escuchen bien las cosas van a cambiar de ahora en adelante, estarán bajo mi cargo directo, ya que el alcohólico de su padre los abandono, se fue y no volverá ustedes no le importaron jamás en toda su vida- Mariand
El rostro de mi hermana cambia, por completo algo se partido en su mirada, ella quería gritar, pero no podía,
-NO, NO, esto no puede ser cierto el no pudo hacernos esto- dice mi hermana llena en llanto silencioso
-ustedes fueron siempre una carga para el además era de esperarse de alguien como el- Mariand
Mi rostro se llenó de dolor no aguantaba todo lo que paso, mi hermana se marchó a la habitación.
-No te preocupes, cuidaremos bien de ustedes. especialmente de ti Dominic sabes que son parte de la familia – Paul
Mariand llamo a mi hermana de nuevo pues no había terminado de hablar esa noche fue dura
-quien te crees tu aquí, tú no tienes ni voz ni voto. no lo tenias cuando estaba tu padre y menos ahora- miriand
-Ya es suficiente de charlas mañana hay mucho por hacer- Mariand
Me acuerdo de que mi hermana se sintió impotente, me di cuenta con solo verla.
Yo me dirigía a la habitación y la vi sin que ella se diera cuenta, estaba llorando amarga mente, dentro de mi inocencia sabia que todo esto estaba mal, pues la persona más feliz que conocía estaba llorando sin quien la consolara y no podía hacer nada.
-toma este es mi juguete favorito, cuando estoy triste lo abrazo y me hace sentir mejor y pienso en como seria el rostro de mama si la hubiera conocido además yo estoy contigo por eso no llores más porque si mama viene y te ve así se pondrá mal- Dominic
Ella sonrió y nos quedamos dormidos juntos, es extraño pues tenía unos sueños repetitivos, sobre un hombre sentado sobre un trono de oro y rodeado de ángeles que al verme sonreía y señalaba a las estrellas luego me hablaba en un idioma extraño y de repente me despertaba.
Ese día como siempre nos levantamos a las cuatro de la mañana y me toco ir con mis primos a la finca vecina a recolectar maíz mientras mi hermana se encargaba de la casa, Thomas y Mariand se fueron para la ciudad, mi hermana no confiaba en ninguno de ellos, era de esperarse pues de tanto tiempo seguía sintiendo miedo y ellos lo sabían
submitted by junco1996 to escritura [link] [comments]


2020.05.08 20:29 DanteNathanael Cárcel: c

Ambos yacen tendidos sobre la cama, mirando hacia el techo, tratando de recobrar el aliento que se les escapa antes de que puedan aprovecharlo al máximo. Gotas de sudor son generadas en toda la extensión de sus cuerpos desnudos, expuestos por todos lados excepto por los pies, a los vientos recorriendo todas las habitaciones, una a una, checando cada uno de sus hijos en esperanza de tomar a uno entre sus brazos, marchito, hecho de polvo, de olvido, para llevárselo consigo. Ella se cubre con la blanca sabana donde minutos antes su trasero y su espalda sufrían de placer. Para él ambos tejidos son iguales en color, en textura, en promesa: un suave descanso para descender al infierno del inconsciente y poder enfrentarse a él. Su respiración ha disminuído, sus ojos se han cerrado bajo pesadas pestañas cansadas. Él ha pensado en pintarla en esa posición, fotografiarla bajo una suave luz difuminada, cálida, fondo negro, rodeada de ángeles con pergaminos llenos de tesituras indescifrables más allá del título 27 de diciembre.
Y de pronto, con la entrada del viento, se da cuenta que esta paz puede ser rota en cualquier momento. Voltea a verla, puede tocarla, se acurruca a su lado, pero los dragones en su interior siguen rugiendo, haciendo preguntas que no puede responder, y con cada segundo de silencio aumentando su necesidad de ruido, de vida—no puede estar quieto, pues siempre que lo hace la verdad empieza a caer sobre él, la verdad de su amor, de su inminente destrucción. Nadie podía separarla de él, más que él, y eso era exactamente lo que estaba haciendo. Trata de calmarse, la abraza, intentando dormir a su lado, mientras el viento se acerca más y más hacía él. En ese momento la despierta colocando su pene entre sus nalgas. Todo da a entender que solamente quiere seguir haciéndolo, pero la verdad es que es un desesperado grito de ayuda en incógnito, su ansiedad célula a célula estratificada en una penuria de velos que difractan su imágen hacía un espectro de fuerza y virilidad con patinas de insinceridad. Ambos lo sienten en sus corazones. Nunca quieren aceptar la verdad. Al estar juntos en ese momento todo parece tan sencillo, todo parece estar bien. Recuerdan en cada pujido el mantra de vivir en el momento, disfrutarlo por lo que es y dejar todo a un lado, pero sus cuerpos actúan ya por si solos frente a una inminente destrucción, el apocalipsis cayendo del cielo acompañado de labial, perfume, alcohol y mierda.
Cuando no lo ve es cuando seca rápidamente sus lágrimas. Sabe lo que tiene qué hacer, pero no sabe cómo hacerlo. Sabe que la ama, que la adora, y que el sentimiento es mutuo, pero todo lo que existe por encima es una profecía esperando pacientemente en las esquinas de cada habitación, en los lugares más obscuros de la sombra de los árboles, en los fondos de las botellas, en las moléculas de azúcar, de metanol, de ADH, de catalasa, oxitocina, serotonina, dopamina, noradrenalina, prolactina, placer, orgasmo, dolor, muerte, recuerdos, olvidos, promesas, mentiras, secretos encadenados en anillos unos sobre otros formando la base de la gran serpiente tragando su propia cola, listo para derramarse y envenenar cada lágrima, cada confesión, cada pequeño pedazo de verdad como una vil y bien planeada mentira. Así, el agente oxidativo del tiempo y su siempre activa promesa "más vale tarde que nunca," se convierte en la muerte irrefutable que siempre ha sido y que siempre habían tratado de convencerse no era así, que no era posible, que el amor prevalecería. . . .
Don Cupido tenía tiempo libre, siempre tiene tiempo libre, así que atraviesa la ciudad para sentarse en el diorama mental de Felipe, y empieza a ver una escena reconocida. La exposición de esta tarde, después de haberse despedido de ella y evadido el pensamiento de hacerse daño en secreto, aventarse a las vías en el momento más oportuno, dejando atrás una nota con mil disculpas escritas, en esperanza de que entendieran lo que pasaba, era "La crucifixión." De los cuatro vientos de la tierra llegaban dudas, insuficiencias, mentiras y sentimientos. El más temible de todos era el monstruoso Amor, que venía a reclamar al centro de la rosa, floreciendo apenas, enfermizo, cansado de haber nacido del deseo de proliferar su propia existencia, sobre el estado deplorable en el que se encontraba la tierra.
"En esta cláusula," señalando con sus garras negras, cutículas extendiéndose centímetros egocéntricos hacía los lejanos alcances de su obscuridad, el nombre de ella, "dice que la amas, y sin embargo," alzando ahora uno de sus brazos, tomando el sol y abriéndolo en dos, dejando caer un huevo obscuro, lleno de pequeñas manchas verdes, "sigues pisando el territorio del odio y de la miseria. Aquí no puede crecer ningún amor, en ti no puede haber algo tan puro si sigues escondiendo esto," y lo aplasta con una de sus grandes pezuñas, moviendo su cola como un perrito a punto de recibir un hueso, provocando un gran crack y un chillido demoníaco que hace en eco 6 vueltas por la extensión del horizonte. En ese momento la luz se va, y lo único que puede verse es el reflejo del alma en los ojos negativos de todos las legiones aquí para reclamar un pedazo de Felipe. En el completo anonimato de la negrura infinita, Amor sigue diciendo "nunca podrás ser perfecto, pero lo que eres ahora es repulsivo. Acéptalo y sigue adelante."
Al oír esas palabras, Cupido reconoce la obra, la había visto de forma mucho más primitiva y grotesca, una verdadera tragedia de Séneca, en su abuelo, Federico, y un poco más calmada, en su padre, Pedro. Pero esta era la primera vez que el centro de la rosa contestaba a cada una de las preguntas que se hacían entre la muchedumbre de puntos ardientes.
AMOR: Respóndele a mis hijos y nosotros te juzgaremos.
FELIPE: Me parece.
KETHER: ¿Estás dispuesto a enfrentarte a tu peor enemigo con tal de estar con ella?
F.: Si. Con quien sea.
Kether pone en sus manos un pequeño espejo.
K.: Dios te oiga.
BINAH: ¿Sabrás cómo enfrentarte a todo con calma, no culpando al enemigo, si no comprendiendo su posición, venciéndolo en la menor cantidad de movimientos?
F.: Así será.
Binah coloca en sus manos un marco circular de plata y cobre.
B: Dios te oiga.
CHOKMAH: ¿Podrás perdonar a tu enemigo y convertirlo en tu mejor aliado?
F.: Amen.
Chokmah deja caer en sus manos un palito de vidrio vacío.
C.: Dios te oiga.
GEBURAH: ¿Podrás castigar y apremiar cada comportamiento de cada persona que esté a tu cargo?
F.: Podré.
Geburah deposita suavemente en sus manos una botellita con un corcho.
G.: Dios te oiga.
CHESED: ¿Podrás oir las plegarias de tu corazón y del de los demás, para darles a cada quien lo que les corresponde?
F.: Si.
Chesed le da indecisa una pequeña cubierta ovalada de obsidiana.
C.: Dios te oiga.
TIPHERET: Yo, las estrellas de la constelación de Libra te hemos dado todo lo que podemos darte y conocemos ya la respuesta a nuestras posibles inquietudes. Solamente sigue adelante, hijo.
F.: Así lo haré, madres.
T.: Dios te oiga.
HOD: ¿Podrás, por más obscuro o ausente que sean el Sol y la Luna, brillar por tu propia cuenta?
F. Definitivamente.
Hod le da un paquetito lleno de pequeños clavos y tuercas.
H.: Dios te oiga.
NETZACH: ¿Podrás agradecer absolutamente todo lo que venga hacía tu, pues reconocerás que todo es para bien, y que las tragedias de la vida buscan simplemente pulirte?
F.: Claro que sí.
Netzach deja una gran perla sin nombre descifrable que parece contener a los espíritus de las luminarias dentro de si.
N.: Dios te oiga.
YESOD: ¿Podrás vencerme y hacerme tu fiel servidor no a base de amenazas, pero de amor?
F.: Cuenta con ello.
Yesod le da un magníficamente adornado manubrio hueco en forma de T, con las mismas decoraciones que el marco circular que le dió Binah.
Y.: Dios te oiga
Finalmente se presenta la última tempestad de la Mañana, Malkuth, sangrando, lleno de espadas y lanzas, ojos llorosos y derrotados. Se recuesta en los hombros de Felipe y levemente, apenas, puede decir
MALKUTH: ¿Podrás permanecer apegado a tu fe hasta verlo una realidad?
F.: Si, s— . . . si. . . .
M.: Entonces arma tu arma, que todas te hemos regalado, y preparate para la guerra.
Todas regresan a sus posiciones en el cielo, y a la luz de la ciudad, saliendo por fin del túnel, las lágrimas en su cara tienen que ser escondidas con un bostezo. En sus manos toma cada uno de los componentes. Coloca el tubo vacío en el orificio del manubrio, llenándolo del mercurio de la botella. Lo coloca bajo el marco circular y lo atornilla pacientemente. Se baja de la estación y sigue construyéndolo mientras camina. Coloca dentro del marco el espejo, lo fija, y después coloca la tapa de obsidiana, fijándola también. Finalmente coloca la piedra con el último tornillo, en lo alto del espejo, y se da cuenta que es efectivamente eso, un bello espejo, su arma, su salvación, un espejo. Donde fuera que lo apuntara, lo único que podía ver en él era su corazón.
Impasible—tratando—confía en que todo es posible, todo puede ser, especialmente algo que otros han logrado. En sus labios las palabras "no estoy listo" tenían meses descomponiéndose. Y cuando por fin las pudo oír saliendo de ella, se da cuenta que realmente no lo estaba, que arriesgarse de esa manera, sin sinceridad, sin decir nunca lo que verdaderamente sentía, sin aceptar sus debilidades, era lo que lo tenía tan muerto como desde hace años, a pesar de haber encontrado a alguien por la cual esforzarse a salir de su Miseria. Todo el daño que le había hecho, la confianza que había perdido, el amor que convirtió en odio, no fueron otra cosa más que su culpa, y ahora, lo único que le quedaba hacer era caminar solo, con la tribulación de su mundo colapsante, la indescriptible añoranza de sus ojos despegándose más y más de los de él, crujiendo todas las articulaciones de un cansado corazón a punto de caer en el olvido y el rencor, el destino riéndose por haber mostrado una promesa y no haberle dicho que todo se iría al carajo. . . . Sabía que no era tiempo desperdiciado. Finalmente estaba aprendiendo y cada día estaba más seguro que todo esto se trataba de él, pero el miedo nunca dejó de ser, y nunca dejaría de serlo.
Por su mente, llegando a casa, acostado, solo, sin mensajes de nadie en su celular, corrían todos sus pensamientos autodestructivos. Pero si ya lo hizo una vez, lo volverá a hacer. Ella no merece lo que le das. Tiene ya demasiados problemas y tú eres uno más de ellos. No te habla porque tiene mejores cosas que hacer que preocuparse por ti. Nunca te abraza porque todo es una mentira. Nunca te menciona ya nada porque habla mejor con él. Solamente está contigo por lástima, realmente te dejaría solo si pudiera hacerlo. . . .
Sale de su habitación y se sienta en la sala, esperando a que algo suceda, a que algo caiga del cielo. Finalmente llega su madre de la cocina, y sin realmente pensarlo, dice:
"Madre, tengo algo que contarte."
Linda se detiene en el umbral de la puerta, dejando caer una pequeña mirada al suelo, y sin voltear, le dice que lo acompañe.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.01.18 02:37 EmiNemi8575 Creepypastas :O

~~ADVERTENCIA TEXTO SUPER LARGO~~~~ top 10 creepypastas ESPECIAL 100+LIKES --ovolo77
  1. Capitulo perdido del Chavo del 8
"¿Alguien aquí vió el episodio de el chavo del ocho donde el chavo se hacia el muerto por que fingía que era atropellado y todos se ponian tristes? ¿Recuerdan que después de ese episodio comenzaron a pasar puros episodios repetidos?
Bueno, resulta que despues de la salida del dvd con los episodios se hizo pasar por un error el hecho de que ese episodio era el 143, pero el episodio anterior es marcado como el 141; sin embargo la fecha entre la que se filmaron esos episodios fue cuando los productores y los actores se dieron un " descanso " de 4 meses, y los programas transmitian episodios repetidos.
El episodio perdido, el 142 del chavo del ocho fue un supuesto error de conteo, decían los antiguos productores en Televisa, pero lo que sucedio realmente es que se filmó un episodio alterno al de la muerte del chavo del ocho, donde la consecuencia de las travesuras del chavo resultaban en que terminaba atropellado de verdad.
Era un episodio extraño, comenzaba con la cancion popular del inicio pero el audio estaba algo desfasado, unos 5 segundos y dejaba un silencio extraño como estatico durante los 5 segundo restantes despues de que terminaba la cancion. El episodio comenzaba normal con una vista normal sobre la vecindad, pero ningun personaje entraba en escena, sin embargo la camara cambiaba su enfoque hacia las puertas como si un personaje fuera a salir, pero no salia. El proceso se repetia con todas las camaras, extrañamente se escuchan murmullos siempre que se acerca la cámara a la casa de Don Ramón, pero no se entienden.
De pronto se escucha el sonido de pasos apresurados y entra el Chavo del ocho en escena, pero no parece haber enfoque en él. Las puertas siguen siendo enfocadas sin parar y el Chavo solamente parece estar haciendo algo cerca del lavadero y el barril, las risas grabadas comienzan a sonar sin razón cuando el Chavo sale por el lado izquierdo hacia el portón. Justamente cuando sale de escena entra Kiko desde su casa y la Chilindrina desde la suya, ambos con un aspecto incómodo en sus rostros, como si no quisieran estar ahí realmente. Kiko pregunta dónde esta el chavo pero no hace ningun ademan ni voz graciosa, la Chilindrina en su papel le contesta que se fue con una salsa de tomate. En esta parte la Chilindrina está terminando la frase "con salsa de tomate hacia la calle" pero antes de decir hacia, se escucha un estruendo horrible, con un volumen mucho mas alto que el de los demas sonidos en el programa, no parece estar nivelado ni parecerse a algo normal o planeado. Inmediatamente después del sonido los dos actores se quedan perplejos como si no fuera parte del acto, aqui corta sin fade out.
Solamente pantalla negra, como un corte comercial pero sin arreglos. Después regresa la escena donde todos estan llorando por el chavo, parece la escena del capitulo que si se transmitió, pero el sonido esta de nuevo desfasado y se escuchan mas sollozos que en el del otro episodio, como si hubiera mas gente llorando alrededor, aparte de los actores. La escena de nuevo cambia sin aviso y estan todos en un escenario nuevo, esto es lo mas notable del capitulo, el hecho de que usaban siempre los mismos escenarios era común, pero parece ser que crearon uno especificamente para este episodio. Una pared negra simulando oscuridad de fondo, y solo se encuentran 4 personajes con los mismos rostros de preocupacion y incomodidad: Don Ramón, Kiko, Doña Florinda y el profesor Jirafales. El rostro de Doña Florinda parece que va a romper en lagrimas, y esto se nota mejor cuando la camara le hace un close up exactamente a ella, pasan 5 minutos en este close up.
Este close up es exagerdamanete largo y ella sólo mira a la cámara con miedo y aguantando las lagrimas. Los demas personajes están mirando hacia un objeto al parecer fuera de cámara. Kiko y la Chilindrina dicen la misma linea "Chavito" pero Kiko lo dice con una voz quebrada como si estubiera muy triste y ya no pudiera actuar más. La cámara cambia instantáneamente al cuerpo del Chavo del ocho, pero realmente lo extraño es que este personaje no es su intepretador original, Roberto Gomez Bolaño. El cuerpo esta completamente dañado, los brazos torcidos y la piel palida; el rostro es muy diferente pero no se distingue por que lo tapa su propio gorro, como si se tratara de un verdadero cadáver. Las piernas aparentemente rotas, y sangre brotando de su costado y cabeza. El tema del chavo del ocho comienza a tocar después de unos 2 minutos de una cámara fija hacia el cuerpo en completo silencio, consecuentemente, el episodio termina de esta forma.
Al parecer este episodio fue una experimentacion de Gomez Bolaños, y provocó que los actores trataran de dejar el programa, pero regrabaron el capitulo y solo dejaron una escena, lo extraño es que los convenció de alguna forma de volver y despues de 4 meses estaban grabando de nuevo.
El final de este episodio no quedó abierto a publico por obvias razones, y quedó borrado. Parecia que Bolaños queria realmente transmitirlo, lo consideró una obra maestra entre los mejores episodios de ese programa. Lo extraño es a quién pertenecia ese cadáver que mostraba el episodio. Y de dónde salio, sus rasgos lo denotan como un individuo de estatura promedio y la ropa del chavo le quedaba un poco mas grande, de lo cual su abdómen descubierto hacia notar unas marcas extrañas, las cuales parecían ser como agujeros hechos por una puñalada, pero limpios hasta el minimo detalle. El actor que se prestó a este episodio nunca se vé más ni antes ni después en la serie u otra. Nisiquiera parecia haber sido un actor, o una persona viva realmente. La duda queda en, si fué un cadaver tomado de algun lado, o fué un cadaver "hecho" para ese episodio.
El cambio que queria aplicar Bolaños a su programa se manifiesta en este episodio, pero al parecer a sus compañeros de trabajo no les gusto mucho, y de alguna forma le tomo sólo 4 meses a volver a la normalidad Se reporta que meses antes del descanso de 4 meses, Bolaños argumentaba que su programa estaba cayendo en la monotonía y quería hacer algo distinto que jamás hubiera sido visto en tv."
Top 10-Creepypastas
  1. Angel guardián
Crees en los ángeles? si... estos seres alados que vienen del cielo... emm, en fin, ¿crees en los ángeles guardianes?. Has oido hablar de ellos, ¿cierto? dicen que todos tenemos uno, siempre está a nuestro cuidado en los peores casos.... de verdad crees que es así? jajaja no, no lo son, no son ángeles, ni siquiera son buenos ¿sabes?. Pero valla que siempre están, siempre, tu no los verás, no porque sean invisibles, ellos... simplemente saben que los ignoraras, porque al final, tu no quieres verlos, ¿cierto?. No, no quieres, no te gustaría.
Ahora estás en tu PC leyendo esto, mentras el está detras tuyo, observandote, cuidando su fuente de alimento, con sus ojos rojos... valla odiosos que son. Ja! pero allí están, si, cuando tu no te das cuenta, cada vez que vas a dormir y miras hacia el techo de tu habitación, no dejes de mirar hacia allí, quizá está al lado tuyo. O cuando duermes, ¿a que no te imaginas? te ve de frente, de hecho, eso le gusta. Cuando estás en la ducha y el jabón entra escurridizamente a tus ojos, está al frente tuyo. Que tal cuando entras a una habitación oscura, tus ojos aún no pueden ver nada, el está frente tuyo, pero tu no quieres que sea así, el lo sabe, así que no importa. A el no le gusta que sepas que existe ¿sabes?. Quizá tu crees que no le conoces, pero si que sabes quien fué, tu claramente te acuerdas de eso cuando vivía.
pulseras
8.Suicide Mouse
Bien, escuche que existe una caricatura que no fue distribuida nunca, ni siquiera para los fans mas apasionados de Mickey Mouse. De acuerdo a la mayoría de las fuentes, esta caricatura no tiene nada de especial. Simplemente es un loop continuo de Mickey, caminando a través de 6 edificios, por unos 2 o 3 minutos antes de obscurecerse y terminar con la animación (mas o menos como en los Picapiedra). A diferencia de las musiquitas alegres de siempre, la canción de esta caricatura, no era una canción para nada. Simplemente era como si golpearan el piano por minuto y medio antes de que se convirtiera en ruido blanco, nieve, por el resto del film. Y este, no era el alegre y viejo Mickey que amamos tampoco, Mickey no estaba bailando, ni siquiera sonriendo. Simplemente caminando, como si tú o yo estuviéramos caminando, con una expresión facial, muy… normal. Pero por alguna razón, su cara estaba girada hacia la izquierda, como teniendo una mirada sombría.
Hasta hace uno o, dos años todos creían que después de que se obscurecía la escena, terminaba la caricatura. Pero cuando Leonard Maltin la estaba revisando, para ponerla como un bonus en el DVD, Leonard decidió que esto era simplemente basura, como para ponerla en el DVD. Sin embargo, quería tener una copia digital por el simple hecho de ser una obra de Walt. Cuando digitalizo la caricatura en su computadora, se dio cuenta de algo; La caricatura duraba de hecho, 9 minutos y 4 segundos. Esto es lo que me dijo mi fuente (El es un asistente personal del mismísimo Sr. Martin).
Después de desvanecerse en negro, se queda así hasta el minuto seis. Despues, regresa a Mickey caminando. El sonido era diferente esta vez. Era como un murmullo. No era una lengua, sino mas bien como un grito gutural. Mientras el ruido se hace mas indistinguible y fuerte en el siguiente minuto, la imagen se empieza a descomponer. La banqueta empieza a ir en direcciones que parecen imposibles basándonos en el caminado de Mickey. La sombría cara del ratón, lentamente se convierte en una sombría sonrisa. En el minuto siete, los murmullos se convierten en un gritos escalofriantes (de esos que te duelen solo al escucharlos), y la imagen se pone mas obscura. Con colores que no eran posibles en esa época. La cara de Mickey, entonces, comenzaba a derrumbarse. Sus ojos rodaban hacia el fondo de su barbilla, como dos canicas, y su extraña sonrisa apuntaba hacia arriba, al lado izquierdo de su cara. Los edificios se convertían en escombros flotando en el aire, y la acera seguía en direcciones imposibles, navegando en direcciones extrañas.
El Sr. Martin quedo perturbado con esto, y dejo la habitación, enviando a un empleado para que terminara de ver el video y tomara notas de todo lo que pasaba , hasta el último segundo, y para que después, guardara el disco de la caricatura en la caja fuerte.
Resulta que al final del video, después de un grito gutural, el filme termina de manera abrupta con la cara de Mickey en los créditos, con lo que sonaba como una caja musical rota tocando en el fondo. Esto pasa por mas o menos, unos 30 segundos, y sea lo que sea que pase en ese tiempo, nadie ha podido darme ni un poco de información.
Un guardia de seguridad que trabajaba conmigo, me dijo que él estaba haciendo sus rondines esa noche fuera de la habitación. Me dijo que vio al empleado salió temblando del cuarto diciendo “El sufrimiento real no se ha conocido” siete veces antes de que le quitara el arma del guardia, y cometiera suicido.
Lo único que le pude sacar a Leonard Martin fue una frase de los últimos cuadros, una frase en Ruso que decía “Las vistas del infierno trae a su audiencia de regreso”.
lamida
  1. Suicide girl
Dale una mirada a la imagen ,recientemente descubrí esta imagen y su historia en una publicación coreana. La historia es esta, en Japón poco antes de que una adolescente cometiera suicido, dibujo esta imagen, la escaneo y la publico en línea. En Corea esta historia se desato y se esparció como un incendio.
Hay muchos mensajes recorriendo undefined en foros coreanos que dicen que el espectador se ve inmerso en los ojos azules de la chica, dicen que se puede detectar una pista de odio y tristeza dentro de sus ojos. Tal vez la chica murió con mucha tristeza y enojo que su espíritu embrujo la imagen, o tal vez la imagen provoca tristeza, similar a la canción "Gloomy Sunday" (canción escrita por el pianista y compositor autodidacta húngaro Rezső Seress en 1933 que según la leyenda urbana provoco un gran número de suicidios).
El elemento raro es este, dicen que es difícil para una persona mantener fija la mirada en los ojos de la chica por más de 5 minutos, hay reportes que algunas personas han tomado sus propias vidas después de hacer esto. La gente dice que la pintura cambia, conforme la ves parece como que una sonrisa burlona aparece en los labios de la chica o que un anillo oscuro crece alrededor de la chica o de sus ojos.
Algo es seguro, la imagen ha despertado uno curiosidad en mi que debo de saber, siento una presencia cuando miro la imagen, si es malvada o no, no puedo juzgarlo. Me gustaría saber que es lo que la comunidad global en línea siente y tal vez incluso algunos expertos en arte pudiesen responder por qué los ojos de está imagen pueden atraer al espectador tan profundamente.
angel guardian
  1. Bli*ndmaiden.com
Tal vez se trate solo de eso, de una nueva Leyenda Urbana, pero de no ser así, nos encontrariamos ante un suceso escalofriantemente desconcertante que nos llevaría, una vez más, a la terrible conclusión de que no existen límites ni fronteras para el horror. Un horror que se adapta camaleónicamente a los tiempos y se vale de todos sus eventos para manifestarse ante nosotros.
Son muchos los que cuentan haber entrado en una página web llamada www.bli*ndmaiden.com (blind maiden significa doncella ciega). Normalmente,si pretendes acceder a ella, por más que lo intentes, tu explorador no te lo permitirá y aparecera otras cosas ya que para hacerlo deberás cumplir tres condiciones.
Encontrarte completamente solo,hacerlo exactamente en la medianoche de un dia sin luna y tener apagadas todas las luces de la casa. Entonces,solo entonces se te permitirá el acceso.
Una vez dentro, enseguida tras un impactante viaje por las imágenes que ofrece, sin necesidad de que nadie te explique nada, comprenderás, como dice el slogan de presentación de la página, que estarás ante 'una experiencia real de horror absoluto'. Tendrás que emplear tus cincos sentidos y poner especial cuidado en no clickear, ni por error, el botón de 'Aceptar' en participar activamente en la experiencia. Si asi lo hicieses seria tu fin y quedarias transformado en una imagen más del amplio archivo de incautos que, antes que tu, osaron, tal vez incrédulos, tal vez curiosos, a probar esta experiencia.
Pero ¿que es lo que se supone que ocurre una vez que haces clic sobre aquel botón? Para tu sorpresa y horror observarás en tu monitor como una siniestra silueta se pasea... por tu propia casa!!! Querrás despertar de lo que desearás que sea una pesadilla cuando veas como ese espectro se acerca y entra en la misma habitación en la que te encuentras... te verás en tu monitor a ti mismo,de espaldas... entonces sentirás su presencia detrás de ti... te girarás no pudiéndolo soportar más y... lo último que verás, antes de morir, será el rostro de la doncella ciega que, despiadadamente te arrancará los ojos...
Como he dicho al principio, a mi, no me consta que sea verdad, y sinceramente, no pienso comprobarlo... si, lo reconozco, me da mucho miedo... pero yo les paso el reto a ustedes. ¿Te atreves a comprobarlo? ¿Se trata de una Leyenda Urbana, un montaje? ,o una terrible realidad...
suicide mouse
  1. El suicidio de calamardo
no, no debía pasar de nuevo, no después de aquello de la otra vez... No se como voy a aguantar esto, es mas fuerte que yo, aun así les contare y luego... no se, tal vez necesite ayuda psiquiátrica y psicológica...
Tardamos en recuperarnos aquellos que vimos el episodio del Suicidio de Calamardo, soñaba todas las noches con aquellos niños, siendo descuartizados y desmembrados... Lo cierto es que luego esas imagenes se borraron de mi mente, y tenia el recuerdo de aquel episodio como una pesadilla lejana...
Hace un par de días estábamos con algunos internos esperando la llegada de un episodio para corregir el sonido y esas cosas, eramos casi todos los que estuvimos aquella vez, presenciando aquel terrible episodio. Excepto por uno o dos, que renunciaron y jamas supimos de ellos otra vez...
El episodio llego y leí el titulo, se llamaba "Krusty party", lo que no note pero notaria después es que esa etiqueta estaba superpuesta sobre otra...
Prepare los equipos y coloque el Cd, y cuando estábamos todos alrededor de la pantalla puse Play, empezó la presentación común de todos los episodios, y todo parecía normal, hasta que llego a la parte en la que el pirata del cuadro se rie al final, lo que paso es que el pirata no se rió, sino que dijo: "No hay cosa pero que el dolor", en una voz irreconocible. Nos sorprendimos mucho, e incluso uno lanzo un grito, sin embargo decidimos seguir viendo el video, el episodio se llamaba "Suicide squidward, Part 2.".
El capitulo empezaba con una vista a Bob Esponja durmiendo, se lo veía mal dibujado y la animación se cortaba un poco, el sonido de los clásicos ronquidos fue sustituido por ronquidos reales. Estuvo la cámara mostrando por un minuto a bob esponja dormido cuando se vio un destello blanco, como si faltara un fotograma, no quería hacerlo, pero volvi atras y vi el fotograma. Era un niño, estaba atado a una silla y tenia un collar que hacia que su cabeza se pegara a la silla. Uno de los internos me dijo que sacara ya ese vídeo, sin embargo yo seguí reproduciendolo. De repente hubo un estallido, el ruido de un escopetazo, proveniente de la casa de calamardo, esto despierta a bob y se corta la animación... Se reanuda cuando bob esta saliendo de su casa, totalmente mal dibujada, una animacion muy pobre y sin sonido alguno, la animacion se corta y aparece un video. El niño atado a la silla esta llorando, y de la nada sale un hombre con un taladro, el hombre es irreconocible, su cara esta totalmente desfigurada. Toma a una niña de detras de la cámara y la golpea furiosamente con el taladro, luego lo enciende y le perfora la cabeza. Uno de los internos se desmayo, otro vomitaba sobre el tablero, los demás, incluyéndome, estábamos mudos. Se corto el vídeo con una toma del niño atado gritando, y volvió a donde estaba bob esponja yendo hacia la casa de patricio, se corta de nuevo y se muestran imágenes al azar de imágenes de personas descuartizadas, fotos del holocausto demasiado gores para pasarlas en las revistas y atrocidades varias. Vuelve a la animación y se ve a bob esponja tocando la roca de Patricio, la golpea y sale patricio, todo esto hecho con una animación pobrisima y una calidad de sonido muy mala, a patricio se lo nota muy triste y al ver a Bob dice: "Lo ha hecho, ¿verdad?". La voz que tiene es terriblemente perturbadora, es imposible saber si provino de un hombre o una mujer. Bob le responde "Creo que si, pero bueno, a todos le llega, a nosotros también". Con una voz parecida a la de patricio. Se vuelve a cortar la animación y se ve al niño atado gritando a todo pulmón, y al hombre desfigurado acercándole el taladro a la cara y alejandoselo, una y otra vez... Vuelve al animación y ahora se ve a Bob y a Patricio en la casa de calamardo, que es muy realista y se puede ver en las paredes cuadros de niños llorando. Llegan al cuarto de Calamardo y se ve las paredes llenas de sangre, y el cuerpo de calamardo en el suelo, la cámara lo enfoca y se cambia por el cuerpo de una mujer muerta, como si hubiesen superpuesto una foto en ese momento. Se corta la animación y ahora se ve al hombre desfigurado atravesándole la pierna al niño con el taladro, este esta desmayado, pero de repente se despierta y comienza a gritar. Vuelve la animacion y se ve a Bob tomando la escopeta de calamardo y apuntandole a patricio, se escucha una voz en off diciendo "Hazlo", Bob dispara y se ve la cabeza de Patricio volando por la habitación. Luego se corta la animacion y se ve al niño muerto, y al hombre atravesandole la cabeza con el taladro, el hombre mira a la camara, le dirige una sonrisa con lo poco que le queda de boca y rompe la camara. La ultima escena consiste en Bob sentado a la orilla de la ventana, llorando, de repente una mano lo empuja y cae hacia el suelo, cuando enfocan a Bob, esta sonriendo, en medio de un charco de su propia sangre. Tengo noticias de que uno de mis compañeros se suicido y dos están internados, le mostramos la cinta a la policía y dijeron que buscarían al hombre de la cinta, yo por mi parte, espero que inyectándome esta sustancia se me olviden todos esos recuerdos
el suicidio de calamardo
  1. El episodio perdido de Los Rugrats
Recuerda Rugrats la serie animada de bebes en Nickelodeon? Lo que probablemente no saben es que el creador de la serie, Gabor Csupo, originalmente tenia prevista una versión nocturna de Rugrats llamado "Rugrascals", que se pasaria en la noche, con un humor más adulto.
Debido a que todos los canales principales pensaron que esta versión para adultos era demasiado inquietante, se negó el permiso para emitir la serie, y como resultado, nadie realmente ha oído hablar de tal versión de la serie. Sin embargo, una estación en Wellington Nueva Zelanda por error coloco el VHS con el episodio de la versión para adultos en la mañana, pensando que era un episodio de Rugrats regular. El episodio que fue visto se llamaba "La mama de Carlitos". La introducción era normal, pero al final cuando Tommy dispara la leche en la pantalla, el efecto de sonido es mucho más fuerte, y la leche, simplemente se queda ahí durante unos 10 segundos, entonces el nombre del episodio aparece. El episodio parece normal, con los niños jugando en el parque infantil. Todos ellos están hablando de sus madres, cuando Carlitos tiene una visión.
Estaba Carlitos en el hospital de pie junto a su madre en la cama, que estaba muriendo de una enfermedad desconocida. Ella estaba cantando "Tú eres mi sol, mi única luz del sol" a Carlitos en voz muy débil, como si estuviera a punto de morir, pero cuando cantaba la segunda estrofa de la canción empezó a la inversa. Una foto de Carlitos apareció delante de un metraje de acción en vivo de un sapo que se diseca, se dice que representa la muerte por los fans. Carlitos se da vuelta y grita, y cuando mira a su madre, su rostro tiene una boca semidespegada, como si fuera una herida, un desgarramiento y esta dice "No te preocupes Carlitos, es el momento para mí de seguir adelante" con una voz de hombre muy perturbadora. Una ráfaga al azar de clips de acción se muestra, dicen que todos estos clips representan la muerte, en uno de ellos hay una vaca caminando en una caja con la palabra "matadero" groseramente dibujada en la cara, y material de archivo real de un hombre que sufre el SIDA siendo asesinado. Usted puede escuchar a Carlitos gritando todo el tiempo. Una foto de la mamá de Carlitos aparece de nuevo, esta vez con un pico de pollo pegado en la cara, diciendo: "¿No te acuerdas cuando empezó todo?" El episodio luego empieza a pasar escenas de acción de las mamografías y el parto. Cerca después de 1 minuto de estas mamografías, se oye mamá Carlitos decir "¿Quieres tu patito de la suerte Carlitos?" un feto muerto aparece. En este momento, se ve Carlitos salir de la visión, y tiene una convulsión. Tommy, Phil y Lil están llorando, y un medico de ambulancia lo tranquiliza, diciendo "Carlitos? Carlitos? puedes oírme?" con voz severa. Finalmente después de toser con sangre y vómitos, Carlitos vuelve a la normalidad. Entonces la camara enfoca como desde los ojos de Carlitos y vemos a Tommy, Phil, Lil y el medico de ambulancias con picos de pollo de en sus rostros, demasiado realistas, como fotografias. Se corta la escena y aparece Una foto de un niño que se parece a Carlitos gritando, al niño le faltan los brazos y las piernas, y parecen recién arrancadas.
Después de esto, los créditos ordinarios , seguido de 15 minutos de estática porque la estación no tenía nada más para pasar. Sorprendentemente, aunque el episodio fue visto por muchos niños, sólo un adulto que estaba viendo ha hablado de él hasta ahora. Ese mismo año, las tazas de suicidios infantiles subieron hasta las nubes en Nueva Zelanda.
top 10 creepypastas
  1. Lamida
Esto paso en una pequeña ciudad de Francia, salio en casi todos los periódicos locales. Una niña de 9 años, hija única, de padres de gran influencia, tenía todo lo que hubiese querido y deseado una niña, pero con una soledad incomparable. Sus padres solían salir a fiestas de caridad y reuniones del ámbito político, y la dejaban sola.
Todo cambió cuando le compraron un cachorro de raza grande, pasaron los años y la niña y el perro se volvieron inseparables. Una noche como cualquier otra, los padres fueron a despedirse de la niña; el perro ya acostumbrado a dormir con la niña, se ponia debajo de la cama.
Los padres se fueron y pronto la niña se sumió en un sueño profundo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, un fuerte ruido la despertó, eran como rasguños leves y luego más fuertes. Entonces, temerosa, bajó la mano para que el perro la lamiese (era como un código entre ella y el perro) lo hizo y entonces se tranquilizó y durmió descubrió algo espantoso: En el espejo del tocador había algo escrito con sangre que decía N0 SÓLO LOS PERROS LAMEN. Entonces dió un grito de terror al ver a su perro crucificado en el suelo de su habitación.
Se dice que cuando los padres volvieron estaba totalmente trastornada y solo decia "¿quién me lamió?". Aun se busca al autor de tal aberración.
  1. El mensaje...
No taches este texto como algo escrito por algun lunatico. Esta historia tiene sentido, solo dejame continuar...
Debes haberlo hecho, todos nos preguntamos si viajar en el tiempo es posible, verdad? Dejame decirte algo... lo es. De hecho, yo soy del futuro. Se que seguramente no me creas, pero, en serio, soy del futuro. Es una cosa realmente buena: puedes ver el pasado, ver como se desarrollan los eventos... y cosas asi. Sabemos mucho mas de lo que imaginariamos.
Mirar detrás de toda esta diversion te hará ver que existe un aspecto mucho mas serio. No se nos permite viajar a nuestro mismo tiempo de vida, y NUNCA deberemos contactar con nuestros "yo" del pasado. Permiteme decir que justo ahora estoy rompiendo esa regla. Si, chico, estas hablando contigo mismo. Tu mismo del futuro. Sere ejecutado por esto, pero sabes que? Lo acepto. Hablando contigo te estoy salvando de algo que es mucho peor que la propia muerte. No puedo decirte directamente que debes hacer, pues los filtros lo pillarian. Esto es lo mas cerca que puedo llegar, creeme. Sin embargo, puedo mandarte un pequeño mensaje:
Detras de todo esto hay algo mas simple y a la vez complicado , deberias leer la primera palabra de cada parrafo, ahora
  1. Pulseras En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas. Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer.
Mi tía me platicaba de un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital. El acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había otra persona con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre tonterías, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.
Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.
El Doctor dijo: “ Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?”
La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo: “Una banda como esta?”
muchas gracias por leer
submitted by EmiNemi8575 to u/EmiNemi8575 [link] [comments]


2019.11.05 10:36 Davidemagx Historias del Kiosco 24 Hs (Tres)

Necesito dormir, hice 16 horas de corrido hoy por cubrir a una compañera que tuvo un accidente...

La llamada me llegó alrededor de las 15:30, tenía media cara hundida en la almohada, lo escuché por poco y di el manotazo a los libros apilados que me hacen las veces de mesita al lado de la cama para agarrar el celular apenas con los dedos. Muy torpemente lo acerqué al oído y dije "¿Mmm?", la voz de mi jefe me recibió con un "Chango ¿Me vas a decir que estabas durmiendo?"
- ¿Qué te parece que puedo estar haciendo después de laburarte toda la madrugada?
- No sé, ¿no probaste estar con una mina?
- ¿Tu señora?
- Concha de tu madre... Escuchá, hubo un accidente con el convoy hoy y Carla no va a hacer su turno...
- Entonces ¿pasa el convoy, se accidentan y Carla falta al laburo? Cualquier excusa para faltar.
- No, pelotudo, la chocaron a ella. Por eso no va a venir.
- Ah... Perdón... Bueno. Voy en 20', de paso me contas lo del accidente.
Llegué al kiosco media hora después y mi jefe estaba sentado en la mesa que tenemos armada adentro. Hacía calor afuera, demasiado para ésta época del año, así que se había puesto cómodo con una cerveza que ya iba por la mitad y que tuvo la gentileza de servirme en un vaso plástico tan pronto me vio entrar. Lo tomé y dije "No está mal para desayuno..." y me acerqué hasta el exhibidor donde están los alfajores y agarré un triple de chocolate.
- Descontame luego. - le dije.
- No te hagas drama... - dijo y miró por la ventana a la calle desierta. - Una de las camionetas se desvió del convoy hoy a la mañana, aceleró como para pasar a las demás y no alcanzó a frenar llegando a la esquina de los chinos. Carla estaba cruzando la calle en moto y la agarró en la rueda trasera. Está bien ella, quebrada, pero fuera de otro peligro. Ya está enyesada en su casa. La camioneta fue a parar contra un árbol en la vereda de enfrente y... - miró a la calle otra vez - ahí lo vimos bajar...
- ¿A quién? ¿El chofer? Hasta ahora que me contas esto creía y estaba convencido de que las controlaban por satélite... Bueno, ¿y a dónde está el tipo? Lo tienen preso, me imagino...
- No, se escapó. No dió tiempo de nada. Se bajó de la camioneta y salió corriendo pero...-
- No se habrá ido muy lejos si anda a pie. Como si pudiera esconderse, hay que buscar la cara extranjera y listo.- lo interrumpí.
- Dejame terminar, chango. Salió corriendo muy rápido, a lo Speedy Gonzalez. Los que alcanzaron a verlo de cerca dijeron que era todo negro, cabezón y flaco. Que parecía una sombra larga.
- Una sombra larga, ajá... - Dije tratando de asociar la descripción con algún ente que hubiese visto ya. No había visto nada igual antes.
- Bueno... Me voy a dormir la siesta... - dijo Hugo, mi jefe, y tomando lo que quedaba de cerveza de un solo trago se levantó. - Perdón que te haya hecho venir. Por el doble turno te voy a pagar el triple, sé que estás cansado. Le digo a mi señora que te traiga la cena esta noche. Cuidate chango. - y salió por la puerta sin esperar respuesta.
No voy a aburrirlos con los detalles de la tarde, aburrida y lenta para mi gusto. La rutina ordinaria se siente pesada para el que no acostumbra a tratarla o en mi caso, no estoy acostumbrado a tratar con clientes normales. El único alivio que tuve en ese horario me llegó cerca de las 19:25 cuando vi a Berto saliendo del baño caminando en dos patas, con un sobrecito de Tang de naranja - mango apretado en la axila derecha. Llevaba las patas delanteras echas una copa a la altura del hocico, me llevo un instante darme cuenta de lo que estaba haciendo, se estaba metiendo el jugo como si fuese de la pura mientras casualmente salía al patio por la puerta de atrás, sin prestarme la menor atención. "Mi dosis de normalidad" pensé en ese momento.

Para las 2 de la madrugada estaba a dos tragos de café de alcanzar la velocidad de la luz, en lo que era una mezcla de agotamiento y estados alterados por el exceso de cafeína. Si me hubiese dado un ataque cardíaco entonces habría estado seguro de que sólo se trataba de una corazonada. Tenía tanto Dolca encima que de todas maneras mi cuerpo se habría negado a morir y no, nadie me batió el docla.
Había limpiado el piso dos veces, llenado las heladeras y freezers por encima de sus capacidades normales y pasado el trapo a todos los chocolates y paquetes de galletitas en las exhibidoras de manera que no tenía más qué hacer y las opciones se agotaban rápido. Netflix y Youtube fallaban en mantenerme despierto, no había un alma en la calle, todo estaba tranquilo. De hecho, muy tranquilo... Era raro. No, se sentía raro, como si me estuvieran observando desde afuera. Una mirada intensa capaz de penetrar el vidrio grueso de la ventana, de hecho al mirar por ella vi que la noche era más oscura de lo normal, que las luces no la cortaban y me sentí como atrapado en un cajón. Empecé a agitarme, a respirar hondo mientras una sensación repentina de puro terror me sobrevino salida de la nada. No entendía por qué o qué podría causarlo, después de las cosas que había visto esto era enteramente nuevo. Había maldad en el aire, demasiada como para poder ser tangible, transpiraba por cada poro y temblores se apoderaron de mi cuerpo. Estaba entumecido de pánico y no podía quitar la vista de la ventana, ví entonces la extensión de una extremidad salir desde la oscuridad. Lo que emergió desafiaba completamente todo el sentido de razón que tenía construído hasta entonces, lo que es decir mucho si tienen en cuenta mis experiencias cotidianas en éste lugar. Era alto, dos metros y algo con facilidad, cuerpo delgado, los brazos terminaban en puntas redondeadas y no tenía piés o al menos eran iguales a los brazos, la cabeza era desproporcionadamente grande. Circular, enorme, como un chupetín excepto que en vez de palito negro era todo oscuro y en vez de estar hecho de caramelo estaba hecho de maldad absoluta. Era un... Un... Un hombre palo... ¿Vieron esos dibujos o animaciones con hombrecitos hechos de palitos? Como los que hacíamos cuando éramos chicos al estar aburridos en clase. Así.
Dió un paso hacia adelante y me dí cuenta, tenía abierta la puerta y no había manera de que llegara a cerrarla antes de que lo tuviera adentro... Reformulando no había forma de que yo llegara a cerrar la puerta antes de que... ¿entrara al local? Comencé a moverme forzando cada fibra del cuerpo para salir del estado en el que estaba, tarea que no me resultó nada sencilla, muy despacito como para que no se diera cuenta de lo que estaba por suceder. Logré moverme un paso cuando volví a sentir que me miraba y al ver por la ventana el hombrecito estaba quieto, mirándome fijo a los ojos, ¿cómo sabía yo que me estaba mirando fijo a los ojos? no sé, lo sentí. No tenía ojos por ninguna parte y aún así estaba viéndome directamente a los ojos. Penetrándome... Reformulando otra vez, ¿atravesandome? con la vista! Supe que el sabía lo que estaba por hacer, peor aún, yo sabía que él sabía que yo sabía que él sabía que yo también sabía. Corrí hasta la puerta y por la periferia de mi visión lo ví correr a una velocidad tal que parecía una distorsión. Tres zancadas llegué a dar y quedar frente a la puerta pero me lo encontré de golpe y moviéndose a como una tren bala en dirección a mi, creí que iba a ser mi final, no vi mi vida pasar frente a mis ojos pero sí apreté en asterisco para no desgraciarme de miedo, puse las manos en frente para recibir el impacto y ¡Bam! El desgraciado se dió la cabeza como venía con el marco de la puerta, escupiendo un pedazo de papel de donde la boca debería haber estado, que aterrizó entre mis pies. El hombrecito completó medio giro en el aire y cayó al suelo con fuerza. Inmediatamente me sentí mejor después de eso, tomé el papelito. Escrito en imprenta y con mayúscula decía "D'oh!"

Lentamente se puso de pié y me miró. Otro papel salió de su boca, esta vez me lo alcanzó él, decía "¡Aquí viene el dolor!" y se refregaba la cabeza donde se golpeó.
- ¿Estás citando a Carlito de Carlito's Way? - pregunté y otro papel salió de él, me lo alcanzó gentilmente.
" Sí, sensei!"
- ¿Karate kid? - dije y aún otro papel salió.
"Sí, sensei!" otra vez.
- Entonces... No hablás y te comunicas con estos papelitos. De eso puedo darme cuenta... - el hombre se puso de pié sin dejar de refregarse la cabeza. -... ¿qué sos? no había visto uno como vos antes. - pregunté. Otro papel.
"¡Soy tu padre!"
- Star Wars. te afectó el golpe parece...
"Sin daño cerebra-bra-bra-bra-bra"
- Homero Simpson cuando se arrancó el chip. ¿Hablás en citas entonces?
"Sí, sensei!"
- Bárbaro... - pausé por un segundo. - ¿Me vas a matar? -
"¿Matarte? No quiero matarte..."
- ¿Entonces a qué viniste?
"Haz el amor y no la guerra."
- ¡Epa! No me gustó nada ahí. ¿Venís a violarme?
"No Lisa, no estoy comiendo sapos"
- ¿Ah?
"¡Nooo!"
- ¿Darth Vader en el episodio III?
"¡Simón!"
- ¿De donde carajo sacas las citas?
"Usamos la red mundial de redes."
- Me estás jodiendo... Optimus Prime en Transformers. ¿Y no podías aprender a hablar bien?
"La educación hace al sabio un poco más sabio, pero hace al idiota infinitamente más peligroso."
- No tengo idea de cómo interpretar eso... ¿Y de donde carajo salen tantos papeles? ¿Sos un robot, una impresora? ¿Qué sos? - tras unos segundos tres papeles salieron de el hombre palo respondiendo por separado cada pregunta,
" Bueno, pues , no se...mmm"
"No me pregunten quién soy ni me pidan que siga siendo el mismo." y,
"Lo siento, mis respuestas son limitadas. Debes hacer las preguntas correctas."
- Ok... Evidentemente no vamos a ir a ningún lado con el ping pong. Decime al menos qué querés acá, conmigo...
"Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos."
- De verdad necesitas mejorar tus respuestas. ¿Y ahora, qué hacemos?
"Hay cosas que hay que hacer y las haces y no hablas nunca de ellas."
- Sabés, citando a El Padrino das la vibra de mafioso... - antes de que pudiera formular otra pregunta o decir algo, un nuevo papelito
"Volveré, Bennett", decía. No podía no reconocer una línea de Comando así que sólo pude responder con lo que correspondía, - Te estaré esperando, John. - y así como así se alejó a la misma velocidad con que inicialmente había querido entrar. Sí oí el ruido de algunos tachos de basura desparramarse a la distancia y alguna alarma de auto, como si se los hubiese llevado puestos. Vi el montón de papeles que tenía en la mano, los hice un bollo y tan pronto abrí los dedos recobraron su forma original sin exhibir una sola arruga o marca. Bueno, no era papel, después de unas horas se desintegraron sin dejar rastro.
Cuestioné si era sano para mi salud mental seguir con éstas cosas, quizás debería tratar de salir de acá y llevarme mi depresión a un lugar más normal... Al final me venció el sueño, y honestamente también la curiosidad. Volví al escritorio y empecé a tipear ésto. Me dormí cuando iba por la mitad y me desperté cuando escuché a Berto cantar Kilómetro 11 en guaraní a todo pulmón, usando el escobillón como guitarra.
"Aní nde pochi Angha che ndivé Desengaño ité Manté arekó Che aká tavi Angyha oiku´á Nde rejhe kuñá Che upeicha aikó..."
Puedo cerrar la noche con ésto, de verdad necesito dormir.
submitted by Davidemagx to ArgentinaFantastica [link] [comments]


2019.07.21 20:58 YesitsAmy 【 The Promised Neverland】 [Manga] Mini Novela de Jump Giga- Verano 2019『Volumen 1.』

【 The Promised Neverland】 [Manga] Mini Novela de Jump Giga- Verano 2019『Volumen 1.』
┌───────────── ∘°❉°∘ ────────────┐
 ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ˚✩ ⋆。˚ ✩ ⊱ ◦• La Estrella Guía •◦ ⊰ ✩ ˚。⋆ ✩˚ ┊ ✫ — Escrita por 七緒 Nanao — ✫ 
『 Todos los acontecimientos de esta mini novela se llevan a cabo el día antes de que Emma y los demás descubrieran la verdad sobre el orfanato. 』
En una mañana del hogar de Grace Field , una niña de brillantes cabellos anaranjados corría alegremente por los pasillos de la casa, pasando junto a los niños mientras avanzaba. Como siempre en cada mañana, el orfanato estaba rebosado de actividad. Una vez los niños terminaban de vestirse para el día, comenzaban a salir de sus habitaciones y bajaban las escaleras, listos para desayunar.
- Buenos días, Emma. — Dijo una pequeña niña que sostenía su peluche de conejito cuando Emma se detuvo en la sala.
Emma estaba a punto de bajar las escaleras cuando divisó a la pequeña Conny, y no pudo evitar saludarla. Los niños recientemente se habían enterado de que Conny iba a ser adoptada, y el saber que ella pronto iría a un hogar lleno de amor, conmovía el corazón dentro de Emma. - ¡ Buenos días, Conny ! — Emma sonrió justo antes de empezar a bajar las escaleras.
Cuando llegó al final, reconoció a dos niños sentados en una mesa que se encontraba cerca. Incapaz de contener su emoción, ella gritó. - ¡ Buenos días, Norman ! — Emma se encontró con una gentil sonrisa por parte del niño de cabellos blancos. Deslizando rápidamente su mirada hacia el niño de lustroso cabello negro que estaba junto a Norman, también lo saludó. - ¡ Buenos días, Ray ! — Emma se encaminó hasta la mesa y se sentó frente a ellos. Como tenía planes para más tarde en donde estaban involucrados los tres, apenas podía quedarse quieta en su silla.
Al darse cuenta de que Norman la observaba, Emma le prestó su atención. - ¿Tienes algo en mente, Emma? — Tomando esta pregunta como su oportunidad, Emma sonrió. - ¡ Deberíamos ir a ver las estrellas esta noche !
Emma notó que Ray apartó su mirada del libro que estaba leyendo y le alzó una ceja. - ¿Qué estás diciendo tan temprano en la mañana? — Preguntó él, pasando una de las páginas de su libro. - Sabes que no podemos hacer eso. Mamá no estará feliz si vamos afuera tan tarde en la noche.
Visiblemente decaída tras recordar las reglas del hogar, Emma reposó su mentón en la mesa con tristeza. – Pero las constelaciones que saldrán... solo podremos verlas esta noche. No seremos capaces de verlas de nuevo por un muy largo tiempo.
- Emma, ¿Qué te dio esta idea? — Preguntó Norman mirándola con curiosidad.
Agitando sus manos con emoción, Emma explicó lo que hizo la noche anterior. -Antes de ir a la cama anoche, leí un libro sobre constelaciones con Phil y Marnya. Les mostré en donde se localiza la Estrella del Norte, pero entonces ellos me preguntaron, “¿Que es una constelación?” No pude responderles apropiadamente−...
- Una constelación se define como un conjunto de estrellas que forman un contorno imaginario o un patrón. Cada una cuenta con un nombre único. — interrumpió Ray.
- ¡ Raaaaay ! — Se quejó Emma. - ¡Por favor escucha y déjame terminar primero! — Emma estaba irritada por como Ray la estaba ridiculizando con su tan extenso conocimiento. Recobrando su espíritu, decidió intentar transmitir sus pensamientos de una forma más clara y con más detalle. - Es cierto que hemos visto las estrellas, ¡ Pero nunca hemos ido afuera para hacer una observación astronómica antes !
Esto causó que ambos niños se miraran el uno al otro. Claramente Emma tuvo un punto allí, los dejó sin palabras. Era cierto que, aunque sabían mucho sobre las constelaciones, jamás habían intentado localizarlas en el cielo antes. Manteniendo su impulso, Emma reiteró aquello que había dicho previamente. - ¿Ven? ¡ Deberíamos ir a ver las constelaciones juntos esta noche !
Emma vio cómo Norman empujó su silla hacia atrás para después ponerse de pie. Empezando a pasearse por la sala del comedor, Norman tocaba su barbilla repetidas veces, perdido en sus pensamientos. Él había visto a Mamá caminando hacia el otro lado de la sala, claramente haciéndolos tranquilizar a los tres por un instante antes de desaparecer.
Ray estaba abriendo su boquita para decir “No hay forma en la que podamos hacer eso”, pero fue interrumpido por Norman, quien habló primero.
- La ventana del ático.
- ¿Huh? — Emma inclinó su cabeza mientras sus ojos destellaban con interés. Ray también estaba escuchando en silencio, ahora con su atención sobre Norman en lugar de su libro.
Saliendo de su trance, Norman regresó a la mesa y volvió a sentarse. Los miró a ambos, manteniendo su voz baja. – Una de las ventanas del ático está rota. Desde allí nos podemos escabullir hasta el techo en la noche.
- ¿La ventana del ático? ¡ Es una gran idea ! — Dijo Emma, más alto de lo que pretendía. Viendo que Norman colocó un dedo sobre sus labios, Emma se dispuso a bajar su voz.
- Eso es mejor que burlar la cerradura de la puerta y salir por la noche. ¿Verdad? — La vista de Norman se dirigió hacia Ray, esperando por su opinión. Luego de unos cuantos momentos de silencio, Ray empezó a hablar.
- Bien, podemos hacer esto siempre y cuando regresemos antes de que Mamá comience sus patrullas. — Sentenció él.
Considerando las palabras de Ray, Norman se reclinó en su silla. - Deberíamos intentar ir nosotros tres primero, para asegurarnos de que no sea peligroso. Si todo es seguro, entonces podremos traer a los otros niños la próxima vez.
Asintiendo, Emma juntó sus manos en un aplauso. - ¡ Si ! ¡ Cuando se hayan apagado las luces esta noche ! — Emma sonrió, apreciando a sus tan confiables amigos.
Esa noche, una vez que todos se habían ido a la cama, los tres comenzaron a subir las escaleras que llevaban hacia el ático. Tratando de no pisar muy fuerte los rechinantes escalones, lograron llegar hasta la habitación sin uso del ático. Luego de caminar hacia una de sus ventanas, Norman empezó a señalar. – Aquí está. — Tanto Emma como Ray se acercaron y notaron que la rejilla incorporada era tan débil que, para desprenderla, bastó con hacer un mínimo esfuerzo.
- ¡ Lo hicimos ! — Celebró Emma mientras colocaba la rejilla en el suelo.
- Emma, estás haciendo demasiado ruido. — Dijo Ray detrás de ella con intenciones de regañarla. Sin embargo, ella lo ignoró completamente para asomar su cabeza fuera de la ventana. Había una gentil brisa que le transmitía una sensación de bienestar mientras soplaba delicadamente sus cabellos hacia un costado. El exterior definitivamente se había enfriado a estas horas, haciendo de la temperatura algo más placentera. Dejando de asomarse, Emma miró a Norman y a Ray. - Iré primero, ustedes espérenme aquí. —Emma sabía que, de los tres, ella sería la persona más adecuada para asegurarse que el techo fuese seguro de escalar. Emma era la niña más ágil y atlética de Grace Field, por lo que sería capaz de reconocer las áreas donde, para el resto, sería difícil empezar a escalar.
- Ten cuidado, Emma. — Norman colocó su manita sobre el hombro de Emma.
Asintiendo, Emma empezó a escalar fuera de la ventana para mirar el techo. Debido al polvo acumulado que había al borde del tejado, Emma se resbaló por un instante, pero logró reincorporarse rápidamente. Mirando hacia arriba, Emma pudo notar cuán inclinado estaba el techo. Como era de esperarse, esto no fue sorpresa para ella, pero se dio cuenta que escalar era bastante fácil. Al llegar a la cima, Emma miro hacia abajo en dirección a la ventana de la que había escalado y empezó a llamar a los demás. - ¡ Subir es seguro, chicos !
Solo tomó un momento para que Emma lograra ver a Norman y a Ray escalar por la ventana y finalmente reunirse con ella en la cima. Mirando hacia el cielo, no pudo evitar soltar un sonido de emoción al ver todas las estrellas. - ¡ Guau ! ¡ Esto es increíble ! —Emma pudo ver que Ray fue el primero en acomodarse y ubicar a su lado la linterna que cargaba con él. Después de eso, empezó a mirar al cielo mientras abría un libro de constelaciones para comparar lo que observaba.
Estaba bastante oscuro ahora. El bosque que había en los alrededores se tornó negro en comparación con los otros sitios que se lograban ver. Emma solo podía imaginar que, desde la distancia, seguramente ellos se veían igual de oscuros que los árboles que estaban en el suelo. Los tres notaron un conjunto de estrellas que titilaban con más brillo que otras, y fueron capaces de distinguir otro grupo cercano resplandeciendo. Todo coincidía con las descripciones otorgadas por el libro de constelaciones y los ojos de Emma se abrieron completamente, reflejando asombro en su expresión. - ¿Es esa la constelación Casiopea?— Preguntó ella mientras veía como Norman se acercaba más.
- Se parece a ella.
- Esa es la constelación de la Osa Mayor. — Corrigió Ray. - También conocida como el “Carro Mayor.” — En el cielo, Ray miró un poquito hacia la izquierda, y luego al libro abierto que estaba sosteniendo. Norman y Emma hicieron lo mismo y lograron darse cuenta de a qué se refería. Habían siete estrellas brillando con intensidad que formaban una constelación junto al “Carro Mayor.”
- Esa es.. — Comenzó Emma.
- ¡ Polaris ! —Dijeron Emma y Norman al mismo tiempo. Era una pequeña constelación, pero fueron capaces de encontrarla mientras conectaban las otras constelaciones. Pudieron ver la más grande apuntando hacia el norte.
- ¡ Increíble ! ¡ Esas realmente son constelaciones ! — Dijo Emma con mucha emoción.
- Por supuesto que lo son. — Afirma Ray con un tonito de burla mientras se sienta sobre el techo. Con curiosidad, mira hacia el libro mientras compara las descripciones con el cielo nocturno. Emma y Norman reían muy alegres mientras se sentaban junto a Ray.
- En el pasado, los humanos solían viajar guiándose por las estrellas como nosotros hicimos ahora, ¿Cierto? — Preguntó Emma, recordando esto de un libro que leyó en el pasado mientras Norman se sentaba un poquito más cerca de ella.
- Si, es porque la Estrella del Norte está directamente posicionada sobre el eje de rotación de la Tierra. Siempre apunta hacia el norte. — Explicó Norman, y los ojos de Emma se agrandaron.
- Eso quiere decir que cuando dejemos el hogar, será bueno que recordemos la Estrella del Norte como un marcador cuando vayamos en aventuras juntos.
- ¿Aventuras? — Norman reía. – ¿Como buscar tesoros secretos o ir a lugares donde nadie haya estado aún?
Siendo animada por Norman, Emma empezó a hablar sobre sus ideas de aventuras y otras cosas fantásticas que podrían hacer en el futuro mientras estén en esos viajes. Ray había pasado la mayor parte del tiempo escuchando, pero suspiró una vez que Emma se detuvo.
- Aún siendo así, ¿No les parece que el guiarse por estrellas es muy anticuado? Podrías seguir manteniéndote en contacto de otras maneras en tiempo real, incluso si estás muy lejos.
- Eso es verdad…hmm — Susurró Emma, inclinándose con más cercanía hacia Ray. – Pero incluso si dejamos el hogar y nos vamos con distintas familias, estaremos siempre bajo el mismo cielo, y podremos mirar siempre hacia la misma estrella por la noche. ¿No es eso increíble? ¡ Es como una estrella guía !
Los ojos de Ray se abrieron de par en par por las palabras de Emma, y Norman comenzó a soltar risitas. – Estoy de acuerdo con Emma. — Dijo Norman, mientras miraba a Ray. – Será nuestra estrella guía.
Recordando los rostros de su hermanito Phil y su hermanita Marnya, quienes le habían preguntado qué era una constelación, Emma no pudo evitar sonreír. Algún día, todos dejarían el hogar, incluso ella misma. Y así, cuando lo hagan, viajaran al mundo exterior. Será solitario, también triste, pero si todos conectan las constelaciones y encuentran la Estrella del Norte, estarán conectados sin importar a donde vayan. Esta estrella hará posible que vayan a nuevos lugares sin perderse.
- ¡ Marquemos esta estrella ! —Emma apuntó hacia el cielo, riendo, y mirando con esperanza hacia el futuro.

❧ 𝓔𝓵 𝓕𝓲𝓷.
Traducido al idioma español por: YesitsAmy / YES!itsAmy
Traducción al idioma inglés: ☆ THE GUIDING STAR ☆ —Translated by: norman22194x & Honyarinka
Recomendación de previa tradución al inglés: The Promised Neverland ( English Twitter account )

└──────────── °∘❉∘° ────────────┘
✦The Guiding Star✦
submitted by YesitsAmy to u/YesitsAmy [link] [comments]


2019.05.22 19:39 AlejoErecto En defensa del final de GoT

Kazanov chúpala.
Creo que el final tiene varios baches, pero en rigor me parece un buen final.
A favor:
  1. Finalmente, ganó el status quo. Esto es lo agridulce. Dany intentó luchar contra la esclavitud y contra los poderosos, me parece que ella representa toda idea novedosa que va a contrapelo de su contexto. Sin embargo, sucesivamente pierde a sus consejeros más cercanos, a 2 dragones (que son sus hijos), a su mejor amiga y cuando va a por fin lograr la derrota de sus enemigos jurados, ellos se rinden. Lo que concedería el protagonismo a un más humano Jon Nieve. Como Cersei, Dany es una tipa determinada y comprometida con su visión, hasta las últimas consecuencias. Sin embargo, su llegada a Poniente (o Westeros) es recibida por falsos consejeros -todos finalmente tiran hacia su lado, al lado del status quo-. Y para más señas, su propio amante la traiciona donde más duele. Esta razón es la que me impulsa a defender el final: no ganan los buenos y tampoco los malos. Y los personajes "moralmente grises" que quedan al mando, cuando llega la hora de la verdad, vuelven a legitimar las mismas prácticas vetustas de antaño. Me sorprende que las críticas feministas ahora no señalen, con justa razón, que en Westeros lo que vence al final es el patriarcado.
  2. Al final, un rey débil tiene un consejo de gente débil. En donde el compadrazgo sigue importando más que la eficiencia (Bronn). Se dice que hay un giro democrático y estoy en absoluto desacuerdo. Si hago una interpretación, diré que me parece que es un acuerdo falso. Aceptan porque la guerra previa los ha dejado débiles y necesitan el respaldo de la Corona. La flota completa de Euron fue incendiada por Dany; los Martell vienen saliendo de un conflicto interno. Me referiré luego a Queen Sansa.
  3. Creo que Bran I el Roto es el último Rey antes de una guerra civil.
En contra:
  1. Hay hueás que me molestan mucho. Samwell como Gran Maestre, por ejemplo. La Guardia sigue funcionando, según Tyrion, y un hermano juramentado, como Sam, está más allá del alcance de la Corona. Pierde el sentido que un Rey lo sustraiga de la Guardia para nombrarlo Gran Maestre. Es una torcedura horrible del lore, solo con el fin de ponerlo en una escena feliz. Ya he explicado mi versión del final de Sam: decide volver al Muro, ya que fue a estudiar a la Ciudadela para reemplazar a, ya saben uds, Aemon Targaryen, ese que dio discursos sobre el compromiso de un miembro de la Guardia. En el Muro, él es nombrado Lord Comandante, primero en ser también un Maestre, y sería él quien recibe a Jon Nieve, no el chiste que es Tormund (qué chucha hace en Castillo Negro como si fuera su corral). Jon le explica a Sam que él, siendo Targaryen, ya no tiene lugar en los 5, 6 o 7 reinos, que además es rival de Bran I aunque no a voluntad propia, que lo deje marchar con los salvajes, más allá del muro. Sam accede y así se explica qué pasa en esa última secuencia. La serie quiere que uno interprete mucho, pero faltan diálogos que expliquen decentemente la situación.
  2. Arya la exploradora. Se alude a una escena suelta de una promesa, pero nada en el personaje de Arya la hace conocedora de la náutica o de los viajes. Se da que viajó harto con el Perro, se da que viajó a Essos, pero como rehén o como polizón. Me da la impresión de que hicieron un final apresurado, haciendo un guiño a un personaje del último libro que publicó Martin (Elisa Farman). Para mí, hubiera sido mejor que volviera a Essos a terminar su entrenamiento o a emplearse como mercenaria. O a Braavos, para convertirse en la Primera Espada de Braavos. Como lo fue Syrio Forell. Era tan simple hacer un final digno para ella.
  3. Brienne. Se malogró mucho su personaje a favor de "mostrarla vulnerable". Pelotas. El sentido de Brienne es que ella personifica al "true knight", aún no siendo uno. Que Jaime la unja me parece un bonito añadido, ahí debía terminar. Mas el cuchareo con Jaime no tiene sentido. Se la utiliza como un trampolín para el regreso de Jaime a Cersei (que así debía ser, e ingenuo aquel que haya pensado que la dejaría; es un onvre enamorado pese a su voluntad, de ahí su tragedia). Pero Jaime se pudo haber mandado a cambiar simplemente. Brienne sobra como Lord Comandante de la Guardia. Creo que debía volver a las andanzas, ir como caballero errante deshaciendo entuertos como en los cuentos de Dunk y Egg, pero su trayectoria yendo de Guardia Real a caballero errante, al contrario de Duncan.
  4. Queen Sansa. El Norte fue literalmente arrasado por zombis y cuando más necesita el respaldo de la Corona se declara independiente. Fanservice del penca. El único Rey en el Norte es y será Robb. Jon y Sansa son imitaciones chulas. Con el título de Guardiana del Norte (que es técnicamente un Rey en su región) bastaba, pero querían darle un final Disney a una personaje que empieza siendo Disney y se supone que descubre fortaleza. Queda en nada. Vuelve a ser reina disney.

En resumen: el mensaje de mi punto 1 es lo que más me gustó y que hace contrapeso a las contras, que son más que nada cosméticas y productos del guión Marvel de Benioff y Weiss. Sin embargo, creo que la idea, que GRRM replicará, me parece excelente si termina la novela con una larga y jugosa narración.

Besos
(menos a Kazanov)
submitted by AlejoErecto to frogueros [link] [comments]


2019.05.17 22:12 lord31173 Soñé que ya no eramos así [Parte I]

Lo que está a punto de leer es de mi autoría y de ser citado en algún momento agradeceria hacerlo simplemente a un usuario Venezolano de reddit, es mi debut como escritor de cuentos cortos y me gustaria saber que piensan, si no les gustó para nada tratare de mejorar, o en caso contrario de que les guste con sus comentarios me harian saber que se viene la segunda parte.

Entre otras teorias, gente cercana al ámbito espiritual afirma que los sueños a veces son conexiones al multiverso hechas por nuestro subconsciente para conectarse a nosotros mismos de otros planos, viendo mediante el tercer ojo a dimensiones paralelas que son puentes atemporales, habiendo gente que entrena esta disciplina durante un largo tiempo con la finalidad de procurar el mejoramiento personal, partiendo del concepto de que las redes neuronales y algoritmos cerebrales poseen una gran complejidad, lo cual representa el hecho que después de millones de años de evolución aún no sabemos totalmente el potencial de nuestro órgano pensante que es capaz hasta de soñar despierto usando la imaginación. En criollo y en pocas palabras, verse a sí mismo haciendo vainas imposibles de hacer actualmente, dan ganas al menos de intentarlo o imaginarlo.

Mi sueño comienza a las afueras del Metro de Caracas, chateando por un grupo de WhatsApp con 2 amigos y 1 amiga del liceo, a pocos minutos de haber quedado para reencontrarnos y asistir juntos al Lollapalooza en su 8va edición esta vez a celebrarse en el paseo los próceres. Al leer en el chat que ya todos escribían que iban saliendo casi simultáneamente, decidí entrar a la estación ya que había llegado temprano a la cita y recordé sorpresivamente que, por haber reservado en la preventa del evento, tenía derecho a reclamar unos pases del metro con el logo del concierto, en conmemoración de uno de los pocos días del año y aparte de cuando había votaciones que el metro es gratis. Esto lo implementaron años atrás para incentivar a la gente a ejercer su derecho cívico, lo cual supero positivamente las expectativas de la gerencia del metro y del gobierno central.

Había full seguridad privada en la estación, los vigilantes portaban un uniforme con chaleco azul y cada uno tenía radio y revolver enfundados a cada lado de la cintura, unos chamos más o menos de mi edad conversaban risueñamente encaramados a una escalera móvil, reemplazando una cámara de seguridad que se había dañado el día anterior. Caminé hacia la taquilla sin haber nadie en la cola esperando antes de mí, y la chama empleada del metro que me atendió, al mostrarle el brazalete del concierto me saludo con una sonrisa como si me conociera de toda la vida, me pidió el código único del evento y me dio mi par de boletos de conmemoración por el concierto, buscándome conversación además alegando que ella había pedido el día libre y todo para ir al concierto también, pero que no pudo reservar en la pre venta ya que en cuestión de pocas horas todo estaba vendido, haciéndome pucheros y caritas tristes como indirecta para que me la llevara en caso de que alguno de mis amigos no pudiera asistir. Tuve que cortar la conversa algo tajante para mi gusto ya que la chama era bastante atractiva pero notablemente más joven que yo, y que detrás mío había gente haciendo cola con brazalete en mano también para retirar sus tickets del metro edición aniversario, y sentía sobre mis hombros los ojos de los guardias de seguridad apurándome para no alargar la fila más de lo necesario.

Acto seguido tome el celular y le tomé 2 fotos a los boletos, e inmediatamente la subí a mi Google Drive, y las elimine de la galería para ahorrar memoria ya que sabía que en el concierto iba a necesitar espacio para las fotos. Al hacer el ultimo click escucho mi nombre por el pasillo de una de las salidas del metro, cuando veo vienen mi amigo y amiga casi que agarrados de manos saludándome desde la distancia, pensé que seguramente estaban felices de verse ya que después del liceo todo el mundo se distancio en sus planes y fui el único que decidió quedarse en Venezuela a sacar el pregrado, mientras la mayoría de ellos salieron del país a estudiar y a diferencia de mí, llegaron con títulos de post grado nuevamente al país.

Mientras me contaban de sus vidas y nos poníamos al día casi que todos hablando a la vez, el otro pana que faltaba por llegar haciendo gestos de cansancio y sed extrema por supuestamente haber corrido el último tramo de escaleras hasta llegar a nosotros, lo cual nos impactó jovialmente ya que este último era conocido desde el liceo por su impuntualidad y el uso del humor con exageración, para justificarse cuando llegaba tarde a un sitio. Resulta que según me cuentan, la primera pareja de amigos, se encontraron accidentalmente en una Universidad en España, luego de que la Universidad a la que había postulado mi amiga le rechazo la beca de fundayacucho, sin decirle el motivo y pues aprovechando que otra universidad con la misma carrera que ella quería tenía convenio con la prestigiosa Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, pues decidió irse a estudiar allá consolidando un noviazgo algo accidental considerando que en el liceo andábamos los 4 juntos y nunca hubo nada de nada, lo que me impresiono a boca abierta y ella me respondió con un anillo de compromiso en su mano, y tal cual como si fuéramos adolescentes otra vez celebramos los cuatro juntos con un abrazo grupal mientras me arrepentía mentalmente por no haberle aunque sea pedido el número de teléfono a la chama de la taquilla.

Momentos después abordamos el vagón que nos llevaría a nuestro destino, pude notar en el metro el aire acondicionado, las cámaras de seguridad en los vagones, las calcomanías algo descoloridas con el símbolo de 'zona wi-fi gratis', y a su vez las 9 líneas del metro de Caracas dibujadas en un estilo moderno en la parte superior del vagón las cuales nos hacía sentir orgullosos de nuestro país una vez más por ser el único en Latinoamérica en procurar llevar el metro no solamente a la capital sino que todos los estados tenían su metro, con menos líneas obviamente aunque igual de bien gerenciadas que el de Caracas.

Nos tomamos varias fotos en la fila antes de entrar al concierto y se escuchaba en el fondo un grupo de rock Venezolano que no reconocí, practicando como teloneros de Red Hot Chili Peppers y pude ver a lo lejos a la GHP (Guardia de Honor Presidencial) como custodios impolutos del evento quienes no permitían que se enfocara ni tomara fotos a una tarima específica, ya que se rumoraba que el presidente de la Republica iba a asistir, teniendo mucha lógica, ya que contaba mi amiga de manera jocosa que en sus días de estudiante en Cambridge, el ahora presidente por pura casualidad cantó al frente de Bono de U2, al ser el único estudiante Venezolano en la facultad de Derecho, haciéndose notar por un cover con cuatro de la canción ‘Summer Rain’ en un acto de bienvenida a los nuevos estudiantes de la facultad, impresionando a Bono quien estaba de incognito en la multitud, pensando que era un Ukelele afinado de una manera algo inusual, lo cual declaro para sorpresa de los venezolanos en una entrevista a la prensa días después.

La GPH que custodiaba el evento, se remonta a la época de la gesta independentista Venezolana como compañía de Húsares, y por ley eran los encargados de la custodia personal y de seguridad del primer mandatario y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, siendo una de las ramas militares de la Republica cuyo proceso de admisión era estricto de por demás, y para ser miembro de sus filas a excepción de las otras fuerzas, el aspirante debía poseer formación académica superior (mínimo TSU), para ser parte de sus filas en todos los niveles, desde conscripto pasando por suboficial hasta oficial, la política estaba prohibida por ley y casi al nivel de taboo en las fuerzas armadas y el país se regía Constitucionalmente por los principios del Libertarismo desde el tercer periodo presidencial de Renny Ottolina casi a finales del siglo XX. El militar y todo funcionario público y miembro de cualquier fuerza de orden público o de seguridad del estado, inspiran respeto como autoridad y también por sus méritos académicos a diferencia del país vecino Brasil (Un chofer de bus), nuestro presidente era un carajo estudiado que representaba lo mejor de nosotros.

Se vanagloriaban en las escuelas de formación de oficiales como la ‘ELITE’ juvenil Venezolana, implantando estos institutos militares un pensum académico de estudios y militar a la altura de academias militares extranjeras como West Point del U.S Army ofreciendo recíprocamente programas de intercambios de estudios en todos los institutos militares profesionales y de seguridad del estado Venezolano, recibiendo cadetes de todo el mundo a formarse en nuestras aulas lo que hablaba de un nivel de calidad de vida comparable a los de Australia, habiendo polémica en los medios por una supuesta lista de espera para el ingreso, donde los números extranjeros por convenio e intercambio superaban casi el doble el contingente estudiantil nacional.

Estando ya en el concierto, mi amiga saluda de abrazo a una chama que se acercó a nosotros la cual hablaba rápidamente con acento que para mi era desconocido hasta ahora, mientras de fondo RHCP tocaba Can’t Stop, ellas aun conversaban y noté que uno de mis amigos se me queda mirando sonriendo y acercándose hacia mí, diciéndome al oído, ‘esta fue una sorpresa que te preparamos, no nos gusta que estés solo marico, eres demasiado depinga y te queremos burda’, me presenta mi amiga a la chama y resulta ser una Chilena, de nombre Ignacia, ligeramente mayor que yo pero al rato de haber hablado y roto el hielo gracias a la música me propuso irnos al pasto a hablar con más serenidad, mientras nos dirigíamos a sentamos en la grama, sentía como me latía el corazón y le escribí a mi amigo ‘mamaguebo, es perfecta’, lo que 5 segundos después regrese la mirada a la tarima y vi claramente como leía el mensaje, se lo mostraba a los otros panas y se reían todos a carcajadas, haciendo mi amigo un extraño gesto con su lengua a modo de ‘misión cumplida’, nos sentamos y cuando nos disponíamos a comenzar a hablar, ambos soltamos un suspiro al unísono lo cual hizo que se sonrojara, mientras Anthony Kiedis dirigía con las palmas el cambio de ritmo de la canción anterior, a un ritmo mas lento con el opening de guitarra tocando Snow (Hey Oh), haciendo exaltar a la muchedumbre del concierto a gritos de alegría.

La chama en efecto era algo mayor que yo, con 32 años me contaba que conoció a nuestra amiga en común en clase de yoga hace semanas y que sus padres eran dueños de una empresa minera multinacional que gano una concesión en Venezuela recientemente, y para supervisar mejor las operaciones mineras en el sur del país, su padre había decidido tramitar los papeles para la visa familiar para que su esposa e hija lo acompañaran en los cinco años que dura la concesión, ella al igual que yo es Abogada y como llego a Venezuela hace poco pues se planteo la posibilidad de hacer un post grado aquí, lo que no me mencionó fue la especialidad que quería estudiar.

Hablamos que jode de todo un poco y en fin, super depinga la chama, luego de que ‘The Killers’ despidieran el día de festival cantando ‘Human’. La chama hacía mención de que el presidente no llego nunca, me reí de su comentario mientras me dispuse a llamar un Uber ya que la chama no quería devolverse a esa hora en metro ya que venia traumada por las cosas medio locas que pasaban en los vagones a las altas horas de la noche en su país de origen. El Uber por suerte llego rápido, un chamo con acento portugués (Quizá un inmigrante Brasileño escapando del régimen narco comunista) manejaba el WV Gol color negro que nos iba a llevar a casa de ella, le pregunte si me podía llevar a mi casa después que la dejáramos a ella a lo cual me dijo que si, dándome cuenta hasta ese punto que este carro era un año mas nuevo que el mío, el cual después de haber cobrado mis pasantías en la fiscalía antes de graduarme y completando con un dinero que junte vendiendo unas skins viejas de cs go por steam (Por alguna razón ahora valían mucha plata y en su momento eran un common drop).

En fin, recorde pude comprarme mi carrito de agencia un par de años atrás y que debia cambiarle los neumaticos pronto, sintiendome super indeciso por la cantidad de cauchos y tipos de estilos que le podia adaptar ya que el mercado de modding en el pais y especialmente para este vehiculo se habia disparado desde que jovenes como yo eramos los conductores mas frecuentes para este modelo por ser accesible para la juventud.

Hablábamos de cualquier vaina en el camino y me pregunto si había comprado para los otros días del evento también, a lo que respondí que sí, pero solamente para el del día siguiente ya que las otras bandas de los otros días me daban ladilla y ese era el día que entre medio del evento se iba a presentar Linkin Park, y quería escuchar entre otras cancones a Chester Bennington y Mike Shinoda tocar en vivo la canción ‘One More Light’, a lo cual no me respondió nada, solamente reacciono casi instantáneamente, con ojos llorosos apartando la mirada de mi hacia la ventana y agarrándome la mano entrelazándome sus dedos, pensé que había sido efecto del alcohol por las marronas (Solera Märzen) que nos habíamos tomado juntos en el concierto, en fin, tarde un momento en reaccionar y caer en cuenta que quizá esa canción tenia algún significado sentimental o quizás simbólico para ella, o murió algún familiar recientemente, no se. Me soltó la mano suavemente y me dijo que ella no había comprado para ese día y que se le paso el detalle de que se iba a presentar esa banda.
submitted by lord31173 to vzla [link] [comments]


2019.05.17 12:41 DarkWorld_ Dark Wolrd I

TODO PUEDE SUCEDER EN 2 MESES”
Leonardo,un chico de 13 años como cualquier otro,estudiaba,andaba en bici y salia con sus amigos,tenia un vida relativamente normal,hasta que conoció a una chica de la cual el se enamoro,actuaba como cualquier chico enamorado,medio bobo y medio “raro”,y al pasar el tiempo paso lo que tenia que pasar,se le declaro y ella lo rechazo. El estaba triste, pero...lo peor no fue eso,lo malo sucedió cuando el cambio su actitud,ya no salia,ni con sus amigos ni con su bici, tampoco estudiaba,dejo de comer y de hacer sus actividades diarias,escribía cosas “macabras” en un blog en el cual su usuario se llamaba LEX y así vivió por 2 meses. Sus padres lo llevaron al psicólogo,a los 2 meses el volvió a ser el de antes.
El 20 de Abril su hermana se estaba casando y el fue con un traje negro pero la corbata blanca,en un momento de la boda fue al baño y cuando se estaba lavando la cara se miro al espejo y su reflejo le hablo.
-Hola Leonardo,me extrañaste?
-¿Quien eres tú?
-Soy yo,LEX,el que te susurro al oído durante 2 meses.
-No! No puede ser,yo no sufro de doble personalidad.
-Ja! Crees que estas totalmente cuerdo? Pues no es así, tu estas mas loco que yo,ya que tu fuiste el que me creo.
-Eso...es imposible,Lex es un usuario falso que utilizaba para desahogarme.
-Eso fue así la primera semana,cuando me hiciste famoso liberaste tu ira y ahí me creaste,LEX es toda la ira desatada de LEONARDO.
-Eso es imposible!-PLASHH (rompe el espejo)
Cuando volvió a la mesa con su familia su madre le dijo:
-Leo,que te paso en la mano?
-Nada mamá,nada.
Y así siguió la fiesta. En otro momento de la noche de la nada se levanto y fue a la cocina,agarro un cuchillo y se marcho,luego subió al escenario y dijo:
-Buenas noches,damas y caballeros. Yo soy el famoso LEX el que prometió PONER DE CABEZA EL MUNDO.
-Baja de ahí Leo,y deja de decir tonterías- Dijo su hermana.
Entonces el bajo,se acerco a su hermana,la abrazo,y la apuñaló,tiñendo de rojo su corbata blanca,cubrió su ojo derecho con su pelo y dijo “¿Ahora me creen?” y asesino a todos los presentes,para luego huir e introducirse en el bosque.
2 meses después,su búsqueda terminó,la policía lo dio por muerto,pero no sabían que el seguía con vida y jamas imaginaron que volvería,pero un poco diferente...se sacó el ojo derecho,y su pelo se volvió blanco como la nieve,sigue usando su traje negro con su corbata teñida con la sangre de su hermana.
Durante 2 meses misteriosas muertes sucedieron en la ciudad,pero todas las víctimas tenían algo en común,eran chicas de entre 13 y 15 años,todas de pelo y ojos castaños... Como la chica de la que se había enamorado Leonardo.
Ahora no saben si LEX se encuentra en los bosques o en la ciudad,lo único que se sabe es que nadie esta totalmente a salvo.
Pasaron otros 2 meses,algunas personas lo consideran un demonio,pero otros lo consideran un ángel,pero no importa como lo consideren,lo que importa es que LEX es real,y que podría estar atrás de ti ahora mismo.
14 DE DICIEMBRE”
- 14 de Diciembre del 2016-
Era una noche lluviosa y fría,en el que una pareja es acorralada en un callejón.
-No nos hagas daño,te daremos lo que quieras- Dijo la mujer.
-Esto no es por su dinero,es por la vidas que quitaron al demoler ese orfanato.
Una noche similar,mismo día y mes,pero del 2003. Un orfanato en París,todo es un caos ya que lo iban a demoler sin previo aviso, todo porque la gente afirmaba que una niña llamada SARA era un demonio y que fue abandonada porque sus ojos eran totalmente negros,su cabello igual y tenia una sonrisa que daba miedo a los padres. Pero era solo superstición ya que la niña se comportaba como cualquier niña,hasta este día.
-Niños,no se enloquezcan,vamos a salir por la puerta de atrás- Dijo la encargada del orfanato.
Cuando estaban por llegar,todo el antiguo edificio les cayo encima. Todos y todas murieron,menos SARA,ella quedo intacta, como si nada hubiera pasado,no tenia ni un raspón. Entonces quedo abandonada,otra vez,nada mas que en la calle,usaba un canguro, pantalones, zapatos y guantes negros.
Volviendo a la actualidad,SARA ya con 26,decidió cobrar venganza,asesinando a las personas mas poderosas de la ciudad, los que decidieron derrumbar el edificio,todas esas personas pensaban que ella estaba muerta,que murió de hambre o algo le había pasado en esos 13 años que pasaron,pero no era así.
Cuando las demás personas que tuvieron algo que ver en el derrumben se enteraron de la muerte de esa pareja sabían lo que pasaba así que decidieron buscar otro “DEMONIO” para combatirla,pero no existía tal cosa,entonces para ello crearon uno.
Buscaron a un sicario y pactaron con un espíritu maligno para que lo posea y mate a SARA,pero eso no fue lo que ocurrió,ellos se aliaron y asesinaron a todos los restantes de la lista de SARA, Francia tenia dos DEMONIOS sueltos con sed de sangre,SARA ya había probado la sangre y la fama que venia con ello,por eso siempre deja su tarjeta,una S y una P unidas dibujadas con sangre.
Francia se volvió pequeña para ellos dos,y sabían que había mas personas como ellos,entonces empezaron recorren el mundo para reclutarlos para cumplir su objetivo de “PONER DE CABEZA EL MUNDO”.
FELIZ SAN VALENTIN”
-Febrero de 1874-
Todo Londres estaba en caos,y no,no era por el echo de que se acercaba “San Valentín”,era porque un asesino estaba suelto.
Algunos dicen que es de la “Anti Burguesía”,ya que solo mata a los que pertenecen a esa clase social,pero están equivocados,el solo quería matar,nada mas que matar,solo usaba esa excusa para que no todos se empeñaran en buscarlo para que lo cuelguen.
Dice que su nombre es Jack,THE BLACK JACK,un ex boxeador, lo descalificaron por matar a alguien a golpes,y ahora nadie lo puede descalificar.
Los de la alta burguesía decidieron contratar un “Exterminador” para acabar con el,le ofrecieron riquezas y que seria libre de ir a donde quiera,su nombre “artístico” era DEATH MASTER.
Después de una semana de estudiarlo,adivino donde estaría y quien seria su próxima víctima. Entonces hablo con la futura víctima,el Sr. Tomas Treck,llamaron un MEDIUM para que llegue a la casa de los Treck el 14 de ese mes,a las 23:00.
El día llego,Jack fue emboscado por DEATH MASTER y derrotado,el MEDIUM libero su espirutu al inframundo.
Pasaron 124 años,el único descendiente de Tomas Treck vive en París,se alejo del legado que dejo su bisabuelo,pero,por las atrocidades que cometió 13 años antes tuvo que desobedecer el único pedido de su abuelo,imbricar a THE BLACK JACK,el aseguro que nada iba a suceder,pero se equivoco,al despertar a Jack para que mate a la asesina que estaba acabando con París,solo apresuro su muerte.
EL MUNDO DE CABEZA”
Una noche tranquila y despejada,un hombre y una mujer entraron a un bosque,del cual corría la leyenda de que habitaba un asesino en el. Ellos dos entraron igual,como si no tuvieran miedo,y es que no tenían a que temerle. Se toparon con un chico de unos 22 años,que les dijo:
-¿Qué hacen aquí? Este es mi territorio,y el que se atreve a poner un pie en el...muere.
-No llegamos por casualidad, LEX,estamos aquí por ti-Dijo ella
-¿Son del FBI o algo así? Pues no me importa,morirán de todos modos.
-¿Puedes callarte y escuchar?-Dijo el otro hombre.
-Gracias JACK,somos como tu LEX,somos a lo que el mundo llama demonios-Dijo ella-El,como ya dije,se llama JACK,y yo soy SARA,vinimos desde París hasta aquí porque te seguimos,tu eres la razón por la que las personas temen,el número de asesinos creció desde tu aparición,por eso queremos formar una liga,y que tu seas nuestro líder.
-Ok,supongamos que yo acepto,pero...¿donde están los demás? Tu hablaste de una liga,supongo que serán mas.
-Si,somos mas,pero tenemos que recorrer el mundo para buscarlos.
-¿Donde es el siguiente destino?
-Ahora toca Japón.
-Una semana después-
Recorrieron todo Japón,pero no saben nada de el candidato para la liga.
-Saraaa,¿Segura que la información es correcta?-Dijo LEX
-Si,vamos bien,solo hay que esperar a que salga.
-Dos horas después-
Un ruido despertó a todos,ellos salieron y encontraron lo que buscaban a,MILO,un joven japones que había sido abandonado por todos,sufría bullyng,y un buen día,mato a todos los del instituto.
-Oye,tu...el de la capucha,si te hablo a ti estúpido-Dijo LEX
-¿A quien llamaste estúpido?
-Pues a ti,o eres sordo?,me presento,soy LEX,ella es Sara y el alto es Jack,vinimos a buscarte para divertirnos un rato,¿Te unes?
-Suena bien,los acompaño.
Esa noche nadie en todo Tokyo,miles de personas perdieron la vida. El único rastro que dejaron los homicidas fue la gran L.S echa con cadáveres en el centro de la ciudad.
También se llevaron un jet,el cual pintaron de negro y con pintura roja escribieron la L.S (Liga de Sangre).
-Y ahora a donde Sr.LEX?-Dijo MILO.
-Ahora vamos a Estados Unidos,para especificar,a la bella New York.
-Ya escuchaste Sara,rumbo NY-Dijo Jack
-¿A quien buscas LEX?-Pensó Sara.
-Luego de NY,vamos a Chile,Argentina y Uruguay,tengo unos buenos candidatos-Dijo MILO.
Ya en NY,buscaron a TRICKS,una chica que fue encerrada en un manicomio por matar a sus padres,ella se escapo,y se fue a vivir a una casa abandonada,por eso sabían donde buscar.
(Sara toca la puerta)
-Hola?, Tricks,me llamo Sara,ellos son mis amigos LEX,MILO y Jack,vinimos a hacerte una propuesta.
-¿Propuesta? Dime,quiero saber mas.
-Yo soy LEX,el líder,queremos invitarte a PONER DE CABEZA EL MUNDO.
-Acepto.
Y como en Tokyo,esa noche nadie durmió bien. LEX decido poner de segunda al mando a Sara,ellos dos fueron conocidos como “LOS REYES DE LA SANGRE”,los dos asesinos mas letales del mundo juntos,el mundo no sabe que le espera...
ALMA DE VENGANZA”
-12 de Marzo de 2018-
LEX y Sara terminaban de matar a una familia.
-Sara,sabes que en algún momento esto va a terminar,verdad?
-No va a terminar nada LEX,bueno si...la paz en este mundo.
-No hablo de eso,hablo de nuestras vidas,puede ser que matemos a las personas equivocadas y terminemos como Jack hace 126 años.
-Sabes que no,somos los asesinos mas temidos del planeta.
-Y los mas buscados,
-Te angustias mucho,amor.
-20 de Abril de 2018-
El capitán Leon Fresh preparaba a su escuadrón para la siguiente misión.
-Capitán,¿Por qué hace esto?Pregunto un agente.
-Esos mal nacidos mataron a mi familia,ahora yo acabare con ellos.
-.....-Un silencio invadió el lugar.
Durante todo ese mes Leon aprendió artes marciales,uso de armas blancas y de fuego,se había preparado solo para acabar con ellos.
Ya en el lugar de la misión,un joven los estaba esperando sentado de espaldas a ellos:
-Hola caballeros,ya se a quien buscan,y ya sabia que este día iba a llegar,el día que alguien se digne intentar matarme (se da vuelta)sí, soy yo,LEX,y tu debes ser el capitán Fresh.
-Si,ese soy yo,y todo lo que has dicho es real,vinimos a acabar con ustedes...pero yo me encargare de ti LEX.
-Aww que amoroso,pero...olvidas que yo te mate antes,y puedo volver a hacerlo.
-Ya no tengo debilidades,pero...tu si.
-Ja!,yo? No las tengo,pero si tengo algo que tu no.
-Y que es eso?
-Un escuadrón.
Todos murieron...menos Leon. El corrió asía LEX y lo golpeo,ahí empezó la batalla. Apesar de el entrenamiento de Leon LEX es mas ágil,le enterró su cuchillo en el pecho. Apesar de ser su final el sonrío.
-De que te ríes?-Pregunto Leon.
-Tu crees que mate a tu esposa?
-De que hablas?
-Ella esta viva,y ella mato a tu hijo,a tu hermano y a todos los que estaban en esa habitación,ahora pregúntate quien es tu enemigo idiota. Además yo no puedo morir,recuerda soy un Demonio,y además,me fui cuando mate a tu grupo,ahora mismo estoy saliendo del aeropuerto,nos vemos en Chile.
-No se que creer,no se si buscar a Nina o buscar a LEX,quien mato a mi familia?,quien es el que arruino mi vida?,que debo hacer?
-Yo podría responderte-Dijo una mujer vestida como agente del FBI.
-Nina?Estas viva?el tenia razón? me parece raro que no te fueras con su liga.
-Si,si y si,el me invito,pero rechace la oferta,tenia que terminar con esto.
-Con que?
-Con tu vida.
-No lo harás- (Bang).
Leon disparo su arma,y Nina huyo al oír a la policía llegar. Arrestaron a Leon por homicidio,estuvo tras la rejas por una semana,ya que se pudo probar que no fue el. Tomo el primer vuelo asía Chile,pensando que Nina estaría con ellos.
En el avión un niño le pregunto:
-A que va a Chile?
-A cumplir mi ultima misión.
Ya en chile se encontró con el titular del día “Múltiples muertes en la capital”.
-Entonces si están aquí malditos.
HABLAME DE AMOR”
En este mundo todos tenemos habilidades,bueno,yo soy un As de las computadoras. E Hackeado los equipos de la NASA,CIA y FBI, con el objetivo de limpiar mi nombre...mas bien borrarlo. Me llamo Francisco,pero prefiero que me digan Gosth.
Esto es lo mejor de mi trabajo:
-2009-
Me infiltre en la CIA,robe información,y en el camino asesine 200 agentes con solo pensarlo,hago que sus celulares fallen y así los asesino,pero también tengo una pistola,se que en algún momento alguna de ellas dos puede fallar,por eso siempre están conmigo.
-2014-
Tuve que ir a buscar unas cosas a España,casi me atrapan,pero todo el equipo murió.
-2019-
Volví a mi país,Uruguay,tuve que matar a mi novia porque iba a delatarme. También a mis amigos,no acostumbro a dejar testigos,como ya dije,soy un fantasma. Ahora estoy aquí...
-¿Pero,tu quien eres?
-Fran,me llamo LEX,y te e venido a buscar para que te unas a nuestra Liga de Sangre.
-Son muy ruidosos,no puedo trabajar bien así.
-Si el te encuentra,te matara,ya perdimos a uno de los nuestros, no voy a dejar morir a otro.
-Creí que el gran LEX no tenia debilidades.
-Bueno,eso cambio,ya que el supo como hacerme sentir debil.
-Voy a borrar todos sus expedientes y nos vamos.
-Espera...toma esta-Le da una pistola gravada.
-Ya es oficial?,pues gracias.
-Vamos a divertirnos.
Al llegar al Jet,se toparon con la noticia de que Leon estaba en Montevideo. LEX,se llevo una moto y salio a buscarlo.
2 días antes,yendo a Uruguay,se entero de que Leon había asesinado a Nina,la había llenado de balas, y luego prendido fuego. Nina,era hermana de LEX,no pudo estar en la boda de su hermana,porque sino hubiera sido una masacre peor de la que había ocurrido. La familia de Leonardo no estaba totalmente cuerda,pero el mas demente de todos era Leonardo,ya que se asesino a si mismo al crear a LEX. LEX,apesar de no querer a nadie,siempre quiso a Nina,ya que antes fue Leonardo,y su hermana mayor,Nina,siempre lo protegió,y por siempre fueron muy unidos,uno al otro,al matar a Nina,Leon abrió paso a la peor forma de LEX,había liberado a un verdadero demonio.
Llego al lugar donde estaba Leon.
-Y con que por fin llegas,cuñado.
-Cállate idiota,jamas la valoraste.
-No sabes de que hablas,yo la ame,pero se volvió un demonio.
-Si la amabas,no la hubieras asesinado.
-Habla el que asesino a su familia.
LEX saco su cuchillo,corrió asía Leon y lo sujeto,le dijo “creo que si estas triste,porque no sonríes?”,procediendo a cortarle la boca formando una sonrisa,luego la cosió,y dijo “bueno creo morirás feliz”.Y Se marcho luego de incendiar toda la fabrica de textiles.
NO ES UN SIMPLE SENTIMIENTO”
En un bar de Montevideo,un tipo encapuchado dice:
-No paso mucho tiempo desde que la puerta al infierno se abrió, todo porque un maldito millonario no quería morir.
Se fue del bar, dejando la cuenta paga. Se dirigió a la casa de un médium para contactar con un espíritu. El espíritu era Death Master, un asesino del siglo 19. Al contactar con el, le pidió que posea a alguien,así que escogió al médium, el estaba vivo de nuevo,pero ahora es inmortal.
-Hola,me llamo Leon, y te pido ayuda para acabar con una peste que se llama “Liga de Sangre”.
-Te ayudare,solo necesito cambiarme,y tu también. No podemos enfrentarnos a la peste vestidos así.
No sabían donde se encontraban,entonces investigaron toda la ciudad,solo para toparse con que ya se fueron del país.
No hay lugar mejor que Tokyo para comprar armas,entonces se dirigieron a Japón. Para vivir trabajaron para la mafia, mataron Americanos, Chinos, Rusos, pero ninguno de ellos era de la L.S.
al comprar las armas,y obtener uniformes nuevos,tomaron un avión a Australia, donde ocurrían siniestras muertes,pero tampoco encontraron nada.
Fueron a España,donde por fin encontraron a la L.S. enseguida Jack reconoció a Death.
-Estas vivo también?
-Paso tiempo,ahora si correrá sangre,ya me lo imagino,y me da nauseas.
Leon como siempre,corrió asía LEX,el no lo vio venir,pero Sara lo salvo,los dos peleaban contra Leon,el cual todavía no lo reconocían por la mascara, LEX le corto el brazo.
MILO,Tricks y Gosth buscaban el Jet, mientras tanto Death estaba acabando con Jack,y finalmente le corto la garganta, Tricks corrió y lo apuñalo, MILO salto y le hizo un corte atrás de cada rodilla, y finalmente Gosth lo ejecuto. Los dos espíritus se desvanecieron en el aire.
-No se quien eres,pero te dejare vivir, ve y cuenta el cuento- Dijo LEX.
-Na mejor no (BANG)- Gosth le dispara en la cabeza.
Ya en el Jet,MILO, como un niño le pregunto a LEX:
-Que hay entre tu y Sara?
-No hay nada,somos amigos, nos hablamos así por que se nos da la gana-Le respondió el líder.
-Pero,nunca quisiste una relación?
-Si,una vez,fue hace mucho tiempo,era un adolescente y no sabia nada de la vida,ahora no me importa nada,mi familia ya había muerto para mi,y ahora tengo otra, no se suplanta a las personas que se quieren,pero si conoces personas que puedes querer, y para mi Sara es como una hermana,es como mi otra mitad,y por eso la quiero.
-Amigo,tu si tienes problemas sentimentales.
-No me fue bien en muchas cosas, pero con ustedes cambio todo.
DIA LIBRE”
LEX y Gosth buscaban un lugar donde vivir en Suiza, compraron un Mansión en la capital,la cual parecía una casa embrujada. Todos ellos se mudaron a la casa, construyeron una compuerta que se abre en el piso del patio para sacar el Jet del garaje.
-LEX,hace tiempo no salimos los dos-Le dijo Sara.
-Si,es verdad,podríamos salir a caminar y conocer el barrio-contesto el.
-Maravilloso.
En su caminata encontraron un prostíbulo, y por los instintos feministas de Sara entraron y mataron a todos los proxenetas y liberaron a las mujeres. Mas tarde encontraron un perro atado a una columna,el cachorro estaba maltratado,buscaron al dueño y lo mataron,luego lo ataron en el puente con un cartel que decía “ANIMAL”,también se llevaron al perro y lo llamaron Jedi.
Siguiendo por su camino,mataron mucha gente. Al llegar a la casa, le pusieron el collar al perro con su placa y se fueron a comer. Todos los programas de noticias hablaban de los asesinatos en forma de protesta.
LEX se volvió a sentir vivo,ya no le afectaba el echo de que su hermana murió, y tampoco los molestaría nunca mas Leon,el se sentía... en paz.
Mientras tanto Gosth buscaba en la base de datos de la CIA información sobre Leon, descubrió que Leon era el tipo que mato en España, y que la mascara que llevaba significaba “Ángel” en japones. Y obviamente se rió diciendo:
-Acaso se cree Lincon y que nosotros somos vampiros?
Al día siguiente MILO fue a comprar una Katana, y se topo con la que seria la Julieta de su Romeo. Pero claro,no salio bien,por algo Romeo y Julieta,el no murió,pero ella fue envenenada y para sacarle el sufrimiento la apuñalo.
Tricks tampoco tenia un buen día,ya que no estaba la moto que quería comprarse y tampoco encontró ropa que le gustara, y para desatar su ira,mato a todos en las dos tiendas, la de motos y la de ropa.
A los que si les iba bien era a Gosth y LEX,compraron sus vividas preferidas (Monsters) y jugaron toda la mañana al C.S.
Sara por su parte,conoció a un chico,y les iba bien...hasta que dijo que no le gustaban los perros,y ahí fue cuando el perdió la vida.
En la noche los cinco salieron a “celebrar” y por eso fueron a Berlin,un cuarto de la población murió. Hay que aclarar que ninguno mata niños, y que Sara solo mata mujeres que sean malas con sus hijos,a los demás les da igual que hagan con su vida.
GUARDA SILENCIO”
La mañana empezó como la de todos los días, curar personas, ir de un lado al otro,dar apoyo en otros campamentos y así siguió todo, hasta que alguien llego y mato a todos, era un mercenario conocido como “GRUMPEL”. Tenia un récord de 19502 muertes, el siempre tiene un objetivo, pero si alguien se interpone también muere. Esta vez iba por Pablo, un médico común, pero su profesión evitaba que un grupo de terroristas cumplan con su misión.
GRUMPEL mato a todos, pero Pablo vivo, solo de suerte, se sentó, y vio a sus compañeros muertos, el había jurado salvar a esas personas, pero no pudo. Se le nublo la vista de tantas lágrimas, cambio su postura, ahora los salvaría, pero no curando personas, el va a matar a los culpables.
Se puso su túnica, unos guantes, con trozos de tela se hizo una mascara y con algunos aparatos hizo un arco, también se puso un chaleco anti balas. Ahora estaba listo para cumplir con su objetivo, solo le faltaba encontrarlos.
Llego a un campamento, mato a los guardias con una flecha a cada uno, se les llevo las pistolas y siguió su camino. Asesino a todos los que estaban adentro, cada uno tenia un agujero o una flecha en la frente. Antes de llegar a la “oficina” del jefe se encontró otra vez con GRUMPEL.
-El payaso llego a la fiesta-Dijo GRUMPEL
-Otra vez nos encontramos? Creía que no te vería mas, pero bueno, sera linda la venganza- Respondió Pablo.
-Tu eres del que todos hablan “The Suwet”, verdad?
-No tenia idea de que me decían así.
Prosiguieron a dispararse. Cuando los dos se quedaron sin balas, Pablo uso su arco y GRUMPEL un cuchillo que se había robado de Japón, Pablo le dio un flechazo en una pierna, clavándolo al piso, y otro en un brazo haciéndolo perder el cuchillo, agarro una de sus flechas y se la clavo en la cabeza con sus manos. Cuando llego a donde el jefe solo encontró una nota que decía “Nos vemos pronto”.
-Y esa es la historia de como perdí mi cuchillo-Dijo alguien.
-Wow, de todas las locura que viviste esta es la peor León-Dijo su amigo- León? Donde estas amigo?-Dijo asustado al sentir un revolver en su cabeza.
ES DIFICIL DECIR ADIOS”
-Ya se que vas a decir, ¿De verdad LEX está colgado en una jaula?, la respuesta es “Si”, déjame que te cuente. Hasta hace dos semanas estaba bien, no tenia preocupaciones y tampoco problemas. Pero un día irrumpieron en mi casa, se llevaron a mis amigos y a mi perro, también mis armas y los autos, pero no creas que no luchamos, todos peleamos contra esos mercenarios, pero todos fallamos, caímos en batalla, y pues somos demonios no dioses. (se cae la jaula)
-Hola,¿Tu nos tenias a el montón de huesos y a mi en esa jaula?- Dijo LEX
-Perdón, no fue mi intención,mis criaturas no entienden la diferencia de ir a buscar y secuestrar.
-Ok, disculpa aceptada, ¿Pero, que es esto?
-Ah, bienvenido al infierno!
-Entonces...¿Eres el diablo?
-No,yo soy el encargado de buscar a los mortales especiales y transformarlos en demonios de verdad.
-Y...¿Yo que con eso?
-Eres el nuevo ángel de la muerte, tu seras el que liquide a todos los que se merecen morir.
-Lo siento, no soy un héroe.
-Leonardo Demondreg, de Londres, descendiente directo de Rian Reynol, también conocido como “Plimber”,y por ser el asesino de la familia con mas delitos hechos, eres un héroe.
-¿De que familia hablas?
-La tuya, Plimber fue un atracador de bancos, y las siguientes 6 generaciones lo siguieron, tu cortaste con eso Leo.
-1) Eso no explica nada; 2) Me llamo LEX.
-Muchos ya aceptaron y fallaron en esta misión,pero, tu podrías ser todo lo contrario.
-¿Qué misión hablas?
-La que te llevara a tu máximo poder.
-Un momento,¿tengo poderes?
-Si, ¿como crees que vives después de todo lo que pasaste?,no eres afortunado de no haber muerto en ese bombardeo.
-Mi familia vivió también después de eso.
-Tu hermana Nina los posee.
-Nina murió!
En ese momento LEX se enfureció, liberando una energía que hizo caer al demonio. LEX saco su cuchillo y le corto el cuello cubriendo todo el suelo de sangre.
LEX se preguntaba si de verdad Nina esta viva, él la vio morir, era imposible que Nina viviera después del incendio. Si se pudiera vivir después de ese incendio Leon ya hubiera aparecido.
LEX corrió a su casa, busco el Jet y se fue en busca de sus amigos y de sus autos, pero, de la nada el Jet callo al agua, dejando a LEX en una balsa salvavidas en el medio del Océano. Encontró que el ala izquierda tenía un dispositivo, el cual su función era apagar el Jet.
Después de 10 días llegó deshidratado, hambriento y cansado a África, al parase, una dardo le dio en el brazo, haciendo que caiga dormido. Despertó en una carpa, en la cual había un tipo vestido como superviviente de un Apocalipsis y con un arco.
-Hola,me llamo LEX, vivo en Suiza y ahora tengo que ir a buscar a mis amigos, bye.
-Se quien eres, por eso estas aquí vivo y no con una flecha en la frente en el agua, también se quien tiene a tus amigos.
-Ok,¿quien eres?
-Me llamo Pablo, fui un doctor de médicos sin fronteras, trabajaba ayudando a unos aldeanos a salir de un territorio de terroristas, esos mismos terroristas enviaron a su mercenario mas fiel, GRUMPEL, mato a todos y por suerte yo no morí, pero me hice el arco un traje de camuflaje ligero y salí a matar a esos tipos, yo maté a GRUMPEL, y le quité este cuchillo.
-Ese es el cuchillo de un mercenario de la mafia Japonesa, su nombre real es Leon Fresh, un ex militar que entreno para matarme y a toda la liga, desarrollo una gran habilidad con todos tipo de armas y se transformo en el ejecutor de los Japoneses, pensé que había muerto en el incendio, pero alguien lo salvo y fue a intentar matarme en España, pero, Gosth le corto el cuello.
-Creo que podemos salvar a tu liga,solo necesitamos mejores armas.
Así Suwet se convirtió en uno mas de la liga. Recorrieron todos los campamentos de terroristas, los mataban y se les robaban municiones y otros tipos de armamentos. LEX se llevo dos pistolas y muchos cartuchos, Suwet cosas para hacer distintas flechas.
Al llegar al barco en el que Leon tenia a la liga descubrieron que estaba al mando de una mafia Japonesa y de el grupo de terroristas de hace rato, también tenia muchas defensas en su fortaleza marítima.
-Ok,Suwet, tu por la izquierda y yo por la derecha.
-Entendido, procura que no nos descubran.
LEX por la derecha le corto el cuello a cada oficial que había en el camino, todos cayeron como hojas al viento. Por el otro lado, Suwet había dejado un camino de personas con flechas en la cabeza. Luego de todo eso llegaron a la oficina de Leon.
-¡Muy bien maldito estúpido!¿Donde están?-Dijo LEX
-Están en una jaula, ella los acompaña.
De la nada los dos compañeros dispararon a la vez, LEX lo lleno de balas y Suwet le dejó una flecha entre ceja y ceja.
LEX buscando por todo el barco encontró a la liga, y a su hermana.
Esta vez decidieron atar a Leon del ancla y cortarla, dejándolo en el fondo del Océano Atlántico.
-Chicos, tengo que decirles algo, voy a dejar la liga, Sara por derecho es mi sucesora, ella decidirá quien va a ser su segundo al mando. Tengo que descubrir quien soy y que hago en este mundo.
Sara lo agarro del brazo y se lo llevó a un lugar escondido y le dijo:
-Vamos LEX, tu eres la razón de esto, no puedes irte.
-Sara, los dos sabemos bien que sin ti esto no seria nada, ahora sal de mi camino, yo me voy.
-Leonardo, yo te necesito, si te vas yo también, no puedo estar lejos de ti, estos días aquí fueron difíciles.
-No puedes venir conmigo, ellos te necesitan y yo necesito irme lejos de todo, volveré, lo juro.
-Nunca cumples lo que prometes.
-Te prometí que si en algún momento tu vida corre peligro yo voy a estar ahí para ayudarte, y llegue a ayudarte.
-Prometiste que siempre estaremos juntos...
-...Juntos no importa la distancia...
-...O el tiempo que pase...
-...Siempre juntos-Dijo LEX terminando la frase.
Volvieron con los otros y LEX dijo:
-Espero que vivan, y que no se metan en problemas, si Leon vuelve yo volveré y si algo malo pasa, también lo haré.
LEX empaco algunas cosas y se subió al avión, cuando estaba por despegar miró a Sara y dijo “Te quiero tres millones”.
“DAR WORLD” Fue creada y escrita por MeXlo
Pd:Si te gusto házmelo saber un abrazo y hasta pronto.
Twitter:@mexlo
Instagram:/mexlo_
YouTube:/MeXlo
submitted by DarkWorld_ to u/DarkWorld_ [link] [comments]


2019.05.14 17:00 Severianes Martes de Ciencia en República Argentina: explosiones y residuos

Terminado mi paper sobre bombas de agujero negro, ahora estoy trabajando en una secuela: el hongo atómico que dejan.
Recordemos del post anterior que las bombas de agujero negro ocurren si hay superradiancia, es decir ondas cuya energía viaja en sentido contrario a al que se mueve la información. En ese post se explica mejor el fenómeno de superradiancia, acá solo nos importa que requiere un agujero negro y unas ciertas ondas.
Sin embargo, desde que la mecánica cuántica implica una dualidad entre ondas y partículas, decir que hay ondas siendo irradiadas desde el agujero negro es lo mismo que decir que hay partículas saliendo de él. Entonces, cuando el agujero negro explota ¿que pasa con esas partículas? ¿adónde van a parar? Acá viene lo interesante.
Resulta que si la gravedad funciona exactamente como lo dijo Einstein, entonces esas partículas o bien caen en el agujero negro, o bien se dispersan. Pero si la gravedad tiene pequeñas correcciones respecto de la propuesta de Einstein, entonces podría formarse una nube residual de partículas alrededor del agujero negro. Esta nube escalar estaría flotando alrededor del objeto, atraída hacia él por la gravedad, pero repelida por la carga eléctrica.
Si la nube es lo bastante grande, su fuerza de gravedad deforma al agujero negro, transformándolo en un agujero negro peludo. A quien esa denominación le parezca chiste escatológico, no descubrió nada: lo es.
Tal agujero negro con su nube escalar o, si ésta es muy grande, tal agujero negro peludo, no puede existir en la teoría de Einstein. O sea que si encontráramos un agujero negro rodeado del residuo de una explosión de este tipo, indicaría que la teoría de Einstein no es una descripción completa de la gravedad.
Otra cosa interesante es que podemos arrancar un pedazo de la nube escalar, del pelo del agujero negro, y llevarlo lejos. Ese pedazo de nube toma, por acción de la gravedad, la forma de una esfera,que se mantiene inflada por la repulsión eléctrica entre las partículas que la componen. Tal esfera de partículas se llama estrella de bosones, y es otro miembro del zoológico de residuos de una explosión de bomba de agujero negro.
Si la estrella de bosones es demasiado grande, su peso no puede ser contrarrestado por la repulsión eléctrica, y colapsa sobre si misma. Este colapso da origen a otro agujero negro, muy parecido al que teníamos antes de la explosión, sólo que más chico. Está rodeado de las mismas partículas que forman ondas superradiantes... o sea que ¡ B O O M ! hay una explosión secundaria.
Así que a vos, troll, que me llamás "ñoqui de Conicet", no te relajes. Que te voy a probar la utilidad de mi trabajo volándote bien a la mierda..
submitted by Severianes to Republica_Argentina [link] [comments]


2019.05.14 16:57 Severianes Martes de Ciencia en República Argentina: explosiones y residuos

Terminado mi paper sobre bombas de agujero negro, ahora estoy trabajando en una secuela: el hongo atómico que dejan.
Recordemos del post anterior que las bombas de agujero negro ocurren si hay superradiancia, es decir ondas cuya energía viaja en sentido contrario a al que se mueve la información. En ese post se explica mejor el fenómeno de superradiancia, acá solo nos importa que requiere un agujero negro y unas ciertas ondas.
Sin embargo, desde que la mecánica cuántica implica una dualidad entre ondas y partículas, decir que hay ondas siendo irradiadas desde el agujero negro es lo mismo que decir que hay partículas saliendo de él. Entonces, cuando el agujero negro explota ¿que pasa con esas partículas? ¿adónde van a parar? Acá viene lo interesante.
Resulta que si la gravedad funciona exactamente como lo dijo Einstein, entonces esas partículas o bien caen en el agujero negro, o bien se dispersan. Pero si la gravedad tiene pequeñas correcciones respecto de la propuesta de Einstein, entonces podría formarse una nube residual de partículas alrededor del agujero negro. Esta nube escalar estaría flotando alrededor del objeto, atraída hacia él por la gravedad, pero repelida por la carga eléctrica.
Si la nube es lo bastante grande, su fuerza de gravedad deforma al agujero negro, transformándolo en un agujero negro peludo. A quien esa denominación le parezca chiste escatológico, no descubrió nada: lo es.
Tal agujero negro con su nube escalar o, si ésta es muy grande, tal agujero negro peludo, no puede existir en la teoría de Einstein. O sea que si encontráramos un agujero negro rodeado del residuo de una explosión de este tipo, indicaría que la teoría de Einstein no es una descripción completa de la gravedad.
Otra cosa interesante es que podemos arrancar un pedazo de la nube escalar, del pelo del agujero negro, y llevarlo lejos. Ese pedazo de nube toma, por acción de la gravedad, la forma de una esfera,que se mantiene inflada por la repulsión eléctrica entre las partículas que la componen. Tal esfera de partículas se llama estrella de bosones, y es otro miembro del zoológico de residuos de una explosión de bomba de agujero negro.
Si la estrella de bosones es demasiado grande, su peso no puede ser contrarrestado por la repulsión eléctrica, y colapsa sobre si misma. Este colapso da origen a otro agujero negro, muy parecido al que teníamos antes de la explosión, sólo que más chico. Está rodeado de las mismas partículas que forman ondas superradiantes... o sea que ¡ B O O M ! hay una explosión secundaria.
Así que a vos, troll, que me llamás "ñoqui de Conicet", no te relajes. Que te voy a probar la utilidad de mi trabajo volándote bien a la mierda..
submitted by Severianes to RepublicaArgentina [link] [comments]


2019.05.11 21:56 CutePandu Cupones pedidos ya.

A alguien mas le pasa que los comercios se intentan hacer los vivos con los cupones de pedidos ya?
Los últimos cuatro pedidos que hice fueron únicamente porque me dieron cupones de tal cantidad de plata gratis para pedir lo que quiera.
La primera vez me regalaron 300, pedí una docena de empanadas que nunca llegó, tuve que hablarle al soporte y me devolvieron el cupon. Use ese mismo para pedir a otro lugar y vino 10/10.
Después me dieron 200. Lo usé para pedir una pizza y tampoco llegó, me dio paja reclamar y me fui a dormir. Ese día el comerciante se hizo 200 pe de la nada.
La semana pasada me dieron un descuento de 250 en Walmart si pedia algo de >500. En teoría el pedido salió pero nunca llegó, sin embargo en todos lados aparecía como entregado (? Me terminaron devolviendo el cupón que nunca más use. Aún lo tengo.
Ayer me dieron 150 para pedir algo para merendar. Pedí 3 donas(? A un local que tenía a 8 cuadras. Lo único que tenían que hacer era meterlas en una bolsa y ya. Después de 40 minutos contacte con el soporte, me dijeron que en 15 minutos llegaba. 15 minutos después me llama el del comercio y me dice que ya está saliendo (?? Casi una hora y media por 3 facturas de mierda.
A ALGUIEN MAS LE PASA ESTO?
TL;DR: Pedidos ya me regala plata y los negros de los comercios me intentan cagar :(
submitted by CutePandu to argentina [link] [comments]


2019.01.30 18:23 HDLH Noticias

Les dejo un texto de un grupo de chicas las cuales recopilaron testimonios de intento de secuestro en el METRO de la CDMX
SECUESTRO DE MUJERES EN EL SISTEMA DE TRANSPORTE COLECTIVO METRO (CDMX).
Nota: Estos testimonios sólo corresponden a los intentos de secuestro en la CDMX dentro o cerca de instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.
Las estaciones con más casos en este año son Martín Carrera, Barranca del muerto, Mixcoac, San Antonio, Indios Verdes, Coyoacán y Ermita.
_____ ESTE AÑO _____
METRO UNIVERSIDAD: Parada del pumabús hacia el Estadio universitario ATACANTES: -Hombre joven *Por lo menos una persona dentro del auto HECHOS: -El hombre se acerca y comienza a jalarla hacia un automóvil utilizando frases como “sé que estás enojada, ahorita lo arreglamos” -La joven forcejea, se acerca una mujer y luego más gente, la joven puede huir AUTOMÓVIL: Camioneta blanca
METRO COPILCO / EUGENIA: Dentro del metro hasta las calles cercanas de Metro Eugenia ATACANTES: -2 hombres *Por lo menos una persona dentro de cada auto HECHOS: -La joven se da cuenta de que un par de hombres llevan días siguiéndola desde el metro hasta destino -Un día saliendo de un lugar cerca de metro Eugenia, dos camionetas le cierran el paso y los 2 hombres que la seguían intentan subirla a uno de los autos -Una mujer y un policía enfrentan a los atacantes y la joven logra huir AUTOMÓVILES: Camioneta negra y camioneta blanca
METRO COYOACÁN: Caminando sobre Avenida Coyoacán y calle Martín Mendalde ATACANTES: -Hombre 1: cabello negro, tez morena, 1.70 m, con sudadera -Hombre 2: alto, fuerte, con sudadera y encapuchado *2 hombres dentro de la camioneta HECHOS: -El hombre 1 la persigue -El hombre 2 le cierra el paso e intenta meterla a la camioneta -Forcejean y se acerca un guardia de seguridad -Uno de los hombres dice “somos novios”, “le dan estos ataques”, “la voy a llevar a la casa” -Se acerca otro guardia de seguridad, los atacantes huyen AUTOMÓVIL: Camioneta blanca tipo van, sin placas
METRO COYOACÁN: Fuera del metro 22:30 h ATACANTES: Hombre 1: aproximadamente 40 años *2 hombres dentro de un auto HECHOS: -La mujer y el hombre forcejean en lo que parece un intento de asalto -Un testigo se acerca -El hombre la intenta jalar y utiliza frases como “está haciendo un berrinche” y “ya vámonos”
DESDE METRO COYOACÁN HASTA METRO CANAL DEL NORTE: Dentro del vagón 8:40 h ATACANTES: Hombre 1: moreno, obeso, 1.60m, playera negra, jeans de mezclilla azules HECHOS: -El hombre sujeta a una joven de 16 a 17 años por detrás, ésta se ve muy asustada -Una mujer se percata de la situación y defiende a la joven haciendo ver que eran familiares -El hombre las persigue por las instalaciones hasta que más testigos intervienen -Se acercan dos guardias de seguridad y el atacante huye hacia el coche AUTOMÓVIL: Sin datos
METRO GUERRERO / BUENAVISTA: Transborde de Guerrero a Buenavista 20:30 h ATACANTES: -Hombre 1: tez morena, vestido de camuflaje HECHOS: -El hombre sigue a la joven durante todo el transborde, luego se acerca a ella para preguntarle la hora, ella le contesta y se aleja hacia el interior del vagón, el hombre también entra -La joven camina más rápido, el hombre la sigue hasta Fórum Buenavista y logra perderlo entre la multitud del suburbano
METRO INDIOS VERDES: Fuera del metro, mercado en la base de las combis 17:00 h ATACANTES: -Hombre 1: moreno, bien vestido, alto -Hombre 2: joven, playera negra y gorra azul HECHOS: -El primer hombre jala a la joven de la mochila, posteriormente la abraza y le baja la cabeza para que no pueda ver; ella le ofrece su celular y él lo rechaza -Se acerca el segundo hombre y le pone una navaja en el costado, ambos la dirigen hacia el metrobús -Un hombre se da cuenta de la situación, se acerca y aleja a la joven de sus agresores
METRO INDIOS VERDES: Fuera del metro, base de mexibús 18:40 h ATACANTES: -Hombre 1: tez morena, cara redonda, bigote, ropa de trabajo en construcción -Hombre 2: tez morena, ojos pequeños, gorra HECHOS: -Un testigo se percata de que los hombres están vigilando a una mujer, se hacen señas y comienzan a seguirla -El testigo se adelanta hacia la chica, la toma le brazo y la aleja para explicarle la situación
METRO TACUBAYA: Afuera, en la plaza del paradero de los camiones del Olivar y Santa Lucía ATACANTES: -Hombre joven *Por lo menos una persona dentro del auto HECHOS: -El hombre se acerca a pedir una dirección y de forma insistente le pide a la víctima que lo acompañe -Una señora se da cuenta y se acerca, el hombre se aleja -La víctima se aleja y cerca del Oxxo un carro blanco se frena, de éste desciende el mismo hombre y intenta subirla diciendo “es mi novia, está alterada porque no ha tomado sus medicamentos” -Otras personas se percatan de lo que sucede y jalan a la víctima AUTOMÓVIL: Auto color blanco
METRO MARTÍN CARRERA: Dentro del metro ATACANTES: -Hombre 1: Alto, moreno, chino y gordo HECHOS: - El hombre la toma del brazo, la jala y la golpea - Mientras el atacante parece esperar algo en la avenida, la mujer logra zafarse y correr - La víctima fue testigo de cómo otro hombre se llevaba a una joven, sin lograr ver el desenlace
METRO MARTÍN CARRERA: Dentro del metro 6:00 h ATACANTES: -Hombre 1: Entre 25 y 26 años, ya lo había visto en esa zona -Hombre 2 HECHOS: -La abordaron en la fila de la taquilla, ella camina hacia los vagones exclusivos -Los hombres la siguen en el vagón de atrás hasta la estación en donde bajó y posteriormente en el transborde -El hombre 1 la toma del brazo diciendo “tranquilízate, hablamos en la casa” -Algunas personas se acercan a preguntarle a la mujer si todo estaba bien y ella logra huir
METRO MARTÍN CARRERA: Desde el metro hasta fuera de las instalaciones ATACANTES: -Hombre 1: HECHOS: -El hombre sigue a la joven desde el vagón, se acerca cada vez más hasta que la alcanza en un semáforo, ahí la jala hacia un auto -La joven logra gritar, unas personas de un puesto cercano se acercan y el hombre huye
METRO AQUILES SERDÁN: Dentro del metro, andén dirección El Rosario ATACANTES: Hombre 1 HECHOS: -Un hombre la amaga por detrás, le tapa la boca y la amenaza -Comienza a jalarla intentando sacarla de las instalaciones y la besa para que parezca que tienen una relación de pareja -La joven logra zafarse y el hombre huye en sentido contrario
METRO MIXCOAC: Afuera del metro, frente al Autozone de Mixcoac 6:30 h ATACANTES: Hombre 1 *Un hombre dentro de la camioneta HECHOS: -El hombre intenta subirla a la camioneta jalándole la mochila -Con el auto en movimiento, ella forcejea y logra zafarse, cayendo al pavimento -Los hombres huyen AUTOMÓVIL: Camioneta blanca antigua
METRO MIXCOAC: Afuera del metro, cerca de la oficina para la educación de adultos mayores 8:15 h ATACANTES: -Grupo de hombres *Por lo menos un hombre dentro del auto HECHOS: -La mujer va caminando hacia el metro, y se percata de que un grupo de hombres afuera de un automóvil con las puertas abiertas se comunican con señas -Los hombres corren hacia ella, pero logra huir AUTOMÓVIL: Jetta blanco
METRO SAN ANTONIO: Afuera del metro, sobre prolongación San Antonio VÍCTIMA: -Mujer de aproximadamente 25 años, tez blanca y cabello rizado ATACANTES: -Hombre 1: camisa desabotonada, dentro del automóvil *Por lo menos otro hombre y un perro grande dentro del auto HECHOS: -Una persona fue testigo de cómo subieron a la mujer a un automóvil estacionado sobre la avenida -La mujer pidió ayuda y el hombre respondía “ya, amor, no pasa nada” -El testigo intentó acercarse al auto y el perro le ladró agresivamente, posteriormente se fueron en dirección al Sur AUTOMÓVIL: Aveo color negro
METRO SAN ANTONIO: Afuera del metro ATACANTES: -Hombre 1: moreno, con gorra -Hombre 2: conduciendo el automóvil -Hombre 3: HECHOS: -Los 2 hombres comienzan a gritarle desde el auto como si la conocieran y ella los ignora -De un puesto de la esquina sale otro hombre que la toma de la muñeca, ella le da un golpe en la cara y sale corriendo AUTOMÓVIL: Color gris
METRO CHABACANO: Transborde dentro del metro ATACANTES: -Un grupo de 6 hombres y una mujer HECHOS: -Los atacantes comienzan a rodear a la mujer acercándose en parejas -Ella empuja a los dos que están frente a ella -Aunque intentan jalarla y en el forcejeo rompen su bolso, la mujer logra ponerse a salvo en un vagón
METRO SAN LÁZARO: Afuera del metro 11:00 h ATACANTES: -Hombre 1: pelo corto, negro y ondulado, moreno y con un lunar en la nariz -Mujer 1: pelo corto, delgada, piel morena clara, vestimenta masculina *Había por lo menos otras dos personas HECHOS: -La mujer fue drogada con algún tipo de fármaco que la dejó inconsciente, posteriormente fue golpeada y abusada sexualmente
METRO MOCTEZUMA: Dentro del vagón, dirección Pantitlán ATACANTES: -Hombre 1: anciano -Mujer 1: grande, con niños -Mujer 2: grande HECHOS: -El anciano se sube al vagón repartiendo volantes y le entrega uno a la joven y a otra mujer; al momento de regresarlo, la joven comienza a sentirse muy mareada, con pesadez y frío -Una mujer cercana le recomienda que se baje y como esto le causa desconfianza, le pide a su novio que la espere en el andén -Al caminar con su novio, se percatan de que la mujer que le dijo que se bajara los va siguiendo, y que otra mujer los observa desde lejos -Posteriormente, un médico le dice a la joven que fue drogada mediante el folleto *La joven pudo ver como otra mujer que recibió el volante fue tomada del brazo y llevada por un hombre, sin saber qué pasó después
METRO BOULEVARD PUERTO AÉREO: Dentro del metro, en el andén ATACANTES: -Hombre de entre 20 y 25 años HECHOS: -El atacante se le acercó, la amenazó con un cuchillo y le dijo que iría con él y se subiría a una camioneta blanca -Una mujer se da cuenta y comienza a gritar “fuego” para llamar la atención -Un policía se acerca y el hombre huye AUTOMÓVIL: *Se menciona una camioneta blanca
METRO SANTA MARTHA: Fuera del metro, sobre Avenida Zaragoza ATACANTES: -Hombre 1: 30 años, 1.60m, moreno, delgado, cabello casquete corto -Hombre 2: 26 años, 1.65m, delgado, cabello largo -Hombre 3: 50 años, moreno, delgado, cabello corto *Por lo menos otro hombre dentro del automóvil HECHOS: -Una persona que conducía sobre la avenida vio como los tres hombres intentaban subir a una mujer a un coche -Un camión le cierra el paso al auto, la mujer aprovecha para zafarse y correr AUTOMÓVIL: Compacto y rojo
METRO ATLALILCO: Fuera del metro ATACANTES: -Hombre 1 *Por lo menos una persona dentro del auto HECHOS: -La mujer caminaba fuera del metro cuando un hombre la toma de la muñeca y la amenaza, jalándola hacia un automóvil -Ella forcejea y dos personas que se dan cuenta de la situación, se acercan AUTOMÓVIL: Aveo sin placas
METRO UAM IZTAPALAPA: Fuera del metro, del lado de Soriana ATACANTES: -Hombre 1: joven *Por lo menos una persona dentro del auto HECHOS: -La mujer caminaba sobre la acera cuando el hombre se le acerca, le habla y comienza a seguirla -Ella acelera el paso y el hombre se sube a un automóvil AUTOMÓVIL: Tsuru color blanco, placas que inician en A-27
METRO IMPULSORA: Saliendo de uno de los puentes que conectan al metro 15:30 h ATACANTES: Hombre 1 HECHOS: -El hombre la tomó del brazo y la llevó hacia las escaleras de salida diciendo cosas como “no hagas berrinche, vámonos” y “es mi novia que hace un drama” -Un vendedor ambulante se percató de la situación y llamó a unos policías, el hombre huyó
METRO TEZONCO: Afuera del metro sobre Avenida del Árbol 17:00 h ATACANTES: -5 hombres dentro del automóvil blanco -2 hombres dentro del automóvil blanco HECHOS: -Dos mujeres que caminaban al salir del metro son abordadas por un hombre joven que les ofrece un plan telefónico -Una de las mujeres se da cuenta que los tripulantes de un auto blanco le hacen señas a los de un automóvil gris -Los tripulantes del auto blanco se disponen a bajar, pero se dan cuenta de que las mujeres se alejan y desisten -Las mujeres se ocultan y observan cómo los autos y sus tripulantes se quedan ahí por más tiempo, también observan que están armados AUTOMÓVIL: Un auto color blanco y otro color gris
_____ MÁS CASOS CON MENOS INFORMACIÓN _____
METRO ERMITA: Dentro del metro HECHOS: Te siguen desde adentro hasta que sales e intentan meterte a un automóvil AUTOMÓVIL: Color blanco
METRO NATIVITAS: Afuera del metro, frente al Oxxo 19:00 h HECHOS: Dos hombres intentaron subir a una joven a un auto, un testigo la apoyó y huyeron AUTOMÓVIL: No hay datos
METROS LÍNEA DORADA: Periférico Oriente, Calle 11, Lomas Estrella, San Andrés Tomatlán, Tlaltenco: Fuera del metro HECHOS: Te siguen y amenazan fuera del metro para que subas a un automóvil AUTOMÓVILES: -Color blanco -Color dorado -Color negro
METRO SAN PEDRO DE LOS PINOS: Fuera del metro HECHOS: Se ha visto un auto estacionado fuera del metro con las puertas abiertas AUTOMÓVIL: Jetta blanco, sin placas y con vidrios polarizados
METRO BARRANCA DEL MUERTO: Fuera del metro 8:00 h HECHOS: Dos hombres siguieron a una mujer, la jalaron, pero ella logró correr y subirse a un camión. Esto pasó dos días seguidos a la misma hora.
METRO BARRANCA DEL MUERTO: Fuera del metro, frente a la plaza Portal San Ángel 20:00 h HECHOS: Cuatro personas (hombres y mujeres) rodearon a una mujer para “leerle la mano”, como ella los ignoró, comenzaron a hablarle de manera agresiva como si la conocieran, la mujer se resguardó en una tienda. Al salir vio que esas personas estaban junto con otras en un automóvil estacionado frente a la plaza.
METRO BARRANCA DEL MUERTO: Fuera del metro, frente a la plaza Portal San Ángel ATACANTES: -Hombre 1: 1.78m, tez blanca y ojos claros HECHOS: -El hombre aborda con insistencia a una joven y su acompañante, diciendo que la conoce y que tiene una cita con él -La joven y su acompañante se alejan pero se percatan de que siguen siendo vigilados
METRO INSURGENTES SUR: Fuera del metro 14:00 h ATACANTE: Hombre 1: 1.75m *Por lo menos una persona dentro del auto HECHOS: Un hombre amenazó e intentó forzar a dos mujeres para que entraran a un auto, hasta que un hombre se acercó y los atacantes huyeron en la camioneta AUTOMÓVIL: Camioneta negra recién pintada
_______ AÑO PASADO _______
*METRO TAXQUEÑA: Transbordo a tren ligero hasta estación Registro Federal 8:40 am HECHOS: -Un hombre la toma del brazo y comienza a actuar como si fuera una discusión de pareja durante 5 estaciones del tren ligero -Como la mujer llama la atención de la gente, el hombre dice que “está en tratamiento psiquiátrico y tiene ataques” -Una mujer se da cuenta y lo aleja de ella
*METRO CONSTITUCIÓN DE 1917: Afuera del metro, sobre Ermita Iztapalapa 20:15 h ATACANTE: -Hombre 1: aproximadamente 25 años, 1.75m, tez morena, bien vestido *Por lo menos un hombre dentro del auto HECHOS: -Una camioneta se acerca hacia ella -Un hombre la jala del brazo hacia la camioneta, fingiendo una pelea de novios -Cuando un policía se acerca a pedirles que se calmen, ella aprovecha para huir AUTOMÓVIL: Camioneta blanca
*METRO SAN JUAN DE LETRÁN: Afuera del metro, hacia la Plaza de la tecnología ATACANTES: -Hombre 1: joven -Hombre 2: joven HECHOS: -Un hombre la toma del brazo diciendo “ven, Fer, vamos por las cosas que quedamos” y ella lo golpea -Se acerca un segundo hombre y le dice “ya vámonos, vieja loca” -Ella dice que no los conoce y pide ayuda a un hombre que va pasando, éste los enfrenta
*METRO GUERRERO: Transbordo a Línea B ATACANTES: -Hombre 1: maduro, tez morena -Hombre 2: bien vestido, joven HECHOS: -El hombre maduro le pide ayuda a la mujer dentro del metro, luego se acerca el hombre joven e intentan que salga del las instalaciones con ellos -La mujer se asusta y una señora se acerca a auxiliarla y a pedir ayuda, los hombres huyen
*METRO GARIBALDI / UAM IZTAPALAPA: Desde el andén de metro Garibaldi hasta el camión que tomó fuera de UAM Iztapalapa ATACANTES: -Hombre 1: 1.70m, robusto, tez blanca, sudadera blanca y gorra HECHOS: -El hombre que la sigue desde el metro se sube por la puerta de atrás al mismo camión que la joven -El atacante se queda en la puerta obstruyendo el paso y comienza a hablar por teléfono, haciendo referencias sobre la joven y dando a entender que un auto los sigue para llevársela -Cerca de dónde la víctima tenía que descender, ésta le escribió a su madre para que la estuviera esperando -El hombre la tomó de la cintura para que se bajara con él, ella se defendió, se alejó y cuando iba a llamar a emergencias, el hombre se bajó del camión
*METRO MERCED: Afuera del metro ATACANTES: -Hombre : alto y delgado -Mujer HECHOS: -El hombre la toma de la cintura afuera del metro, la joven logra zafarse y entra al metro con dirección al poniente -En Salto del Agua, una mujer se le acerca, la toma del brazo y le dice que no haga nada -Se acerca el mismo hombre de antes y ambos intentan sacarla de las instalaciones, pero la mujer forcejea y logra perderse entre la gente
*METRO LA RAZA: Un hombre la abordó en La Raza y la siguió hasta la calle de Donceles ATACANTES: -Hombre atractivo HECHOS: -El hombre la amaga y le dice “no hagas nada pendejo” -Ella llama la atención de unos granaderos, se zafa y el tipo huye
*METRO BALDERAS/ 20 NOVIEMBRE: Dentro del vagón, desde Balderas hasta 20 de Noviembre 10:30 h ATACANTES: -Hombre 1: 30 años, 1.68m, robusto, tez morena clara, nariz redonda, labios largos y delgados, poco pelo -Hombre 2: 25 años, 1.75m, delgado, tez clara, cabello rizado, ojos grandes, nariz aguileña, cara afilada, boca ancha -Hombre 3: 40 años, 1.80m, fuerte y robusto, tez morena, cabello ondulado con gel, ojos pequeños, nariz aguileña, labios grandes HECHOS: -Los hombres siguen a la joven desde Balderas, en Zapata uno de ellos se acerca a pedirle sus datos y se sube al vagón detrás de ella, con dos sujetos más acompañándolo -La joven se baja en 20 de Noviembre y se percata de que los sujetos la siguen, así que pide apoyo de las personas en el andén, quienes la acompañan con los policías de la estación -La joven y los policías salen a esperar la llegada de una patrulla y observan que los atacantes están afuera de la estación esperándola, al ver a los policías, los atacantes huyen
*METRO XOLA: Fuera del metro, caminando hacia el metrobús Xola ATACANTES: -Hombre 1: conductor -Hombre 2: copiloto HECHOS: -La mujer se da cuenta de que un hombre en un auto comienza a seguirla -Posteriormente el hombre y su copiloto se bajan del automóvil y comienzan a perseguirla y a ordenarle que se suba con ellos
submitted by HDLH to mexico [link] [comments]


2019.01.09 04:45 caradebalde Bromas Telefónicas

Empezamos, como todo el mundo, haciendo bromas telefónicas inocentes. Cuando los teléfonos eran negros, a disco y del Estado. Las llamábamos ‘cachadas’ y eran tan antiguas como el invento de Graham Bell. Había una gran variedad de métodos, pero casi todos tenían como objeto molestar a un interlocutor desprevenido; sacarlo de las casillas, desubicarlo. Con el Chiri nos convertimos en expertos cuando promediábamos el secundario. Éramos magos al teléfono. Pero entonces ocurrió una desventura que nos obligó a abandonar el profesionalismo. Una historia que aún hoy me recuerda que llevo la maldad dentro del cuerpo.
Las primeras cachadas infantiles siempre tienen como víctima a personas que se apellidan Gallo. En la guía telefónica de Mercedes había nueve señores con ese fatídico apellido y los llamábamos a todos, uno por uno.
—Hola, ¿con lo de Gallo?
—Sí —decían del otro lado.
—¿Está Remigio?
—Acá no vive ningún Remigio.
—Disculpe, entonces me equivoqué de gallinero —y cortábamos, muertos de la risa.
Existían docenas de estas bromas básicas, y siempre nos las copiábamos de hermanos mayores o primos que ya se dedicaban a otras más elaboradas. Como se comprende, las primeras incursiones en el oficio buscaban sólo la propia risa: una carcajada limpia que no causaba grandes molestias a la víctima. Ah, ojalá nos hubiésemos quedado en ese punto muerto de la infancia, donde no existen la maldad y la culpa. Pero no: debíamos avanzar, y avanzamos.
En los pueblos chicos siempre circulan rumores, informaciones y datos sobre la existencia de vecinos propicios a las cachadas. Vecinos a los que llamábamos ‘chinches’. Se trataba de una clase de señor mayor que, ante una broma telefónica, desataba toda la fuerza de su ira y era incapaz de colgar el teléfono. Alrededor de los diez o doce años, nos llegó una información de primera mano: había que llamar al señor Toledo y decir la palabra clave.
—Hola, ¿hablo con lo de Toledo?
—Sí.
—¿Está “cornetita”?
Ésa era la contraseña para que el señor Toledo, que tenía la voz aguda y estridente, comenzara a insultarnos con frases llenas de palabras groseras, resoplidos desopilantes y desenfrenados neologismos. Nos poníamos el Chiri y yo en el mismo auricular e imaginábamos a Toledo en su casa, en calzoncillos, con los cachetes de color borravino y sacando humo por las orejas. Cuando, a los diez minutos, su diatriba perdía la fuerza y sus pulmones el aire, sólo era necesario decir “pero no se enoje, cornetita” para que todo comenzara otra vez. Era el desiderátum.
Pero el niño crece, y con él madura también la ambición, la estructura dramática y —aún dormida— gana forma la maldad. Con el Chiri no tardamos en aburrirnos de invisibles Gallos y Toledos, que sólo eran voces incorpóreas detrás de un cable, y nos pasamos al nivel de las cachadas en tres dimensiones, que tenían como víctimas a sujetos presenciales.
A las siete de la tarde, el pelado de enfrente comenzaba a cerrar su negocio para volver a casa, sin haber vendido nada en cinco horas de aburrimiento. Nosotros podíamos verlo, resignado, desde la ventana del comedor. Cuando el pelado bajaba la persiana pesadísima del local, justo antes de poner el candado, lo llamábamos por teléfono. El pobre hombre, que no quería perder una venta, se desesperaba y abría otra vez la persiana, corría hasta el fondo del negocio y, al quinto o sexto timbre, decía jadeante:
—Alfombras Pontoni, buenas tardes.
Colgábamos.
Al rato lo veíamos otra vez, humillado y vencido, cerrar la persiana gigante; le costaba el doble. Su vida era una mierda, se le notaba en los ojos y en la curvatura de la espalda. Entonces el pelado escuchaba otra vez el teléfono dentro del local. “Si el que ha llamado antes llama ahora, quiere una alfombra con urgencia”, pensaba el comerciante, y otra vez le bombeaba el corazón, y otra vez levantaba la persiana, otra vez corría hasta el fondo, y otra vez decía ‘alfombras Pontoni, buenas tardes’, con un hilo de voz.
Colgábamos. Colgábamos siempre.
Un día repetimos el truco tantas veces, pero tantas, que al enésimo llamado falso el pelado no tuvo más remedio que decir ‘alfombras Pontoni, buenas noches’.
Hubiéramos seguido así hasta el final de los tiempos, pero un año después nos dimos las narices contra el futuro. Al primer llamado, el pelado Pontoni sacó del bolsillo un mamotreto con antena y dijo “hola”. Se había comprado un inalámbrico.
La llegada de la tecnología, antes que amilanarnos, propició nuevos métodos de trabajo. Cuando en casa tuvimos el segundo teléfono (uno con cable, otro no) con el Chiri inventamos la telefonocomedia, que era una forma de cachada a dos voces con receptor pasivo. Consistía en llamar a cualquier número y hacer creer a la víctima que estaba interrumpiendo una charla privada.
VICTIMA: —¿Hola?
CHIRI (voz de mujer): —...claro, pero eso es lo que te gusta.
VICTIMA: —¿Diga?
HERNAN (voz masculina): —Lo que me gusta es chuparte el culo.
CHIRI: —Mmmm, no me digas así que me se ponen las tetas duras.
VICTIMA: —¿Quién es?
HERNAN: —Yo lo que tengo dura es la poronga, (etcétera).
El objetivo de este reto dramático era lograr que el interlocutor dejara de decir “hola” y se concentrara en nuestra charla obscena, como si se sintiera escondido debajo de una cama de hotel. Cuanto mejores eran nuestras tramas, más tardaba la víctima en aburrirse y colgar. Fue, supongo, un gran ejercicio literario que nos serviría —en el futuro— para mantener a los lectores atrapados en la ficción de un relato. Una tarde, después de diez minutos de telefonocomedia, una de nuestras víctimas comenzó a jadear, y nos dio asco.
Con dieciséis años, o diecisiete, ya podíamos considerarnos profesionales del radioteatro. Habíamos ganado en pericia escénica, en impronta y, sobre todo, en naturalidad de reflejos. El Chiri y yo faltábamos a las clases vespertinas de gimnasia y nos encerrábamos en casa con dos o tres teléfonos, un grabadorcito Sanyo y algunos elementos para generar sonidos de lluvia, de tráfico, de incendio, de ventisca. También teníamos a mano claras de huevo, por si era necesario cambiar los matices de la voz.
No nos hacía falta hablar entre nosotros: nos comunicábamos con gestos y miradas, como locutores de radio detrás del vidrio. Hacíamos magia. Éramos capaces de mandar a un desconocido a la Municipalidad a buscar un impuesto inexistente, seducir a la secretaria de un médico hasta enamorarla, hacer sonar la sirena de los bomberos en el momento que se nos ocurriera y convencer al kiosquero de la Diecinueve casi esquina Treinta que estaba saliendo en directo para una radio de Luján.
Nos creíamos dioses, y quizás por eso tocamos fondo en el cenit de nuestra gloria.
Promediaba el año ochenta y ocho. Lo recuerdo porque ya usábamos relojes digitales para cronometrar nuestras hazañas. Era de noche y mis padres no estaban en casa. Hacía horas que, con el Chiri, jugábamos un juego apasionante: hacer durar a la víctima en el teléfono a cualquier precio. Cuando te convertís en un profesional de la cachada volvés a lo básico, a lo simple. El mecanismo del juego era llamar a cualquier número y sacar una conversación de la nada. El reloj corría desde el “hola” y hasta el “clic” de cierre.
Esa noche Chiri llevaba una performance ideal: había logrado una conversación de diecisiete minutos y doce segundos con una señora, diciéndole que hablaba desde la tintorería. Tuvieron una charla graciosísima sobre el planchado en seco y acabaron cantando “Nostalgias” a dúo. Chiri la paseó por donde quiso, con guiños magistrales y toques de genialidad. Era imposible que yo pudiera superar esa maniobra.
Tiré los dados. Me salió el 24612. Marqué el número. Chiri tenía el cronómetro en la mano y me miraba cancherito. Cuando la voz de una vieja dijo “hola” comenzó a correr el segundero.
Yo había desarrollado una técnica, una marca de la casa, que sólo usaba en momentos clave. Era un sistema muy arriesgado que consistía en poner una voz masculina estándar, atónica, pausada, y provocar que la víctima adivinase mi identidad. Aquella noche, en la que sería la última cachada de mi vida, utilicé este método.
—¿Quién habla? —preguntó la vieja después de mi “hola”.
—Lo que faltaba —dije— ¿Ya ni de mi voz te acordás?
Eso era un peón cuatro rey. La apertura clásica. Generaba del otro lado sensación de familiaridad. Siempre hay un sobrino que ha crecido y le ha cambiado la voz, o un ahijado; siempre.
—No sé —dijo la vieja—. ¿Con quién quiere hablar?
—¡Con vos, boludona! Jugada arriesgadísima.
Yo estaba sacando la reina al medio del tablero. Muy poca gente del entorno de una vieja le dice “boludona”. Pero si quería superar el tiempo de Chiri, tenía que actuar como un kamikaze. Funcionó:
—¿Daniel! —dijo ella, en ese tono intermedio entre la interrogación y la exclamación. El tono se llama deseo.
La entonación del nombre propio me dio un millón de pistas. Daniel no era un sobrino, ni un ahijado, porque el grito de la vieja había sido estremecedor. No podía ser más que un hijo. Posiblemente, único. Y ese mismo dato me llevaba a otra cosa: el hijo vivía lejos y no era muy dado a llamar a su madre. Me tiré de cabeza:
—¡Claro, mamá! ¿Quién va a ser?
—¡Dani, Danielito! —sollozó la vieja, mientras Chiri, en silencio, se sacaba de la cabeza un imaginario sombrero, rendido ante mi jugada.
Ahora, el tiempo corría de mi parte. Me fui a caminar con el inalámbrico, para que Chiri no intentara hacerme reír con gestos. Él se quedó escuchando desde el fijo. En cinco minutos supe que Daniel vivía en el sur (“¿y hace frío ahí?”, preguntó la vieja en pleno septiembre) y también que la relación entre ellos no había sido, en los últimos años, muy afectuosa.
—Papá hubiera querido que estuvieses en su entierro.
—No es fácil, mamá. Hay heridas abiertas, la vida no es tan simple.
Supe que Daniel tenía una esposa, la Negra, y dos hijos. El más chico, Carlitos, no conocía a su abuela. Supe también que la ciudad en la que vivía Daniel era Comodoro Rivadavia, y que trabajaba en una fábrica de televisores. A los doce minutos de charla, cuando ya todo estaba encaminado para superar el récord del Chiri, la vieja empezó a sospechar algo, comenzó a hacer preguntas ambiguas, y debí improvisar.
—¿Pero cómo es que te escucho tan cerquita, nene? —quiso saber ella, y entonces no tuve opciones.
—Mamá —dije, sorprendido por mi crueldad—. Estoy acá, en la Terminal.
Del otro lado escuché un silencio, y después un llanto contenido. Me di vuelta buscando los ojos de Chiri, que me miraba pálido. No sonreía. Yo sentí, por dentro, la pulsión de la maldad. La sentí por primera vez en la vida. Estaba en el estómago, en el pito y en el cerebro al mismo tiempo, como una santísima trinidad diabólica. Con un gesto, le pregunté a Chiri qué tiempo llevaba. Dieciséis minutos.
—No llores, viejita —dije.
—¿Habías venido ya otras veces a Mercedes? —me preguntó con la voz rota— A veces sueño que venís, de noche, y que no pasás por casa...
—No. No, no... Es la primera vez que vengo, te lo juro. Pero no quería aparecer así, de golpe. Por eso te llamé.
—¡Hijo! —gritó ella, desgarrada— ¡Colgá y apurate, vení, vení!
Casi diecisiete minutos, hacía falta algo más. Cuando supe lo que iba a decir, mi puño izquierdo se cerró. Ahora creo que la maldad ya me había invadido. Creo que no era yo el que hablaba. Eso que no sabemos qué es, eso que nos hace humanos y horribles, ahora estaba enquistado en mí y yo era su marioneta.
—Tengo que hacer un par de cositas antes, y después voy a casa —dije— . Escucháme, mamá. ¿Me hacés canelones? Estoy muerto de hambre.
—Claro, Dani.
—Siempre extraño tus canelones.
—Apurate, yo ahora te hago.
—Un beso.
—Chau, nene. Estoy toda temblando, apuráte.
Y la mujer colgó.
Lo miré a Chiri, que tenía la vista en el suelo. No me miraba, supongo que no podía verme a la cara. Ni siquiera se acordó de parar el cronómetro, así que tampoco supimos quién ganó.
Estuvimos un rato largo en los sillones, sin decirnos nada.
Media hora más tarde entendimos que en alguna parte de Mercedes había una casa, que en esa casa había una mesa, y que en esa mesa ya humeaba un plato caliente. Nuestra infancia tardía, aquella ingenuidad, supimos entonces, iba a durar hasta que se enfriaran los canelones de Daniel.
Autor : Hernán Casciari

Más: https://cuentosdecasciari.blogspot.com/2019/01/la-desgracia-llega-en-sobres-papel.html
submitted by caradebalde to ClubdelecturaChile [link] [comments]


J Balvin revela si está saliendo con Valentina Ferrer ... MARY JANE SALIENDO CON UN BANDIDO!?  60 Seconds ... ESTO SE ESTÁ SALIENDO FUERA DE CONTROL OVNIS SOBRE ... Luciana Salazar está saliendo con un famoso político ... Estoy saliendo con un chavon. - YouTube ENTRANDO EM UM BURACO NEGRO! (360º) - YouTube Nefes está embarazada-MAR NEGRO - YouTube Tu Negro Esta Sufriendo Sur Caribe Dj JB - YouTube CUANDO ACABARA EL AGUJERO NEGRO? QUE ESTÁ PASANDO EN FORTNITE?

Esposa Saliendo Con Hombre Negro - scs cantabria cita previa

  1. J Balvin revela si está saliendo con Valentina Ferrer ...
  2. MARY JANE SALIENDO CON UN BANDIDO!? 60 Seconds ...
  3. ESTO SE ESTÁ SALIENDO FUERA DE CONTROL OVNIS SOBRE ...
  4. Luciana Salazar está saliendo con un famoso político ...
  5. Estoy saliendo con un chavon. - YouTube
  6. ENTRANDO EM UM BURACO NEGRO! (360º) - YouTube
  7. Nefes está embarazada-MAR NEGRO - YouTube
  8. Tu Negro Esta Sufriendo Sur Caribe Dj JB - YouTube
  9. CUANDO ACABARA EL AGUJERO NEGRO? QUE ESTÁ PASANDO EN FORTNITE?

Video oficial de Telemundo Suelta La Sopa. J Balvin estuvo en entrevista exclusiva en la que nos dio más detalles sobre su vida amorosa y nos reveló que está... Momento emitido el viernes 16 de agosto de 2019 en Showmatch. Mi Facebook Hay Se Los Dejo https://www.facebook.com/jorge.balanta1?ref=tn_tnmn Fiama 15 Años - Multicolor Producciones Esta Mary Jane es toda una Loquilla. MARY JANE SALIENDO CON UN BANDIDO??? Hoy toca 60 Seconds! Reatomized :) ¿Te gusta mi contenido? ¡Suscribirse es gratis! ... Otro Caleli viene en camino... CUANDO ACABARA EL AGUJERO NEGRO? QUE ESTÁ PASANDO EN FORTNITE? ... JUGANDO CON EL KUN ... (Capítulo 1 - Capítulo 2 Temporada 2) en UN VIDEO - Duration: 28:07. JorgeIsaac115 ... Entre em primeira pessoa em um buraco negro nessa incrível simulação em realidade virtual! Aperte as teclas do teclado, olhe em volta com o seu celular ou us... Esto se está saliendo fuera de control... cada vez se están viendo más OVNIS y cada vez están saliendo más eventos para confundir la realidad. Merchandising:...